JORGE BATLLE (1927-2016): HONORES DE ESTADO

"Honró su vida hasta el último día"

El presidente Tabaré Vázquez despidió a Batlle con palabras afectuosas en el Palacio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Vázquez despidió a Batlle con emotivas palabras. Foto: A. Colmegna

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, despidió con emotivas palabras los restos del ex- mandatario en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Su alocución, breve y sentida, fue seguida con concentrada atención por la viuda, que dejó vislumbrar sus sentimientos con sus ojos enrojecidos, acercando su mano para acariciar y abrazar a Vázquez.

"El doctor Jorge Batlle ha sido un político importantísimo e influyente en la historia de nuestro país. Marcó toda una época. Fue un hombre liberal, convencido de sus ideas, que puso en práctica. Fue un provocador del pensamiento, y más allá de los acuerdos o discrepancias que con él se pudieran tener, sin dudas pautaba y marcaba instancias muy definidas en cada de sus expresiones", dijo.

La introducción dejó paso luego a una expresión de sus sentimientos personales hacia la figura del exmandatario.

"Fue un político de elite, de estirpe, de fuste, y así honró y vivió su vida hasta el último día".

"Hoy aquí, lamentablemente —y es difícil de decir— tenemos que despedir a una de las personas más inteligentes que conocí en mi vida. Y venimos a despedirlo con un enorme respeto y con un sentimiento de honor real, que parte de lo más profundo de nuestro ser", subrayó.

"A Mercedes, la familia de Batlle, tengan la certeza de que vivió como quiso vivir, fiel a su condición y pensamiento, y como lo ha dicho el poeta: vivir se debe la vida de tal suerte, que viva quede en la muerte. Y sin duda, el presidente Jorge Batlle quedará grabado siempre no sólo en los muros de este palacio sino en la mejor historia de nuestro país. Hasta siempre, Jorge Batlle", concluyó.

Luego, en charla con la prensa, recordó una anécdota de cuando Batlle le traspasó la banda presidencial. "Me pasó la banda y se confundió en cómo la tenía que poner: la puso al revés. Fue motivo para que, como era su característica, hiciera alguna broma. Espero que no se equivoque como me equivoco yo en este momento, me dijo", recordó Vázquez.

El velatorio se realizó desde las 8:00 de la mañana hasta pasadas las 14:00.

Los restos del exmandatario fueron recibidos en la puerta del Palacio Legislativo por su viuda, por el vicepresidente de la República, Raúl Sendic, y por el senador colorado Pedro Bordaberry.

Sobre las 8:30, llegó el arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, y conversó largo rato con Mercedes Menafra.

Cerca de las 9:00, arribó el presidente Vázquez, quien junto al vicepresidente presentó sus respetos frente al féretro y saludó a Menafra y los hijos de Batlle.

Minutos antes de las 15:00 horas, se abrió la puerta de la antesala de la Cámara de Senadores que da al Salón de los Pasos Perdidos, y la viuda del expresidente se acercó al ataúd de su marido que estaba cubierto con el pabellón nacional.

Puso su mano sobre el féretro y bajó un instante la mirada. Levantó la cabeza, instaló en su cara una gran sonrisa, puso sus manos "en tubo" al costado de su boca y gritó fuerte: "¡Viva Batlle!". El grito fue respondido por un aplauso atronador en el Salón de los Pasos Perdidos, con otros muchos y enronquecidos "¡Viva Batlle!".

Cortejo.

Luego, los empleados de la empresa Martinelli cargaron el féretro y comenzaron a avanzar hacia la puerta que da a la Avda. del Libertador, seguidos de un muy conmovido Luis Hierro López, la familia de Batlle (sus hijos y nietos) y el diputado Germán Cardoso, todos aplaudiendo.

Se escuchaban los gritos "¡Jorge, Jorge!", "!Viva la 15!", "¡Viva el Partido Colorado!"

Un puñado de militantes entonaba el himno partidario en la escalinata de acceso al Palacio Legislativo y otros daban vivas al Uruguay.

"No va a haber ninguno igual, para mí se terminó la política", comentaba una militante que se identificaba con la lista 15.

El diputado Conrado Rodríguez ondeaba una bandera colorada en la mano, el humorista Diego Delgrossi, militante batllista, llamaba a mantener el ánimo en alto y el diputado nacionalista Pablo Abdala se sumaba al aplauso del público.

Mercedes Menafra se subió al vehículo que la llevaría al Cementerio Central para despedir a su marido y sacó los dos brazos para saludar a la gente.

Los nietos de Batlle la seguían en un antiguo Lincoln restaurado que perteneció a su tío abuelo, el dos veces presidente José Batlle y Ordóñez.

El cortejo fúnebre partió del Palacio Legislativo, precedido por una guardia policial motorizada. Se dirigió hacia el Centro por la Avenida del Libertador hasta Río Negro, flanqueado por numerosos montevideanos apostados en las veredas.

La primera parada fue en la Casa del Partido Colorado, en la calle Martínez Trueba, donde lo aguardaban un centenar de personas para dar el último adiós al expresidente en medio de aclamaciones y gritos de "Viva Batlle" y "Viva el Partido Colorado".

Cuando el cortejo avanzaba, Menafra mantenía la ventanilla del auto baja.

Alguien le gritó "¡Fuerza Mercedes!" y ella respondió: "Tengo mucha fuerza, toda la fuerza que me enseñó Jorge".

