playas de rocha sin guardavidas

Los guardavidas ponen en duda planes de salvatajes

Hasta el 1° de enero los bañistas en Rocha deberán cuidarse entre ellos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde las fiestas hasta el 15 de enero y en Carnaval, los guardavidas rescataban en Rocha.

La temporada veraniega se lanzará oficialmente hoy en Rocha. Lo peculiar es que no se dispondrá en las playas de un servicio de guardavidas profesionales, al menos hasta el año que viene.

Por ahora, la Intendencia colocó carteles informando a los bañistas sobre tal estado de cosas. La advertencia de los carteles, que perdurarán hasta el 1° de enero, dice: "Playa sin sistema de seguridad. Cuidarte depende de ti".

A partir del primero, habrá otros carteles que informarán de la existencia de normas de seguridad y números telefónicos para reportar accidentes.

El gobierno comunal rochense advirtió ayer en su página web que no fue inhabilitada ninguna playa. Y en el mismo comunicado agrega que se está diseñando un nuevo sistema para cubrir 24 kilómetros de costa en todo el departamento, la extensión protegida hasta la temporada pasada por el personal contratado.

Marineros.

El encargado de prensa de la Armada, Gastón Jaunsolo, dijo a El País que no será sustituido el servicio de guardavidas con efectivos navales. "Por el momento no se está pensando en eso. La Armada brindará como siempre seguridad en su jurisdicción, ante cualquier delito o falta que pueda producirse en tierra, o debido a cualquier emergencia en el mar a través del centro coordinar de búsqueda y rescate", explicó Gastón Jaunsolo.

En toda la costa uruguaya, una treintena de personas muere cada año por bañarse en lugares no habilitados o por no respetar las señales de peligro en las playas.

Que no haya ahora operativos especiales para mitigar la falta de guardavidas en Rocha, no significa que en todo Uruguay los marineros dejen de intervenir en salvatajes.

Cada verano, 2.200 trabajan directa o indirectamente en rescates de personas. Efectúan alrededor de 800 salvamentos anuales en promedio, según las estadísticas brindadas a El País por el Relaciones Públicas de la Armada.

Advertencia.

Horacio Speroni, presidente de la Asociación de Guardavidas de Rocha-Uruguay, declaró a El País que el plan implementado por la Intendencia de Rocha es improvisado y peligroso.

"Nosotros trabajábamos con 55 puestos; hoy se proponen 22, es demasiado poco", enfatizó el dirigente de los guardavidas.

En La Aguada hay tres puestos, y dos en cada una de las playas que forman un arco: Costa Azul, Antoniópolis, Arachania y Playa del Barco en La Pedrera.

"No me imagino cómo con una moto de agua por cada torre y un rescatista pueden vigilar y anticiparse a la situación en más del doble de distancia de lo abarcado por un puesto de guardavidas, que cubre unos 400 metros, 200 para cada lado de la torre", se preguntó Horacio Speroni.

"Lo que hacemos es la prevención, se señaliza la playa en esos 400 metros y se organiza el baño, enseñamos por qué no debe ingresarse al mar en determinados momentos", explicó a El País.

Por cada torre, hasta el pasado verano había dos guardavidas, excepto en un par de puestos en los que trabajaban tres: en La Moza de Santa Teresa y en la Playa Sur de Cabo Polonio, "porque son peligrosas y en un espacio bastante reducido cargan mucha gente con una dinámica difícil; hay playas que por sí muestran el peligro y la gente se cuida más, pero hay otras que invitan al baño y tienen su riesgo, como La Aguada, que parece llana, tranquila, pero mantiene su dinámica", señaló Horacio Speroni.

En los últimos años existía un solo turno de 8 horas, de 11:00 a 19:00. Sin adelanto de la hora, este año iba a ser de 10:00 a 18:00. En los últimos diez años, por temporada hubo un promedio de 380 rescates. La Playa del Barco y el Desplayado de La Pedrera, La Aguada, o Zanja Honda y Los Botes de La Paloma figuran en la lista en donde resulta más habitual la necesidad de los rescates, desde las fiestas al 15 de enero, en Carnaval y Semana de Turismo.

Ahogados.

La falta de guardavidas ya se notó el fin de semana en Rocha. Tres personas fueron rescatadas por surfistas en playas ubicadas en diferentes puntos de la costa.

Sobre las 13 horas del domingo, un hombre de unos 40 años estuvo a punto de morir ahogado en la playa El Barco, cerca de las rocas. Poco antes, en Los Botes, un joven de 22 años fue salvado por otro surfista. El tercer rescate se dio en Punta del Diablo.

En Piriápolis, Maldonado, en donde sí hay guardavidas, un turista australiano de 75 años de edad, murió el domingo de tarde en la playa de la rambla de los Argentinos y Armenia. Habría sufrido un infarto cardíaco mientras nadaba.

Los guardavidas, junto a técnicos de una emergencia médica, llegaron a rescatarlo pero fue imposible su reanimación a pesar de los intentos.

Reducen a la mitad la cantidad de torres

Los guardavidas no están yendo a las playas de Rocha ni siquiera como turistas. Dudan de los planes de la Intendencia de Rocha y denuncian que mientras ellos cubrían 55 puestos, recién a partir del 1° de enero de 2016 el sistema comunal atenderá a 22 de las torres playeras. "Demasiado poco", dicen, a la vez que informan el rechazo a una contrapuesta de su parte que la Intendencia les hizo a ellos y al Ministerio de Trabajo, a través de un frío correo electrónico. Casi no tienen expectativas de un cambio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados