JORGE batlle

"He tenido miedo, sí, pero no por mí, sino por mis hijos"

El expresidente uruguayo dijo, haciendo un repaso de su vida, que quiere morir como su madre: mientras dormía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Batlle: Foto Archivo El País

El expresidente Jorge Batlle habló de todo durante una entrevista otorgada al medio colorado El Telescopio. Se mostró reflexivo cuando se lo consultó sobre sus miedos. “He tenido miedo, sí, pero no por mí, sino por mis hijos chicos cuando querían secuestrarlos. Creo que ese fue mi mayor susto, que me llevó a hacer cosas muy duras”, dijo pero no accedió a aclarar qué cosas.

Batlle realizó un repaso de su vida, su familia y lo que lo mantiene vivo. Opinó, por ejemplo, de la visión errada que se tiene sobre el Batllismo. “Batlle lo que hizo fue trasladar la sociedad de inmigrantes a una sociedad de ciudadanos, ocuparse de las personas, darle a las personas un lugar en la sociedad y luchar por la paz”, explicó.

Batlle contó que vive con su esposa Mercedes Menafra, aunque tiempo atrás estuvo casado con una “joven argentina que estaba exiliada en Uruguay”.

Sobre temas más mundanos también se explayó pero no quiso hablar de su “primera vez”. “No tengo una idea certificada de cómo fue pero más o menos sí. No estuvo nada mal pero no voy a contar cómo, con quién y dónde fue”, recordó.

Batlle dijo que es zurdo a pesar que en sus años mozos intentaron cambiarlo. “Me enseñaron a escribir con la derecha, pero uso la izquierda. Por ejemplo, un día tuve un duelo, ¿y con qué mano iba a defender mi vida? Usé el sable con la zurda. En aquel tiempo nos obligaban a escribir con la mano derecha”, ejemplificó.

El expresidente se mostró amigo de la tecnología e incluso dijo que lee los diarios desde las tablets todas las mañanas. “Creo que la tecnología ha cambiado la vida de la gente porque le ha permitido acceder, después de mucho tiempo, a cosas que antes solamente accedían aquellos con mucho poder económico, y ahora lo tiene todo el mundo. Es un arma que benefició a toda la sociedad. Antes para tener un carro con caballo había que ser poco menos que marqués, y ahora un auto chino lo tiene cualquiera, y es lo mismo”, opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados