Gonzalo Mujica - Diputado del Frente Amplio

"No podemos guardar un silencio cómplice"

El diputado del Frente Amplio afirmó que "ser de izquierda no obliga a apoyar los desbordes de Nicolás Maduro".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Decir que la autogestión es un camino al socialismo, me parece un auténtico disparate"

—¿Están bajo sospecha las elecciones en Venezuela?

—En este momento está bajo sospecha por los hechos que están sucediendo. No hay garantías. Pienso pedirle una reunión a los compañeros del Ministerio de Relaciones Exteriores para conversar sobre este tema que me tiene sumamente preocupado. La decisión de Brasil de no concurrir, de no formar parte de la delegación de Unasur para la supervisión de las elecciones en Venezuela es una decisión muy fuerte, muy seria y creo que tanto el gobierno, como el Frente Amplio, la tienen que tomar muy en cuenta. Más aún, porque las razones de Brasil para no concurrir son la falta de respuestas de las autoridades venezolanas sobre garantías relativas a las condiciones de la contienda electoral, por lo tanto la demora en la contestación venezolana hace que Brasil llegue a la conclusión de que no hay condiciones para hacer una observación justa y objetiva. Uruguay debería analizar si la falta de garantía permite que una delegación oficial avale el acto electoral. El sistema político uruguayo debería hacer un esfuerzo para estar presente a los efectos de contribuir al control y eventualmente denunciar un fraude donde corresponda.

—¿Teme que las elecciones sean fraudulentas?

—Pienso que el gobierno venezolano está haciendo muy poco para que no se sospeche de fraude y la decisión brasileña es muy clara y afirma que no puede establecer garantías suficientes para que el proceso sea objetivo. Y el Gobierno brasileño es de izquierda también, esto no es un problema de derecha contra izquierda, hay que ser recto sea el gobierno del signo que sea.

—¿Por qué el Frente Amplio no se anima a cuestionar al Gobierno venezolano?

—No hay ninguna vinculación necesaria ni obligatoria entre ser de izquierda y tener que apoyar al régimen chavista. Reconocer que las relaciones comerciales con Venezuela han sido provechosas para el país, y sin duda que lo han sido, pero eso no significa comprometer un respaldo al régimen chavista ni menos aún el silencio cómplice ante sus desbordes y los escándalos de corrupción que se están denunciando. Hay una conclusión simple, que como el gobierno de Maduro es de izquierda hay que defender, o creer que todo lo que hace un gobierno de izquierda está bien. Pero este gobierno venezolano está investigado por corrupción y también por lavado de activos.

—¿Está bien hacer negocios con un gobierno sospechado de corrupción?

—Los negocios con Venezuela han sido beneficiosos para Uruguay. Los negocios son negocios y se hacen por plata, hacemos negocios de intercambio comercial con Irán, con Kuwait y con los que nos quieran comprar. Pero otra cosa son las relaciones políticas y eso no significa comprometer un respaldo al régimen chavista y menos aún el silencio cómplice ante los desbordes y escándalos de corrupción que se están denunciando en el mundo. Uruguay hace negocios con todo el mundo y debe hacerlos con todo el mundo. Si un gobierno árabe corrupto nos quiere comprar carne de oveja hay que venderle carne de oveja. El problema de la corrupción va por otro lado.

—¿El gobierno de Maduro es autoritario?

—Sin duda, es un gobierno que está haciendo abuso de su poder. Es hora de que el Frente Amplio se abra ante la posibilidad de rechazar el autoritarismo y la falta de libertad en Venezuela. Es hora que seamos solidarios con los venezolanos, con un pueblo que tiene derecho a dirimir sus debates políticos en un clima de respeto y libertad y a resolver sus contiendas electorales con transparencia y sin fraudes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados