MUJERES ASESINADAS POR SUS PAREJAS

Homicidio, marcha y polémica

Mató a su mujer y se suicidó. Compañeros del asesino pararon una obra en señal de duelo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Unas 500 personas estuvieron en una de las marchas organizadas ayer. Foto: Daniel Rojas

En la madrugada de ayer, en una vivienda ubicada en Guayabo y Tabaré, barrio Las Canteras de Fray Bentos, un hombre de 34 años de edad mató de un disparo con escopeta calibre 12 a su ex pareja de 29 años y luego se quitó la vida.

El Jefe de Policía, Xavier Galnáres, informó a El País que los vecinos escucharon dos detonaciones, razón por la cual llamaron al 911.

Los policías terminaron encontrando en la vivienda a dos personas sin vida.

La mujer, de nombre Ana Laura Petroff Sosa, tenía tres hijos, que según uno de sus familiares estaban durmiendo y salieron despavoridos de la casa en busca de ayuda. Otros familiares dijeron a la policía que los pequeños no estaban en la vivienda de su madre al momento del crimen.

Ana Laura había radicado una denuncia por agresión el pasado 23 de julio. Se determinaron medidas cautelares por 120 días, plazo que vencía el 23 de noviembre. Las dos partes estaban citadas ante la Justicia para el día 4 de ese mes.

Galnáres sostuvo que la investigación "arrojó que ambos hicieron caso omiso a las medidas dispuestas por la justicia". Se los habría visto juntos en más de una ocasión.

El jerarca agregó que en estos casos "existe un seguimiento de la Unidad Especializada y de Policía Comunitaria. Pero a veces pasan estas cosas tan horribles que trascienden a la voluntad de la ley y del buen servicio que se pretende brindar".

Medidas sindicales.

Una vez confirmada la tragedia, los trabajadores de la construcción de la empresa Berkes, que tiene a su cargo la edificación de la planta de Alimentos Fray Bentos, decidieron en asamblea interna paralizar la obra, en medida de duelo por el obrero que se suicidó después de cometer el crimen.

Sandro García, presidente de la dirección departamental de Rio Negro del Sunca, declaró en la mañana de ayer en la radio local Visión FM que el asesino, trabajador de Berkes, estaba en el seguro de paro por un accidente que afectó su columna. "Hacía tiempo que andaba mal y entonces, solidariamente, la obra paró por ese compañero", dijo Sandro García.

Desde la Comisión Departamental de Lucha Contra la Violencia Doméstica se emitió casi de inmediato un comunicado en rechazo a "la propuesta de paro del Sunca Fray Bentos, en apoyo al agresor y asesino, por entender que ninguna situación social, laboral, o de salud, justifica un hecho de violencia de tal magnitud".

Mariana Romero, del colectivo Diversidad Sexual Fray Bentos (Disef) expresó que "los dichos del presidente del Sunca nos indigna. Repudiamos su medida y su tan inhumana y machista justificación. Nada, ni un dolor de espalda, ni el desempleo justifican tal acto de violencia machista".

Poco después el Sunca de Río Negro convocó a una conferencia de prensa en la que ofreció sus disculpas. En declaraciones recogidas por el portal Info Río, el propio Sandro García afirmó: "Nunca vamos a estar a favor de que alguien mate a alguien. No estamos a favor del feminicidio".

La central del Sindicato Único de la Construcción aclaró ayer "que el paro realizado por los trabajadores de la empresa Berkes de la planta de alimentos de Río Negro se realizó en solidaridad únicamente con el tío de la mujer fallecida, también trabajador de la obra, y su familia".

El presidente del Sunca Río Negro, Sandro García, presentó renuncia a tal cargo sindical, según adelantó Info Río.

La marcha.

Unas quinientas personas marcharon en la tarde de ayer por la principal avenida de Fray Bentos, desde plaza Rivera hasta plaza Artigas, donde se detuvieron para leer una proclama en repudio del asesinato de otra mujer.

Una marcha paralela, organizada por el grupo Mujeres por un techo (al que pertenecía Ana Laura), llegó al juzgado penal reclamando mayor firmeza a la hora de hacer cumplir las medidas cautelares contra las personas violentas.

Se movilizan en repudio por muertes de mujeres.

La marcha realizada ayer en Fray Bentos luego del asesinato de una mujer de 29 años cometido por su pareja, siguió a otra organizada el lunes en la Avenida 18 de Julio de Montevideo, también en repudio ante el crimen de otra mujer, de 34 años, en Dolores, departamento de Soriano. El asesino, de 60 años, luego de matarla, intentó suicidarse. Debido al incendio que él provocó sufrió quemaduras en todo el cuerpo y quedó internado en el Cenaque. Las víctimas no convivían de manera estable, pero eran vecinos y mantenían una relación sentimental.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)