VIOLENCIA EN EL DEPORTE

Habrá zonas de exclusión para festejos deportivos

Gobierno le dice a Peñarol que no admitirá “deslinde de responsabilidades”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El domingo 12 un grupo de personas se aprovechó de los festejos de Peñarol. Foto: A.Colmegna

El Ministerio del Interior le advirtió ayer al Club Atlético Peñarol que no admitirá "deslinde de responsabilidades" cada vez que hay incidentes con sus hinchas luego de un partido, y anunció que a partir de ahora fijará zonas de festejos exclusivas.

El Ministerio del Interior le respondió así a un comunicado de Peñarol por los incidentes del domingo 12 en el Centro de Montevideo durante los festejos por el Campeonato Uruguayo de Fútbol. Ese día Peñarol le ganó 3-1 a Plaza Colonia en el Estadio Centenario y logró su campeonato número 50.

El miércoles 15, Peñarol divulgó un comunicado en el que no se hace responsable por los incidentes, dice que "violencia en el deporte es un fenómeno social mayor" y pide "reglas claras" para el inicio de la próxima temporada.

Ayer viernes, en su respuesta a Peñarol, el Ministerio del Interior afirma que la "seguridad en los escenarios deportivos es responsabilidad exclusiva de los organizadores en tanto se trata de un espectáculo privado". En cambio, "fuera del escenario la seguridad es pública, responsabilidad del Ministerio del Interior y competencia de la Policía Nacional", agrega. En esto coincide con Peñarol.

En función de los incidentes del domingo 12 en el centro de Montevideo, a partir de ahora el Ministerio del Interior determinará zonas exclusivas para los festejos.

"Erradicar a los violentos de los eventos deportivos es responsabilidad de los clubes y de los dirigentes del fútbol, en tanto organizadores de un espec-táculo privado. El ejercicio del derecho de admisión es una prerrogativa exclusiva del organizador", afirma la Secretaría de Estado que dirige Eduardo Bonomi en otro punto de su comunicado. No obstante, aclara que "prestará su total colaboración para el ejercicio de ese derecho una vez se instalen las cámaras de reconocimiento facial comprometidas por las autoridades del fútbol uruguayo".

"Compartimos la visión de la existencia de una crisis de valores que se manifiesta en los espectáculos deportivos o en ocasión de estos usándolos como excusa para la comisión de actos violentos o de delitos, pero no podemos admitir el deslinde de responsabilidades inherentes a su calidad de dirigentes", afirma el Ministerio del Interior al comentar otro punto del comunicado de Peñarol.

Y al final, dice que comparte la preocupación de que sin "reglas claras antes del comienzo de la próxima temporada, será muy difícil el comienzo de la misma".

El miércoles 15 la directiva de Peñarol había divulgado un comunicado haciendo "precisiones" sobre los incidentes del domingo en el centro de Montevideo. Allí afirma que "todo lo que ocurre fuera del escenario deportivo" es de "exclusivo resorte" del Ministerio del Interior, y por ello lo acontecido antes y después del partido "no ha sido ni podría haber sido responsabilidad del Club".

"No compartimos el criterio de que la Policía no ingrese a los espectáculos deportivos (decidido unilateralmente por las autoridades) pero sobre todo la forma de comunicarlo, que ha advertido a todos de la ausencia de autoridad en determinados lugares con lo que ello supone en materia de seguridad", dice el segundo punto del comunicado aurinegro.

A continuación aclara que la invasión de hinchas a la cancha del Centenario al finalizar el partido con Plaza Colonia no puede ser responsabilidad de Peñarol, porque "la organización del espectáculo correspondió enteramente" a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Agrega además que la empresa de seguridad que actuó ese día fue contratada por la AUF y que Peñarol solo le dio cobertura al plantel principal aurinegro y a las zonas mixtas. "Fue nuestra seguridad quien protegió a los árbitros en medio de los acontecimientos. Sin embargo, hemos sido sancionados por la AUF en base a un criterio que no compartimos, ya que la omisión fue de la propia AUF", reprocha Peñarol.

Los dirigidos por Juan Pedro Damiani reclaman instrumentos jurídicos para "darle al fútbol una solución", y concluye que la "violencia en el deporte es un fenómeno social mayor, el cual el Poder Ejecutivo en su conjunto no puede ignorar y que no es de exclusiva responsabilidad de los clubes o de la AUF, ya que obedece a una estado de situación social sobre la que, además, no tenemos incidencia directa".

También señala que el club está dando "todos los pasos posibles" para combatir la violencia, aunque aclara que "la dirigencia no puede hacerse cargo de lo que no es su competencia". El comunicado de Peñarol termina haciendo un llamado a la AUF y a las autoridades a una mesa de trabajo inmediata "porque de no tener reglas claras antes del comienzo de la próxima temporada será muy difícil el comienzo de la misma", y deslinda "toda responsabilidad si ello no aconteciera".

Peñarol prevé implementar para el próximo campeonato un sistema propio de identificación de hinchas, según informó el presidente de la Comisión de Seguridad del club, Julio Luis Sanguinetti, en la comisión especial de Deporte de Diputados, el martes 7. Allí sostuvo que hoy sería "ejemplarizante" que hubiera "150 personas procesadas o sometidas a un estatuto especial" para dar una señal contra la violencia tomando en cuenta que, a su juicio, en la sociedad hay unas 3.000 personas violentas de las cuales "1.300 son de Peñarol, 1.000 de Nacional, 300 de Cerro y el resto es repartido". Fuera de estos hay un "resto" que es "periférico" que, según Sanguinetti, es "sobre lo que debemos trabajar porque a los organizados los conocemos a todos".

El mecanismo de identificación de Peñarol ya fue testeado en el estadio Campeón del Siglo, dijo Sanguinetti, quien explicó su funcionamiento. "La cámara capta la imagen. Todo eso va por ancho de banda y por fibra óptica hasta la base de datos del Ministerio del Interior, que no está totalmente digitalizada, y vuelve en 90 segundos".

Cuatro procesados por saqueo

Cuatro personas fueron procesadas como consecuencia de los incidentes del domingo 12 en el centro durante los festejos de Peñarol. El lunes 13 procesaron a un joven, y el miércoles 15 la jueza penal Ana de Salterain procesó a otras tres personas por el delito de hurto. Se trata de dos hombres y una mujer. En la noche del domingo, estas personas ocupaban una camioneta en 18 de Julio, desde la cual observaban los saqueos a comercios. Al finalizar los incidentes, se acercaron al local que había sido saqueado y se llevaron tres maniquíes. Estos actos fueron captados por las cámaras de los canales de televisión que cubrían los acontecimientos y que registraron la matrícula del vehículo. Así las cosas, los indagados se presentaron ante la autoridad policial para hacer entrega de los elementos robados. Deberán cumplir tareas comunitarias por 60 días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados