MUNDO MARINO EN PUNTA DEL ESTE

Hoy se hará el traslado de la loba y su lobezno

Para voluntarios de Socobioma, es la mejor decisión; los llevarán en una lancha de Ades a Isla de Lobos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ricardo Figueredo

El operativo para el traslado de la loba o leona marina que el pasado martes llegó a parir a la playa de Manantiales, en Punta del Este, se realizará hoy sábado. Voluntarios de la ONG Sociedad para la Conservación de la Biodiversidad de Maldonado (Socobioma) coordinaron para eso con la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, con los voluntarios del mar de ADES y efectivos de prefectura naval.

El traslado hasta la Isla de Lobos se realizará en una embarcación que la ONG considera la mejor para este tipo de procedimientos; los 400 dólares que cuesta su alquiler se reunieron gracias al aporte de ex-voluntarios de la ONG.

En el tarde de ayer se estaba preparando una construcción especial de traslado, en madera, en base a instrucciones recibidas por el director Alberto Ponce de León. La "jaula" fue diseñada para facilitar las maniobras de embarque y desembarque, asegurando la integridad de la loba y su cachorro.

La veterinaria Lourdes Casas es quien ha estado a cargo del control sanitario del cachorro y su madre, una otaria flavescens, de color parduzco y con un peso cercano a los 200 kilos.

Estos mamíferos, durante el verano, en diciembre y enero, se trasladan a parir a sitios protegidos, a diferencia de lo que pasó en Manantiales, en una playa que suele ser muy concurrida por los turistas.

La loba y el lobezno según se informó desde Socobioma, estuvieron en espera en una jaula, "que si bien no es la mejor forma, es la única alternativa por no contar con un lugar fisico adecuado donde tenerlos".

El pasado miércoles, un veraneante había decidido por su cuenta soltarlos del lugar en que habían sido alojados en Hidrografía del Puerto de Punta del Este. Pero esa misma persona terminó comprendiendo los peligros ante los que podían quedar expuestos los lobos, sobre todo el recién nacido, y colaboró en la ubicación de ellos en una jaula.

Contrapunto.

Ante objeciones puntuales al traslado, de quienes argumentan que puede ser un riesgo llevarlos a la isla puesto que allí podría darse la reacción violenta de otras lobas contra el lobezno, Socobioma respondió que "corrían peligro y es imposible esperar el tiempo necesario para que ambos se fueran por sus medios".

Como ejemplo, se recuerda que justamente el pasado martes, en el balneario San Bernardo de Argentina, los bañistas sacaron del agua a un delfín bebé y terminaron matándolo por imprudencia mientras se sacaban selfies.

"Los retiramos cuanto antes. Tenemos cierto temor que tanto la madre como la cría pudieran también ser atacados por los perros del lugar", había declarado el pasado martes a El País Fabricio Corderí, integrante de la ex ONG Socobioma, que está prácticamente desmantelada por falta de respaldo estatal y privado.

De cara al mar.

Hace más de tres años que Socobioma no realiza tareas de rescate y rehabilitación, pero un grupo de ex voluntarios de la organización sintieron en estos días la necesidad de actuar, dentro de lo posible, frente a la aparición de los animales en la playa Terrazas de Manantiales.

Luego de muchos intentos y de golpear muchas puertas, la ONG decidió cerrar el área de rehabilitación en septiembre de 2013, aunque no se da por desaparecida en tanto realiza investigaciones y divulgación.

En aquel momento, los lobos marinos fueron reinsertados en la Isla de Lobos. En abril, la ONG ya había suspendido el rescate de pingüinos por falta de instalaciones adecuadas. Por entonces se calculaba que necesitarían US$ 170.000 para construir un lugar fijo en donde desempeñarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados