FOTOGALERÍA

"Huidobro se ganó la consideración y el respeto de las Fuerzas Armadas"

El comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, dijo en el sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro que "pude descubrir a una persona que se tomó su función en serio. Y así se fue ganando poco a poco el respeto y la consideración de las Fuerzas Armadas".

Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Velorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Velorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Fernando Ponzetto
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores
Velatorio de Eleuterio Fernández Huidobro. Foto: Francisco Flores

Las principales figuras del gobierno uruguayo, así como dirigentes políticos, jerarcas militares e integrantes del MLN-T le dieron esta tarde la última despedida a Eleuterio Fernández Huidobro, cuyos restos ya descansan en el Cementerio del Buceo (Panteón Casmu).

En el sepelio, varias figuras políticas y militares hicieron uso de la palabra. El comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, dijo que en Fernández Huidobro pudo "descubrir a un ser humano excepcional, a una persona singular, a una persona que tomó su función en serio", que de esa forma "se fue ganando poco a poco el respeto y la consideración de las Fuerzas Armadas".

El expresidente José Mujica tomó el micrófono y con lágrimas en los ojos dijo: "Simplemente diré a nombre de los viejos compañeros que pertenecemos a un tiempo que se va, que soñamos con un mundo en que lo mío y lo tuyo no nos separara, que seguramente nos equivocamos mucho y hemos estado prisioneros de pasiones, de sueños de un mundo mejor, de esperanzas que pagamos con desalientos, con derrotas, siempre con una cuota de esperanza para levantarnos y volver a empezar".

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, afirmó por su parte que "para medir la dimensión de algunos hombres no alcanza con tener en cuenta lo que hicieron, sino las circunstancias en que lo hicieron. El 'Ñato' vivió circunstancias difíciles, no solo apremios".

Y agregó que "para tomar decisiones que van contra lo que uno ha hecho, hay que tener una honestidad intelectual muy grande para tomar decisiones que no sean equivocadas.

El titular de Interior recordó que luego de salir de la cárcel, en 1984, "Fernández Huidobro fue quien dio una conferencia de prensa en los Conventuales donde anunció que se había decidido seguir la vía democrática como forma de ayudar a fortalecer la democracia. Ahí planteó que era imprescindible seguir trabajando para fortalecer una democracia primaveral. Luego fue consecuente, absolutamente consecuente con ese compromiso".

Estaba internado en coma inducido.

El ministro de Defensa falleció en la madrugada de este viernes 5 de agosto, según informó el Ministerio de Defensa en un comunicado. Estaba internado en el Hospital Militar desde hacía varios días a consecuencia de un grave cuadro respiratorio (EPOC). 

El velatorio se realizó desde de las 9 de la mañana en el Salón de Honor del ministerio. A las 15 horas partió el cortejo fúnebre hacia el Cementerio donde recibiió honores de ministro de Estado. 

El presidente Tabaré Vázquez llegó al velorio poco antes de las 13 horas, minutos después de que llegaran al lugar el secretario y prosecretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma y Juan Andrés Roballo.

También estuvieron presentes el expresidente José Mujica y la senadora Lucía Topolansky, así como el ministro del Interior Eduardo Bonomi, la titular de Relaciones Exteriores Rodolfo Nin Novoa y la ministra de Industria Carolina Cosse, entre otras autoridades. Además, llegaron al lugar los senadores nacionalistas Jorge Larrañaga y Javier García, así como el cardenal Daniel Sturla.

Mujica, amigo y compañero del MLN de Fernández Huidobro, dedicó su audición radial para despedirlo: "Estos son los momentos en que quisiera poder creer que hay otra vida y otros encuentros como siempre".

Eleuterio Fernández Huidobro nació en Montevideo, el 14 de marzo de 1942. Cursó estudios primarios y secundarios en el Colegio y Liceo Santa María de los Maristas.

Fernández Huidobro fue uno de los fundadores y principales dirigentes del Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros. Fue el autor de varios operativos realizados por la guerrilla y también de documentos donde se explican los pensamientos del grupo, de visión marxista e inspirados en la revolución cubana de 1959.

Según el propio Fernández Huidobro, el movimiento guerrillero nació formalmente en 1965, aunque en 1963 ya habían realizado dos asaltos: uno al Tiro Suizo y otro al Banco de Cobranzas.

Empleado bancario, militó en el Movimiento Revolucionario Oriental (MRO) fundado por Ariel Collazo en 1961. A partir de 1962 integró “el coordinador” de pequeños grupos de izquierda que discutieron la creación de una organización guerrillera en Uruguay y que realizó algunas acciones, como el robo de fusiles en 1963 en el Tiro Suizo, cercano a Nueva Helvecia, y asaltó numerosos bancos.
Los tupamaros

Junto a Raúl Sendic y Tabaré Rivero Cedrés, integró la primera dirección del MLN-Tupamaros, creado formalmente a mediados de 1965 en una reunión realizada en Parque del Plata, y en los años siguientes redactó algunos de sus principales planes y documentos políticos.

Fue apresado el 8 de octubre de 1969, segundo aniversario de la caída de Ernesto “Che” Guevara en Bolivia, cuando los tupamaros se retiraban tras copar centros neurálgicos de la ciudad de Pando.

El 6 de setiembre de 1971 participó de la fuga de la cárcel de Punta Carretas de 106 tupamaros y cinco presos comunes. El episodio, que se desarrolló a menos de tres meses de las elecciones nacionales, en las que el presidente Jorge Pacheco Areco intentaba la reelección, llevó al gobierno a encomendar a las Fuerzas Armadas la dirección de la lucha antisubversiva.

Prisión

Cayó prisionero, herido, el 14 de abril de 1972, cuando los tupamaros mataron a tres presuntos integrantes de un “escuadrón de la muerte”, entre ellos Armando Acosta y Lara. Esa jornada sangrienta implicó la muerte de 13 personas (ocho tupamaros, un civil, tres policías y un oficial de la Armada) y fue el principio del fin de la organización guerrillera, desbaratada en los meses siguientes.

Detenido en un cuartel, participó en las negociaciones con oficiales del Ejército de una rendición del MLN supeditada al cumplimiento de un programa político-económico. Las negociaciones fueron desautorizadas luego por los mandos de las Fuerzas Armadas y el presidente Juan María Bordaberry.

Los "rehenes"

A partir de 1973, bajo un gobierno dictatorial, junto a José Mujica, Mauricio Rosencof, Henry Engler, Raúl Sendic, Adolfo Wasem, Jorge Manera Lluveras, Julio Marenales y Jorge Zabalza, integró el grupo de nueve “rehenes” que las Fuerzas Armadas mantuvieron en severas condiciones de reclusión bajo amenaza de que serían ejecutados si se realizaban atentados contra miembros de las fuerzas de seguridad.
Publicación de libros

Recuperó la libertad en marzo de 1985, después que el nuevo Parlamento democrático votara una ley que en los hechos significó una amnistía tardía para los presos acusados de delitos de sangre por motivos políticos.

Tuvo un papel central en los medios de comunicación de los tupamaros, como el semanario Mate Amargo y la radio Panamericana, y publicó varios libros sobre experiencias personales y de su organización: Historia de los tupamaros (tres volúmenes, a partir de 1986), Memorias del calabozo (junto a Mauricio Roscencof, tres volúmenes, 1987-1989), La tregua armada (narración de las negociaciones con los militares en 1972, editado en 1987), El abuso (sobre la fuga de Punta Carretas de 1971, editado en dos tomos en 1990) y En la nuca (sobre las divisiones internas en el MLN a partir de 1973, editado en 2000).

Creación del MPP e ingreso al Parlamento

También cumplió un papel central en la reorganización de los tupamaros, que ingresaron al Frente Amplio en 1989, no sin resistencias, y ese mismo año optaron por la lucha electoral tras crear el Movimiento de Participación Popular (MPP). Entre 1995 y 2000 fue suplente del senador Helios Sarthou y comenzó a escribir columnas en el diario La República.
En 1999 fue electo senador para el período 2000-2005 y reelecto en 2004 para el período 2005-2010.

En agosto de 2007 renunció (“licencia por tiempo indeterminado”) al MLN “tras una larga historia de discrepancias”, según escribió. En 2008 también renunció al MPP, aunque dentro del Espacio 609, que integra el MPP, creó su propio sector: Corriente de Acción y Pensamiento - Libertad (CAP-L).

En 2009 fue electo senador para el período 2010-2015. Se opuso a la propuesta del Frente Amplio de una ley interpretativa a la ley de la Caducidad de 1986, que concedió una amnistía a militares y policías acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de 1973-1985. En abril de 2011 votó esa norma en el Senado por disciplina partidaria y de inmediato renunció a su banca

Dos meses después asumió como ministro de Defensa Nacional, tras la renuncia del titular de la cartera, Luis Rosadilla. Ocupó ese cargo hasta el final de la administración presidencial de Mujica. En 2014, luego de volver a ser electo presidente, Tabaré Vázquez anunció que ratificaría a Fernández Huidobro al frente del ministerio, cargo que desempeñó hasta su muerte. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)