PABLO INTHAMOUSSU

"Es hora de eliminar el porcentaje a inspectores por multas aplicadas"

Director de Movilidad de la IMM busca cambios profundos y admite que hay temas en el “debe” con la ciudadanía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Inthamoussu. Foto: Ariel Colmegna

Desde hace tres meses y medio Pablo Inthamoussu es director de Movilidad Urbana de la Intendencia. Antes estuvo al frente de la Unasev y hace muchos años fue presidente de Adeom. También desde hace décadas está vinculado al Carnaval.

El jerarca de las áreas más cuestionadas de la IMM (que según las encuestas son el tránsito y el transporte por encima de la limpieza), es partidario de quitar el porcentaje que cobran los inspectores por multas aplicadas. Al mismo tiempo, aspira a "limpiar" la imagen pública de su cuerpo inspectivo haciéndolo trabajar de lunes a viernes en tareas inherentes a la movilidad y poniendo el énfasis en la fiscalización los fines de semana.

Admite que la Intendencia no está por el momento en condiciones de garantizar el cumplimiento de la regulación de aplicaciones que ayer aprobó la Junta Departamental en medio de un escándalo. Y reconoce que está en el "debe" con los ciudadanos que son coaccionados por los "cuidacoches" en los espectáculos púbicos.

—¿Hace un mes y medio que gestionamos esta entrevista con su encargada de prensa ¿Tiene más trabajo ahora que cuando estaba en la Unasev?

—Sí. El volumen de asuntos es notoriamente mayor y diferente; la Unasev es más la construcción de una política nacional, tiene otro perfil. Esto es un poco eso pero tiene también la cotidiana de un servicio que involucra a más de 600 personas. Y está toda la parte administrativa que no se ve pero que lleva mucho trabajo.

—¿Mucha burocracia?

—Mucha burocracia pero bien entendida, porque atrás de cada expediente hay una persona. Por eso yo le doy bastante importancia a esos papelitos con números, que a veces llevan una atención bastante personalizada con el ciudadano.

—¿Cuántas infracciones se constataron en estos 4 días de fiscalización electrónica?

—Muchísimas menos de las que veníamos detectando. Cuando publiquemos los números se van a dar cuenta de lo que estoy diciendo. Ya hubo una reducción importante de infracciones cuando se instalaron las cámaras en mayo. Ahora hay otro escalón y la idea es que siga así hasta llegar al mínimo indispensable.

—¿Por qué no quiere dar los números?

—No es que no quiera; quiero ser cauteloso porque es un volumen muy grande de registros y de información. A nivel estadístico aprendí algo trabajando junto a Gerardo Barrios en la Unasev: cuando se analiza, para que haya rigor, tienen que ser períodos más extensos. Estamos analizando los datos, preferimos publicar por lo menos un trabajo de 15 días.

—¿Cuál va a ser la obra de Movilidad más importante que se concrete en este período?

—Quizás la que va a llamar más la atención va a ser la del pasaje subterráneo por debajo de Centenario, en el cruce con Avenida Italia. Hoy es el punto más saturado. Pero a nivel de impacto en los barrios, creo que las de Cibils, Belloni y San Martín van a ser más perceptibles para los vecinos. Son cuatro obras del Fondo Capital muy importantes.

—¿Quedó descartado el proyecto de un paso a desnivel en Avenida Italia y Br. Artigas?

—No del todo, pasó si se quiere a un segundo escalón en materia de prioridades. Todavía no tenemos bien definido qué se va a hacer en la zona, que es muy compleja sin dudas. Está un poco enganchado el tema con lo que se resuelva en cuanto a racionalización de líneas de transporte en Avenida Italia, 8 de Octubre y 18 de Julio. Esa "cuenca" de tres vías principales la estamos analizando en su conjunto y también por separado. Seguramente alguna intervención va a haber, no se si por pasajes subterráneos en alguna de estas vías. Hay ideas sobre estacionamientos subterráneos en la zona, pero no tenemos el nivel de definición que sí tenemos para Centenario y Avenida Italia.

—¿Cómo se puede mejorar la imagen de los inspectores?

—No solo se puede mejorar, sino que tenemos que hacerlo. Y no es solo la imagen, lo que tenemos que mejorar es el trabajo. Estamos planteando como desafío trabajar mucho más en un perfil de movilidad de lunes a viernes y no tanto de fiscalización. Darle mucho más énfasis a trabajar en los lugares donde todavía no tenemos la tecnología para sincronizar los semáforos e incluso trabajar manualmente con algunos de ellos, como se hacía hace muchos años en las esquinas de Avenida Italia con los "operativo retorno". O sea, más que controlar las infracciones, agilitar el tránsito. De alguna forma se está haciendo, porque hay un trabajo diario en la fuente luminosa de Parque Batlle y se está haciendo lo mismo en Belloni y Osvaldo Cruz, un cruce complicado.

