Desde que asumieron nuevas autoridades, ocurrieron intentos de fugas y peleas

Gremio "instiga motines" en el INAU

La última fuga en un hogar del INAU ocurrió hace más de un año. Las nuevas autoridades del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente —que gestiona los hogares con privación de libertad del instituto— asumieron hace 20 días y debieron enfrentar, en una semana, cuatro incidentes de gravedad en dos hogares: una fuga y otros tres intentos; dos peleas entre internos con cuchillos artesanales, que terminaron con dos adolescentes y dos funcionarios lesionados, y un enfrentamiento entre padres durante una visita.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ceprili: la tensa situación duró todo el día de ayer. Foto: M. Bonjour

"El sindicato del INAU los está largando. Están (los funcionarios) haciendo todo lo posible para desestabilizar (el sistema). Entraron con todas baterías", dijo a El País una fuente del organismo.

El presidente del sindicato del Instituto (Suinau), José Lorenzo López, replicó afirmando que estas acusaciones contra los funcionarios no son nuevas. "Seguro que el gremio hace pegar a los compañeros", ironizó el sindicalista. "Cuando no se puede justificar lo que ocurre en el sistema, la culpa la tienen los trabajadores", dijo el gremialista a El País.

Otras fuentes del Gobierno, que hablaron bajo condición de reserva, insistieron en que es "el sindicato" el que está propiciando los desórdenes, "para mantener las prebendas que obtuvieron estos años pasados".

El sindicato del INAU prepara una movilización para dentro de 10 días porque "no se aguanta más" que todos los días hayan funcionarios lastimados en el Centro de Privación de Libertad.

Tres de los cuatro incidentes ocurrieron en el Centro de Privación de Libertad (Ceprili), ubicado en Cufré y Bulevar Artígas. Allí se encuentran alojados unos 60 infractores.

En la tarde de ayer, cuatro internos intentaron una fuga. Solo uno de ellos logró alcanzar la calle. Poco después, este joven fue recapturado.

El sindicato dijo que, en el intento de fuga, tres trabajadores fueron "golpeados" por los adolescentes.

El sábado 18, siete menores tuvieron acceso a las llaves de otros módulos que estaban en poder de funcionarios. Munidos de "cortes carcelarios", se enfrentaron a otro grupo, también armado. Dos funcionarios resultaron con lesiones leves y otros dos adolescentes sufrieron heridas.

Los incidentes en el Centro de Privación de Libertad, así como otros ocurridos con anterioridad en otros establecimientos, desnudaron problemas edilicios de entidad. Ello llevó a que la novel directora del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente, Gabriela Fulco, solicitara auditorías en cuatro hogares. Las investigaciones, que apuntan al departamento de Arquitectura de la administración de Ruben Villaverde, buscan medir si los presupuestos de las obras en los hogares coinciden con la calidad del material utilizado.

Cruces.

López indicó que la dirección del Sirpa pretendía trasladar 50 internos del Centro de Ingreso, Estudio Diagnóstico y Derivación a otros servicios. "Esa distribución no se iba a hacer siguiendo el criterio científico que tanto proclaman las nuevas autoridades. Se iba a hacer al barrer. Nos pusimos firmes porque los otros centros no están en condiciones de recibir más internos", dijo López.

El gremio también cuestiona la propuesta de Fulco de trasladar al Comcar a aquellos internos en hogares que hayan cumplido los 18 años, pero esa infomación no ha sido confirmada. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, no se pronunció sobre esa iniciativa,, pero señaló que "debía ser evaluada".

López afirmó que le preguntó a la presidenta del INAU, Marisa Lindner si el traslado de jóvenes al Comcar había sido aprobado por el Directorio del organismo. "Lindner dijo que ese tema aún no se había analizado", expresó.

Un comunicado de prensa emitido ayer por la Comisión Delegada del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente negó que jóvenes internos serían trasladados a dependencias del Ministerio del Interior.

El sindicato también cuestionó a las nuevas autoridades por no elaborar "un nuevo protocolo de actuación. No hay protocolo de actuación y ello genera indefinición. Los menores notan que hay flaqueza y se agrandan. Por eso ocurren los incidentes", explicó López.

El Directorio del Sirpa, por su parte, precisó ayer que: "Frente a las declaraciones del Sindicato, que reclaman protocolos para trabajar, expresamos que rigen todos los protocolos que están vigentes".

Polémica por contrataciones

El ingreso de unos 400 funcionarios como "talleristas" también enfrentó a la Comisión Delegada del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente y al gremio. Las autoridades dicen que funcionarios contratados para trabajar en "oficios" hoy realizan tareas administrativas. El gremio no avala despidos "masivos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados