Un equipo especial de la Policía armó base en la seccional 4° de Castillos

Hay 15 detenidos por el homicidio de Lola

La Policía realizó ayer 15 detenciones —entre ellas la de una ciudadana francesa— y efectuó una nueva inspección al rancho de Valizas donde se hospedó la joven Lola Chomnalez. Del lugar se llevaron varios cuchillos de cocina, ya que el médico forense del caso, Ruben Castro, constató en su informe que el asesino trató de degollar a la adolescente antes de matarla sofocada con arena.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Investigadores realizaron ayer una recorrida por el lugar donde apareció el cuerpo de Lola. Foto: R. Figueredo

A las 12 horas de hoy domingo, la jueza penal de Rocha, Marcela López, interrogará a un hombre de 35 años que supuestamente mantuvo un vínculo con la joven asesinada. Tal extremo fue señalado a la Justicia por otros indagados. El sujeto reside en un rancho de Valizas. Ayer estuvo detenido en la seccional de Castillos.

Entre los detenidos se encuentra un hombre que encontró el cuerpo de Lola en una zona de dunas bajas y frondosa vegetación. El individuo halló el cuerpo pese a que solo sobresalía un trozo pequeño del short en la arena. También fue detenido un sujeto que tenía conocimiento del detenido de 35 años, señalaron fuentes judiciales a El País.

La Policía trata de reconstruir el toque de tambores efectuado en la noche del sábado 27 en Valizas, ya que allí podría estar la clave para dilucidar el caso, agregaron las fuentes.

Las investigaciones sobre el asesinato de la adolescente argentina son comandadas por la Unidad de Análisis de Hechos Complejos de la Policía de Montevideo, que depende directamente del jefe capitalino, inspector principal (r) Mario Layera.

En la madrugada de ayer, dos equipos de esta repartición arribaron a la ciudad rochense de Castillos y armaron su base en la Seccional 4ª de Policía. Posteriormente, otro equipo llegó en la mañana de la víspera.

Los policías de la Unidad se dirigieron al rancho donde se hospedó Lola a partir del sábado 27 y lo inspeccionaron. Además de realizar nuevos relevamientos técnicos, se llevaron algunas ropas y cuchillos.

Por la tarde, los policías recorrieron la zona donde apareció el cuerpo de la joven para hacerse una composición de lugar y detectar si hay o no inconsistencias en las declaraciones efectuadas por el padre y el hijo en la sede penal sobre cómo encontraron el cadáver.

Paralelamente, se esperan para mañana los informes del Instituto Técnico Forense (ITF) en búsqueda de una prueba científica que permita no dejar dudas al momento de dar con el homicida.

Austero.

En el patio del rancho donde Lola pasó sus últimas horas hay un cartel desteñido por el sol que dice: "Casas en Valizas" y un mail de contacto.

Se trata de una construcción de paredes de bloques rebocados y pintados de blanco de dos pisos. El techo es de paja.

En el piso de abajo el rancho tiene un living comedor de unos cuatro por tres metros y un baño prolijo de tres por un metro. En el techo de esa habitación hay una lámpara china comprada a un artesano.

En el living se observa una vieja cama de una plaza, un sofá cama y una mesa de comedor de madera dura con seis sillas con almohadones.

El piso del comedor es de cemento pintado con imágenes de canchas de fútbol cinco de color bordeaux. El propietario del rancho, un joven de Valizas, invirtió un dinerillo más en el piso del baño donde colocó cerámicas y juegos modernos de bidé y palangana. Una cortina azul y blanca de plástico, que abundan en los supermercados, cierra el duchero que carece de roseta.

Una sencilla escalera de madera lleva a los dormitorios que están en el segundo piso. Todo es austeridad de acuerdo a los cánones de los veraneantes de Valizas: naturaleza, bohemia y pocos lujos.

Una puerta del dormitorio principal da a un balcón. El piso del balcón es de tabla de pino y los clavos herrumbrados, demasiados grandes, pasaron las tablas y se ven desde abajo.

En ese balcón Lola miró ensimismada el paisaje en la tarde del sábado 27, dijo a El País Alicia Molina, una vecina del rancho alquilado por la familia de la madrina de la joven argentina.

Lola miró hacia el mar durante unos segundos. Luego abrió los brazos en cruz y aspiró aire. "Era alta y bonita. Muy angelical", dijo la vecina.

Valizas: el asesinato no cambió la rutina diaria


La muerte de Lola Chomnalez generó pena pero no cambió la vida de Valizas. El balneario continuó recibiendo a veraneantes que pululan por todos los rincones del lugar. Los restaurantes gozan de una ocupación que supera el 70%, los alquileres de los ranchos se han mantenido y los almacenes apenas pueden contener el aluvión de turistas. Al mediodía, decenas de jóvenes regresan de la playa cargados con esterillas y sombrillas. Otros salen a llenar las garrafas de gas de tres kilos o a buscar agua mineral o provisiones en los almacenes del balneario.

A dos ranchos de donde residió Lola, cinco jóvenes oriundas de Montevideo descargaban valijas de un auto. "Vengo a Valizas desde hace siete años. No tengo miedo. Sí me da mucha pena por la joven argentina", dijo Bárbara, una estudiante universitaria. "Vine con la misma felicitad y la misma tranquilidad de siempre", agregó.

Valizas "sigue siendo un lugar seguro. Dormimos con las puertas y las ventanas abiertas, dejamos las bicicletas afuera y nunca pasó nada. El asesinato de la joven es algo extraño", dijo por su parte Ernesto, otro de los jóvenes de llegó a Valizas.

Los residentes permanentes consideran que el crimen de Lola "es una cuestión entre argentinos" y en "Valizas nunca pasó un hecho de sangre de esa naturaleza". María Pascal es hija de un pescador y vivió toda su vida en Valizas. Su hija de 14 años, Eva Calimari, acostumbra a caminar muchos kilómetros sola por la playa y nunca le pasó nada. "Mi hija adolescente se va por horas a la playa. Al rato le mando un sms o bajo a la playa y la veo. Acá nunca ocurrió un hecho de sangre de esa magnitud", expresó.

Fernando es propietario de un rancho y un kiosco en Valizas. "A los lugareños nos da pena la muerte de esa chica. Pero es un problema de afuera. No afectará el turismo porque Valizas sigue siendo un lugar muy seguro", dijo. Julio Domínguez, amigo de Fernando, agregó: "Si pasa algo, el propio pueblo investiga y agarra el culpable. La muerte de Lola fue protagonizada por turistas y no por lugareños".

POLÉMICA


“La pericia semiológica no está regulada”


Al declarar como indagados el jueves 1° ante la jueza de Rocha, Marcela López Moroy, la madrina de Lola Chomnalez y su esposo se negaron por consejo de sus abogados a que el interrogatorio fuera grabado para que posteriormente la instancia judicial fuera analizada por una perita semióloga que envió al Juzgado rochense el Ministerio del Interior.

El abogado Gustavo Bordes, quien junto a su colega Gastón Chaves ejerce la defensa de la pareja, dijo a El País que la negativa a la actuación de la semióloga obedeció a que “fue una prueba que no fue pedida por la jueza, por la fiscal ni por la defensa, sino que se trató de una semióloga enviada por el Ministerio del Interior a modo de colaboración”. “No era una herramienta procesal pedida ni por la fiscalía ni por la jueza”, insistió el abogado defensor.

Bordes agregó que la realización de pericias semiológicas “es un procedimiento que no está específicamente previsto en la ley” y que incluso “tendría rasgos de inconstitucionalidad, porque es el juez quien debe sacar las conclusiones sobre las declaraciones de un indagado, salvo que el propio indagado lo solicite”.

“Desconozco el rigor científico y también la preparación de la persona que iba a realizar la pericia. También desconozco el efecto que puede tener en una persona el hecho de declarar sabiendo que está siendo grabado para que luego se analice la imagen”, dijo Bordes.

El ministro interino del Interior, Jorge Vázquez, lamentó el viernes el hecho de no haber podido contar con el trabajo de la semióloga en la interpretación de las declaraciones de la madrina de Lola y de su esposo. “Hubiera sido algo muy bueno porque hubiera aportado nuevos elementos a la Justicia”, declaró Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)