CONFLICTIVIDAD SINDICAL

"No hay romance ni casamiento; pero sí diálogo con Adeom"

Intendente destacó una nueva relación con los municipales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Balance: el intendente rindió cuentas al Partido Socialista. Foto: Fernando Ponzetto

"Estamos generando confianza, no digo que estemos casados o que haya un romance (...) pero la tónica es buscar negociación colectiva, mucha conversación, mucho diálogo". Así definió el intendente Daniel Martínez su relación con Adeom.

A un año de haber asumido, el intendente hizo un balance de su gestión donde entre otras cosas destacó la sintonía que tiene con el sindicato de los municipales. "Será que sigo teniendo un corazón sindicalero, pero para mí se ha dado un paso muy importante", señaló en una reunión con la Departamental del Partido Socialista realizada el pasado jueves por la noche.

En junio, el intendente firmó con Adeom un convenio que permitirá la presupuestación de 1.000 funcionarios, y por primera vez la entrega de partidas salariales a cambio de compromisos de gestión

El intendente sostuvo que está buscando generar un "nuevo paradigma de relacionamiento con el sindicato" que no pasa por "echarle la culpa" de lo que sale mal en la gestión. En la misma línea, remarcó que no concibe un gobierno de izquierda "que demonice a los trabajadores".

Martínez contó que discrepó con una decisión que se tomó en medio de un conflicto con Adeom, en momentos en que él se encontraba con licencia. La publicación de las escalas salariales de los municipales no le cayó nada bien al intendente. "Volví de la licencia y dije: sinceramente no estoy de acuerdo, creo que no aporta nada lo que hicieron. Tenemos que lograr una nueva cultura de razonamiento y superar una desconfianza crónica que se ha repetido por lo menos en los últimos tres períodos", argumentó.

Asimismo consideró que si bien hay "mil cosas para criticar a Adeom" y "cosas que le dolieron mucho a la sociedad", no se trata de "cobrar cuentas". En ese marco explicó que la Intendencia tenía dos caminos a seguir: "confrontar con los trabajadores y caer en los facilismos de que Adeom tiene la culpa" o "dialogar y generar respeto y confianza". Enseguida aclaró que su gestión apuesta a la segunda opción.

Pese a que ayer hubo un paro en el sector limpieza (ver página B2), ya se nota "una actitud diferente" de los trabajadores del área y "la buena onda" que están teniendo con la administración, comentó el intendente.

Con respecto a la situación en limpieza, Martínez dijo que su objetivo es trabajar "para terminar con la angustia cotidiana", por lo que destacó la llegada de nuevos camiones recolectores de basura y la compra de más contenedores. El tema de la limpieza tiene en vilo al intendente, quien contó a los socialistas que todas las noches revisa su celular para ver cuántos contenedores están "al día".

Martínez destacó que todos los meses visita cuatro o cinco barrios de Montevideo para "dar la cara" y dialogar directamente con la ciudadanía. "Queremos dialogar con la gente, que la gente sea protagonista así sea para calentarse con nosotros. Por eso damos la cara recorriendo los barrios", subrayó.

A su vez, remarcó que trata de "mejorar la gestión" y ponerle un punto final al "falso debate" que se da en el Frente Amplio sobre si importa más la política que la gestión.

"Lo decimos siempre, la vida es el objetivo político de hacia dónde vamos; pero si no gestionás bien se puede tener todos los ideales y ser un fracaso", sostuvo.

Martínez dijo que parte del trabajo es tener los "ojos y oídos" atentos a los ciudadanos y evitar la "autarquía". En ese marco destacó algunas tareas que apuntan a la transparencia en la gestión. Como ejemplo citó "la ventanilla única" para la realización de trámites y la digitalización de expedientes. "Antes hacer un trámite podía llevar una recorrida por 10 pisos, tenemos que terminar con eso", subrayó Martínez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)