vea la fotogalería

Histórico apagón y un temporal que puede costar hasta U$S 2 millones

Unos 800 mil clientes de Montevideo, Canelones, Maldonado y parte de Rocha se quedaron ayer sin luz. El costo estimado de las roturas ocasionadas por el temporal podría llegar a los
U$S 2.000.000.

Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Salto: el temporal destrozó invernaderos en todo el departamento. Foto: J.J. Díaz.
Salto: el temporal destrozó invernaderos en todo el departamento. Foto: J.J. Díaz.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Suerte: el sauce añejo cayó sobre dos viviendas, una esta vacía y en la otra nadie se lesionó.
Suerte: el sauce añejo cayó sobre dos viviendas, una esta vacía y en la otra nadie se lesionó.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.
Foto: F. Ponzetto.

A la hora 10:03 se produjo ayer una interrupción general de los servicios eléctricos en los departamentos de Montevideo, Canelones, Maldonado y parte de Rocha. No hay registrado nada similar después de 2002, cuando un apagón de gigantescas proporciones dejó sin luz a los departamentos de Montevideo, Canelones, Maldonado, San José, Rocha y Durazno.

Ayer el hecho se dio por la afectación de dos estaciones de transformación de alta tensión, ambas ubicadas al norte de Montevideo, en la zona rural. Una en Camino Mendoza y la otra en Melilla, reciben la energía de Palmar y de Salto Grande, en una especie de circuito cerrado que se completa con una tercera línea que va de Salto Grande a Palmar.

En medio de la tormenta un rayo impactó en la línea que va a la estación de Melilla, denominada B. Minutos después, una turbonada que se inició en San José y el noroeste de la capital y siguió en paralelo a la costa hasta Pinamar y Marindia, al pasar por encima de la estación de Mendoza (llamada A) provocó en esta la torsión de uno de los conectores de los conductores de alta tensión que están a la intemperie y llevan la energía al transformador.

Considerando que los conectores de bronce pesan alrededor de 20 kilos, se estima que las ráfagas de viento arremolinadas superaron los 100 kilómetros por hora, arrancando a uno de esos morsetos o enganches como si fuera de plástico.

"Al perderse las dos posibilidades de alimentación quedó desconectado todo el sistema. Presumimos que cuando el rayo cayó en la línea que va a Melilla fue muy cerca de Montevideo, porque es en donde se daban las descargas eléctricas de la tormenta. Las líneas son a prueba de rayos pero hasta cierto punto. El que cayó fue poco frecuente", informó a El País el ingeniero Luis García, gerente de distribución de UTE.

Para devolver la luz a 800.000 personas no era posible trabajar en los lugares afectados en medio de la tormenta de lluvia y viento. "Todo se solucionó por vía de un sistema de control, cerrando llaves y haciendo conducciones alternativas", explicó Luis García.

Daños.

En Montevideo hubo ayer 250 denuncias de parte de particulares y del 911.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, dijo esta mañana en Inicio de Jornada de radio Carve que “un temporal como el del fin de semana puede tener costos por roturas de postes (…) de casi U$S 2 millones".

En el centro coordinador de emergencias fueron atendidos con personal de la Intendencia 128 reclamos debido a problemas ocasionados por el arbolado. Otras diez denuncias se vincularon a inundaciones, cables del alumbrado público sueltos o caída de columnas. Hubo además siete voladuras de techo. Todo principalmente en las jurisdicciones de los municipios G, F y D, según dijo a El País el responsable del Sistema Coordinador de Emergencia en la capital, Jorge Cuello.

De acuerdo a la información proporcionada por la Dirección Nacional de Bomberos, en Montevideo se recibieron 151 reclamos y 37 en Canelones.

De los 151 capitalinos, 124 fueron por caída de árboles, 18 por caída de columnas, 6 por voladuras de techos y 3 por derrumbes.

De los 37 reclamos en Canelones, 31 fueron por caída de árboles, 5 por caída de columnas y 1 por el derrumbe parcial de la estructura. En San José, 4 viviendas ubicadas en Ciudad del Plata resultaron afectadas.

Entre algunos episodios que podrían haber dejado un saldo grave, en Instrucciones y Mendoza, a un ómnibus de UCOT de la línea L 13 que une Manga y Toledo Chico, le cayó encima un plátano. Intervinieron los bomberos y no hubo lesionados entre los quince pasajeros y el conductor.

En Montevideo, en Camino Maldonado y Aréchaga otro árbol del ornato público cayó contra un local del laboratorio Roemmers.

Leñadores.

En esa misma zona, un sauce de unos 60 años se desplomó sobre una vivienda, en Aréchaga y Pintado. Una vecina que vive en la casa ubicada al fondo dijo a El País que la finca donde cayó el árbol está "por suerte" desocupada.

Por allí no pocos hicieron leña de los árboles caídos. Un joven de 13 años trabajaba con un machete. Y en una casa de Géminis, un hombre estaba trozando el árbol que cayó a milímetros de su casa, mientras su madre Loreley miraba desde la ventana porque no podía salir.

(Producción: Carlos Cipriani López y María Eugenia Lima).

Anuncian más lluvias el jueves.

El último pronóstico del tiempo emitido ayer por el Instituto Uruguayo de Meteorología no pronostica fenómenos de riesgo para el día de hoy en todo el país. El mapa de Uruguay figuraba totalmente en color verde. En el área metropolitana la temperatura mínima será de 18° y la máxima de 26° C. En el norte la máxima llegará a 32°. Los vientos oscilarán entre 20 y 40 kilómetros por hora. Mañana toda la jornada se presentará con un estado del tiempo similar aunque con presencia de vientos desde el sureste y sur, con ráfagas de hasta 50 kilómetros por hora. En cambio, para el jueves se anuncia un cambio de la situación atmosférica. Desmejorará el tiempo y volverán las precipitaciones sobre todo el territorio.

LO QUE DEJÓ ELTEMPORAL.

El corte de luz y las soluciones.

El temporal de ayer de mañana provocó un apagón en varios puntos del país, pero los más grandes fueron en Montevideo y en Canelones. UTE fue solucionando el problema de a poco en el correr del día. Ayer sobre las 18:30 el 49,96% de los clientes del organismo en Montevideo estaba sin energía eléctrica (272.741) y en Canelones el 6% de los usuarios del servicio (12.521).

"Desastre" en colonias hortícolas.

Los fuertes vientos que soplaron el pasado sábado en Salto provocaron importantes daños en las estructuras de invernaderos en todas las colonias hortícolas del departamento. La situación llevó a los directivos de las siete gremiales a solicitar al Ministerio de Ganadería que declare zona de desastre. De los 400 productores hortícolas de Salto, son muy pocos los que no ven complicada la producción 2016.

Aprovechó el apagón para robar.

Ayer a las 11:30 horas, cuando gran parte de Montevideo estaba sin luz, un ladrón aprovechó para robar un comercio en la calle Echeverría, en Pocitos. El delincuente armado hizo que el empleado y un cliente fueran a un cuarto del fondo del local. Allí los hizo tirar al suelo y entregar sus pertenencias. Luego sacó el dinero de la caja. Las cámaras no funcionaban por el apagón.

Los centros educativos afectados.

Un jardín de infantes estatal en el Cerro, en Salto, no recibió ayer a los niños porque el temporal del sábado causó varios daños en el edificio. Un centro CAIF en el barrio Malvasio no abrió porque debían reparar algunas estructuras deterioradas. En Durazno la maestra de la escuela 59 de Paso Aguirre pre-vé dar clases en un establecimiento vecino hasta que se la reconstruya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados