Guillermo Montenegro - Futuro embajador en Uruguay

"Hay que generar una relación de confianza"

El próximo representante diplomático de Argentina en el país, que proviene del riñon político Mauricio Macri, dijo que el presidente electo le "habló del interés que tiene en la relación con Uruguay".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Para el gobierno (de Macri) Uruguay es una embajada política importante".

—¿Esperaba la designación de embajador en Uruguay?

—Hablé con Mauricio (Macri) y acepté pensando que es un desafío maravilloso sobre todo con la relación que él quiere construir con el presidente uruguayo y entre los dos países. Y, me lo dijo, "para mí es un desafío que alguien que estuvo ocho años al lado mío, vaya a Uruguay, habla del interés que yo tengo en la relación entre los dos países".
Luego también me junté con (la futura canciller) Susana Malcorra para ir organizando todo. También me reuní con (la vicepresidente electa) Gabriela Michetti que es una amiga personal, quien me invitó hace unos años a trabajar en política junto a Mauricio, y está muy contenta con esta designación. Para el gobierno (de Macri) Uruguay es una embajada política importante. Y esto no lo digo yo, pero el hecho de que una persona que estuvo objetivamente ocho años al lado del presidente electo sea designado para ir a Uruguay no es un dato menor. Para mí es un desafío muy importante en mi carrera profesional, fundamentalmente para generar la relación de confianza que tiene que haber entre los dos países. Y esto no solo en lo que tiene que ver con las relaciones comerciales o financieras, sino incluso para poder trabajar en conjunto investigaciones de delitos y cómo llevar adelante una relación de confianza que es lo que se va a necesitar.

—¿Cuál es su vínculo personal con Uruguay?

—Tengo muchos amigos. Yo entre otras cosas vengo del ambiente del rugby y tengo amigos que juegan, como es el caso de Alejo Corral que fue pilar del seleccionado uruguayo en el mundial y es amigo personal; y exjugadores como Pablo Lemoine que hoy es el entrenador (de los Teros). Y también tengo algunos amigos, muy amigos viviendo en Punta del Este. He ido de vacaciones poco a Uruguay, pero sí voy a Uruguay seguido a andar en bicicleta: hago la ruta Colonia-Carmelo.

—¿Cómo avizora la relación con el presidente Tabaré Vázquez y con el canciller Rodolfo Nin Novoa?

—Yo, obviamente, tendré que trabajar en la línea que siga la canciller argentina y en ese sentido queda bien claro que lo hago en cuanto soy representante de un gobierno. Lo que me parece fundamental y tengo mucha y muy buena expectativa es general vínculos personales para poder construir relaciones que beneficien a nuestros países. Apenas salí del despacho de Mauricio llamé al embajador uruguayo Héctor Lescano para informarle, me parecía que debía hacerlo por una cuestión de educación, exponerle que me lo habían ofrecido y me interesaba que su gobierno se entere por él y no por los diarios; quedamos en juntarnos y lo haremos seguramente la semana que viene.

—¿La seguridad puede ser uno de los ejes de su gestión?

—Las modificaciones que se van a hacer de las políticas en Argentina, obviamente que van a tener impacto en Uruguay y ojalá que sean buenos. Y con respecto a la seguridad es lo que me tira; pero no es lo prioritario hoy, sino que lo prioritario son las relaciones con el país.

—Con respecto a los temas que Uruguay y Argentina han mantenido en la agenda bilateral, como el dragado de los canales, el tema de los puertos, los controles a la planta de UPM…

—Es que me está preguntando cosas que actualmente es imposible que yo responda. Pero sí puedo decir que es muy importante y que en lo personal estoy muy contento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)