Ecos desde Buenos Aires hasta Nueva York.

Desde La Nación y el diario Clarín, hasta The New York Times, pasando por El País de Madrid, la prensa internacional se hizo eco en sus páginas del fallecimiento del ex mandatario uruguayo.

En su sección de obituarios, el diario de Nueva York describe al expresidente como un político "extrovertido e irreverente", conocido "por sus salidas de protocolo y hasta su incorrección política en algunas ocasiones". Agrega que "se mantuvo activo hasta el final, aguijoneando a sus sucesores a través de columnas de prensa y en las redes sociales".

El País de Madrid lo define como "una de las expresiones más originales de la política latinoamericana", y recuerda: "debiendo enfrentar durante su mandato una de las peores crisis económicas que sufrieron los uruguayos en su historia".

"Cuatro presidentes uruguayos llevaron el apellido Batlle, aunque no todos encarnaron la misma versión del Partido Colorado, que gobernó de manera casi ininterrumpida durante más de un siglo, con varias corrientes en su seno", agregó el matutino español. La Nación destacó que "al mes de asumir anunció junto al poeta argentino Juan Gelman el hallazgo de su nieta".

El clamor de Mercedes Menafra.

Mercedes Menafra compartió casi 30 años de su vida con Jorge Batlle. Durante la mayor parte de ese tiempo el exmandatario estuvo ocupando cargos electivos. Lo acompañó siendo senador, presidente y hasta cuando volvió al llano. En las buenas y en las malas. Empresaria y con una vida personal muy activa, apoyó la actividad comercial, artesanal y académica de las mujeres durante la presidencia de su marido con diversas iniciativas.

Ayer Menafra agradeció el apoyo que su familia recibió desde el momento en que Jorge Batlle sufrió el accidente en Tacuarembó.

"¡Viva Batlle, Batlle vive!", gritó ayer desde la ventanilla del automóvil mientras recibía el saludo de cientos de personas. Cuando el cortejo pasó frente a la antigua redacción del diario El Día muchos se acercaron a tributarle su homenaje.

Frente a la Casa del Partido Colorado el cortejo fúnebre se detuvo un momento. El féretro pasó a la cureña militar y los adherentes colorados aprovecharon para saludar a Menafra y a la familia Batlle.

Vestida de negro y con claveles rojos en sus manos, Menafra se mostró emocionada. Dijo estar "muy conmovida" por las muestras de cariño popular, pero "con mucha fuerza que me dejó Jorge, ese hombre que fue un gran valor. El país no sabe lo que perdió".

"Hemos estado muy acompañados por el pueblo todo. Han sido muy emotivos los mensajes, no solo los que la prensa levantó sino también los de la gente de a pie, la gente que Jorge amaba", dijo Menafra desde el auto mientras avanzaba el cortejo. "Vamos a seguir su senda, sus enseñanzas, muchos jóvenes tienen que crecer y seguir para adelante para ser el gran país que fuimos, el gran país que Batlle y Ordóñez soñó, que Jorge soñó. Los Batlle van a seguir para adelante".

Luis Alberto Lacalle - Ex presidente.

"Jorge Batlle estuvo a la altura de ese nombre, ese apellido y esa tradición (...) Era un amigo y un adversario, categorías ambas que caben dentro de una relación humana si uno sabe delimitarlas bien".

José Mujica - Senador, ex presidente.

"Se nos va la imagen de un luchador. Esta no es hora de balances, es hora de homenaje (...) Nadie elige cómo muere, pero Batlle cayó militando. Esto es un símbolo. Me gustaría irme en forma parecida".

Pedro Bordaberry - Senador.

"Republicano, cantaba la justa, provocador de pensamientos, siempre dos pasos adelante, salvó al país de la peor crisis. Gracias por tanto" (...)

"Fue, sobre todo, un amante y defensor de la Libertad".

Pablo Mieres - Senador.

"Una persona polémica pero siempre franca, inteligente, que marcó la política uruguaya de los últimos 50 años. Fue un gran republicano, un gran demócrata. Murió haciendo política como hizo toda la vida".

CASA DEL PARTIDO.

El hijo de Batlle recibió las banderas.

Las emociones estuvieron a flor de piel durante toda la jornada de despedida al expresidente Jorge Batlle. El rígido protocolo oficial, ejecutado por oficiales de la Fuerzas Armadas, indica todos y cada uno de los pasos que se deben dar a la hora del velatorio y sepelio de un ex primer mandatario.

Al mismo tiempo, es natural que los adherentes políticos quieran realizar su propio homenaje al líder fallecido. Con Batlle miles quisieron mostrar su dolor.

Durante el velatorio en el Salón de los Pasos Perdidos el féretro fue cubierto por un Pabellón Nacional, como indica el protocolo. Durante el cortejo se le colocó encima una bandera colorada.

Una vez en la Casa del Partido Colorado, el féretro fue depositado en la cureña militar, y el cuerpo fue cubierto por otro pabellón, cumpliendo con el protocolo oficial.

Las dos banderas que cubrieron el féretro fueron entregadas al hijo del expresidente, Raúl Lorenzo, quien a su vez se las pasó a Germán Cardoso y a José Garchitorena, miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Colorado.

Una vez finalizadas las exequias del expresidente, las principales autoridades del CEN resolvieron tener un acto simbólico hacia el futuro. En ese sentido, decidieron entregar las dos banderas a Gerónimo Batlle, un joven que tiene 18 años y es nieto del expresidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º