VIDEO

Hierro: "En la crisis fui el primer testigo del coraje sereno de Batlle"

Luego del velatorio en el Palacio Legislativo, el cortejo fúnebre salió sobre las 15 horas rumbo a la Casa del Partido Colorado. Desde allí llegan a despedir los restos del exmandatario en el cementerio.

Si no puede ver el video haga click aquí

Sobre las 15 horas de este martes, el cortejo fúnebre con los restos del expresidente Jorge Batlle salió rumbo a la Casa del partido Colorado. Luego se dirigió al Cementerio Central, con una multitud detrás.

  

La esposa del exmandatario, Mercedes Menafra, dijo en declaraciones a la prensa que la despedida multitudinaria y con honores de Estado "es lo que Jorge me dejó, es lo que se ganó con amor, con su deseo de República y de ciudadanía".

El cortejo llegó al cementerio sobre las 16:30 horas, rodeado de aplausos y gritos de "¡Viva Batlle!", para colocar los restos del exmandatario en el panteón de la familia Batlle.

Luis Hierro López, vicepresidente del Uruguay durante la gestión de Batlle, dijo que no tenía "más que gratitud" con el exmandatario. "Murió a su medida, murió luchando por su partido y por la libertad", señaló.

"Batlle fue el primer dirigente en caer preso por la dictadura (..) de él fue la idea de que los uruguayos se concentraran en el Obelisco de los Constituyentes", indicó.

"Con aquel coraje silencioso fue que enfrentó los días difíciles de la crisis del 2002, rodeado por los enemigos y con un coraje sereno. En esos días de la crisis, yo fui primer o segundo testigo del coraje sereno de Jorge Batlle", señaló Hierro López.

"Solamente pensaba en la vigencia de la libertad, en la vigencia de los partidos", manifestó Hierro López y señaló que en esos años el expresidente "no hizo otra cosa que cumplir con su deber".

Hierro dijo que "así como nos criticaron en la crisis, esas mismas personas dicen ahora 'suerte que estaban ustedes (...) suerte que Jorge Batlle era el hombre para rumbear al país a mejores posiciones", aseveró.

Luego, mirando a Menafra, continuó: "Nunca pensamos que podía morirse, teníamos la impresión de que era inmortal, lo veíamos con esa jovialidad y frescura, y esa capacidad para mirar el porvenir ¿Quién nos va a hablar del porvenir si no es Batlle?"

"Además de ser un luchador, nunca tuvo rencor, nunca tuvo un sentimiento de venganza, nunca lo escuché hablar mal de un adversario, menos de un compañero, por el contrario, Jorge salía a defender esas personas", contó Hierro.

"Por eso digo", continuó, "que en un día tan difícil para el partido colorado lo mejor que podemos hacer es seguir amando el porvenir como el lo amaba. Nuestro porvenir es la sonrisa de Jorge, es el mensaje de esperanza. Nuestro porvenir es encontrarnos con la sonrisa de Jorge".

"Aprendamos de su vida que ha sido un ejemplo y aprendamos de su muerte, que ha sido un ejemplo. Aún en el momento del entierro tengo que decir: ¡Viva Jorge Batlle!, ¡Viva Batlle, viva el Partido Colorado, viva la República, viva la libertad!", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)