—Mucha gente siente justamente que hay una fiscalización excesiva y no tanto una colaboración del inspector para mejorar el tránsito…

—Sí, se ha ido generando esa imagen. Pero a veces se transforma también en una especie de mito urbano. Pero si el objetivo de los cuerpos de fiscalización fuera la multa, no pararían nunca de poner infracciones. Obviamente se han cometido errores que pueden haber abonado esa hipótesis, pero diariamente se hacen otro tipo de tareas. Queremos que la figura del inspector esté más asociada al trabajo en una feria para canalizar el tránsito, o que ayude a la salida de una escuela a cruzar la calle.

—¿Le parece bien que el inspector cobre una comisión por aplicar una multa?

—En lo personal creo que es el momento de cambiarlo. Esta famosa "comisión" es una partida que no la cobran solo los inspectores. Se generó en la División Tránsito en 1989 o 1990 porque había otro problema del que ya no se habla porque no existe. O si existe, es mínimo (por lo menos, nosotros no tenemos conocimiento). Estaba enquistado en esta Intendencia y en la Policía el problema de la corrupción, el "arreglo" en forma directa con el funcionario. Una política para combatirlo es la investigación y la sanción, pero la otra es el incentivo económico para que el funcionario no tenga una tentación...

—Pero con ese concepto habría que otorgarle partidas especiales al presidente de la República, a los ministros, a los directores de entes…

—Claro, por eso digo que nada es lineal. Yo entiendo que es el momento de revisarlo, sin generarle perjuicios a nadie. Así como en la administración existen los compromisos de gestión, capaz que el beneficio se puede atar a eso. Se puede atar a otro tipo de resultados, que pueden ser la baja de la siniestralidad vial, la fluidez del tránsito, etcétera.

—¿Cómo es posible que haya "cuidacoches" que pidan $ 100 por estacionar a la salida de un espectáculo público? La Intendencia tiene tantos inspectores como policías a su servicio para combatir el problema. Debería ser sencillo.

—Si hubiera algo sencillo ya estaría solucionado, porque nadie es tan negligente como para no solucionar algo que se puede arreglar…

—Hay veces que hay que tomar una decisión política...

—Evidentemente, pero no es sencillo, porque por algo no se solucionó. Y no quiero echarle la culpa a nadie. Creo que sí, que hay que tratar de evitarlo, hay que entrarle a ese tema. En el Prado se hizo un trabajo interesante, codo a codo con la Policía. Reconozco que el tema de los eventos es una materia pendiente. Para poder atacarlo y resolverlo, tenemos que esperar algún momento en el que no haya otras prioridades.

—El proyecto para regular las apps fue criticado por Defensa de la Competencia, Unott, taxistas, conductores de aplicaciones y la oposición política. ¿La IMM está preparada para controlar su cumplimiento?

—Al día de hoy, no. Tenemos por suerte un período en el que se va a establecer la reglamentación. Y se supone que va a haber recursos que van a provenir del canon que les vamos a cobrar a estas plataformas.

18 sin autos, con bicicletas y ómnibus eléctricos.

—¿Se va a prohibir que los automóviles particulares circulen por 18 de Julio? ¿Qué medidas se manejan para agilitar el tránsito en la zona céntrica?

—Estamos planteando ese tema particularmente tomando como eje central a 18 de Julio. Ya hay algunas definiciones, como la de darle un mayor espacio al peatón en 18 de Julio y poner ciclovías. No estamos en la etapa del proyecto ejecutivo, pero son definiciones ya tomadas. También la de retirar los vehículos particulares en 18, con determinados horarios que estamos estudiando. Y tenemos la ilusión —esto es lo que está más verde por ahora— de que el transporte colectivo que circule por nuestra principal avenida sea eléctrico. Cuando definamos el proyecto, evidentemente vamos a tener repercusión en las principales calles paralelas. Estamos estudiando todo ese combo, pero todavía no hay definiciones concretas. El Centro de Gestión de la Movilidad seguramente incorporará a 18 de Julio y capaz que alguna de estas arterias.

—¿Hay ideas de peatonalizar total o parcialmente algunas calles?

—Está en fase de estudio, pero creo que es una tendencia de la Ciudad Vieja la de seguir incorporando vías peatonales. Y se está estudiando hacia el lado del Centro. A raíz de las obras en la calle Buenos Aires pudimos ver que el recorrido de los ómnibus por Reconquista puede ser una alternativa, porque es una vía bastante más ancha que Buenos Aires. Nos dicen los que saben de esto que Buenos Aires tiene un valor importante arquitectónicamente. Podría venir por el lado de Buenos Aires la parte de ampliar la peatonalización.

—La IMM ya ha dicho que los procedimientos contra Uber son ajustados a Derecho ¿No hay autocrítica luego de los vídeos que se han viralizado y que en algún caso parecen ser abusivos hacia conductores y acompañantes?

—Cuando los que llevan adelante las actuaciones son seres humanos, siempre hay posibilidad de un error. Hasta ahora, de lo que hemos analizado, no encontramos ninguna situación irregular ni fuera de los límites.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)