inn content para dove 

Huellas en el cuerpo que inspiran historias


Jabón Dove lanzó la segunda edición de Memorias de Piel, un libro en base a relatos de uruguayos con distintas marcas en el cuerpo.

El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.
El libro fue publicado en mayo, y en pocas semanas agotó los 1000 ejemplares.

Muchas veces, descubrir que alguien pasó por una situación similar a la nuestra puede resultar una inspiración. Y este es el objetivo de Dove con Memorias de Piel, un libro que recopila 15 relatos de uruguayos que llevan con orgullo diversas marcas en la piel. Escrito por la periodista Blanca Rodríguez y con fotografías de Susette Kok, el libro agotó su primera edición y, desde hace algunas unas semanas, está disponible la segunda.

Según Teresa Cometto, gerente de Marketing de Unilever, la campaña conjuga dos principios esenciales para Dove: el cuidado de la piel y la aceptación de uno mismo. “El propósito de Dove es que las personas logren la mejor versión de ellas mismas, y la piel es muy importante en ese sentido. Es el elemento con el que nos presentamos ante los demás, y refleja nuestra vida y nuestras experiencias, que pueden ser buenas o malas, alegres o tristes, pero en definitiva son las que nos hicieron”, dice Cometto.

La idea de este libro surgió a partir de la última campaña internacional de Dove, basada en la vida de Carol, una brasilera que empezó a utilizar la barra de jabón cuando se realizó su primer tatuaje a los 18 años. Desde entonces los tatuajes han sido para ella tanto una forma de expresión como un refugio ante las adversidades. Como, por ejemplo, la operación al corazón a la que fue sometida. Según Cometto, a partir de esta historia Dove decidió darle un perfil local a la campaña, y publicar un libro con testimonios uruguayos similares a los de Carol.

Gran parte de la llegada de Memorias de piel al público se debe a la identificación con los protagonistas, personas públicas y anónimas que trascienden las barreras de género, edad, profesión y clases sociales. Manchas, cicatrices, tatuajes y hasta arrugas son las huellas de estos protagonistas, que de forma accidental o buscada la vida les imprimió en su cuerpo. El elemento común es que, para todos ellos, las huellas resultaron un elemento enriquecedor. Y por eso las llevan con orgullo.

Así, uno puede leer historias donde una mancha pasa a ser un elemento de identidad. Por ejemplo, está la historia de Carolina García que creció apreciando el angioma de su rostro gracias a que su familia le hizo sentir esa marca como una bendición. O la de la cantante Francis Andreu, a quien el cuartetero Rodrigo le “curó” el trauma al elogiarle la cicatriz que le quedó cuando a los 14 años la mordió un perro, desgarrándole el labio y parte del mentón.

Algunas cicatrices revelan lesiones más graves, que el tesón y el apoyo de la familia ayudaron a superar. Como la de Juan Manuel Hernández, quien padece de cardiopatía congénita y desde los 12 años vive con un marcapasos, sin que eso haya alterado su rutina deportiva. O la del músico Martín Buscaglia, que cada vez que toca le gusta mostrar la cicatriz que le quedó en el brazo luego de un accidente automovilístico, porque “le sabe a vida recorrida, a piedra rodando”.

Para otros, las marcas son gajes del oficio, resultado de años dedicados a una profesión que exige al cuerpo. Es el caso de la bailarina del Ballet Nacional del Sodre Giovanna Martinatto, o de María Flores, presidenta del Sindicato de Mujeres Rurales. También están quienes utilizan la piel como un lienzo para inmortalizar una experiencia, como la velerista Dolores Moreira, quien se tatuó los aros olímpicos luego de participar en los Juegos de Río, o Josefina Tramontín, la fan que se tatuó la firma que Paul Mc Cartney estampó en su espalda antes de su primer concierto en Uruguay.

Además de los mencionados, los otros protagonistas que componen el libro son Cristina Morán, Fernando “Lobo” Núñez, Clara Ramos, Tatiana Sandberg, Malena Raffo, Victoria Césperes y Gastón Ramírez. Y sus relatos valen la pena.

Donación

Otro factor que despertó el interés del público fue el fin benéfico. Todo lo recaudado por las ventas de la primera edición de Memorias de Piel se destinó a la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital Pereira Rossell, y esta segunda edición seguirá el mismo camino.

La donación de Dove se suma así a otras instituciones, como la del Ballet Nacional del Sodre, que fue destinada a la adquisición de un equipo de Fototerapia, una técnica de tratamiento que emplea radiaciones electromagnéticas para el tratamiento de enfermedades. Con los fondos de Dove, se acondicionará el sector y se comprarán los insumos necesarios para poner en funcionamiento dicho equipo.

Pero el aporte de Memorias de Piel no se limita a lo económico. Según el Dr. Rodrigo Barcelona, director del Hospital Pereira Rossell, el principal aporte del libro es concientizar sobre la frecuencia de las marcas y enfermedades en la piel, que muchas veces estigmatizan, y así mostrar el trabajo de las distintas especialidades pediátricas que asisten a los niños en estos casos.

Según el director, las lesiones congénitas como manchas en la piel de tipo vascular o de pigmentación son uno de los principales motivos de visitas al hospital, y a partir de la publicación del libro se produjo un aumento de las consultas vinculadas a lesiones y marcas permanentes en la piel.

“El rol de los especialistas es acompañar el crecimiento de los niños con marcas en la piel, ya que el grado de resiliencia en cada uno es distinto, y esto puede llevar tanto a la aceptación de estas huellas como a un impacto negativo en la calidad de vida. En este sentido, debemos ofrecer a los niños la contención necesaria y la posibilidad de tratamientos”, concluyó.

"Memorias de Piel"

Memorias de Piel es un libro corto, de 60 páginas, con un formato y una estética que lo hace muy atractivo. Los textos breves y reveladores de la periodista Blanca Rodríguez lo hacen ágil de leer, y las fotografías íntimas y de gran tamaño de la documentalista holandesa radicada en Uruguay, Susette Kok, lo convierten en un objeto de colección. El libro fue presentado en mayo y agotó los 1000 ejemplares que salieron a la venta. Esta repercusión generó que Dove lanzara una segunda edición, que ya se encuentra a la venta en los locales de la cadena Farmashop y librerías de todo el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)