FOTOGALERÍA

"Somos los grandes olvidados"

Rostros de familiares y víctimas de la delincuencia protagonistas de intervención urbana.

Josefa, con la foto de su hijo Iván, que fue asesinado de un balazo cuando volvió del trabajo. Foto: F. Ponzetto
Josefa, con la foto de su hijo Iván, que fue asesinado de un balazo cuando volvió del trabajo. Foto: F. Ponzetto
Una madre: la foto de Luisa Martínez es un tributo a Maximiliano, asesinado a los 27 años. Foto: Marcelo Bonjour
Una madre: la foto de Luisa Martínez es un tributo a Maximiliano, asesinado a los 27 años. Foto: Marcelo Bonjour
Una hermana: Mónica García posó en recuerdo de Rodrigo, el guardia asesinado a los 23 años. Foto: M. Bonjour
Una hermana: Mónica García posó en recuerdo de Rodrigo, el guardia asesinado a los 23 años. Foto: M. Bonjour
Otra madre: Silvia Berdún refleja el dolor por el crimen de Damián, muerto a los 21 años, en 2013. Foto: M. Bonjour
Otra madre: Silvia Berdún refleja el dolor por el crimen de Damián, muerto a los 21 años, en 2013. Foto: M. Bonjour

A pesar de haber pasado dos años, Josefa Romano aún recuerda con profunda tristeza y detalle el día en que mataron a su hijo Iván, de 38 años. Fue en en la jornada previa a las elecciones nacionales del año 2014.

"Estábamos en mi casa con mi esposo carpiendo el pasto porque nos íbamos a reunir todos a comer un asado al otro día, ya que venía una de mis hijas del interior para votar. Ese día mi hijo Iván me dijo que iba a hacer una changa con unos andamios, porque él era soldador y con ese dinero que iba a hacer ya de paso compraba el asado para el domingo", contó su madre. Pero una vez que salió esa tarde, no volvió más.

A las horas de que Iván se fue del domicilio, la nuera de Josefa llegó corriendo hasta su casa y le dijo que a su hijo le habían pegado un tiro. "Enseguida salí corriendo por el fondo así como estaba y fui hasta el lugar, que había sido a media cuadra de mi casa", narró la madre.

Cuando llegó lo vio tirado y con la moto arriba y escuchó que su marido gritaba "está vivo, está vivo, sáquenle la moto de encima".

"Allí le pedí a la policía que lo llevara al hospital porque aún seguía respirando", indicó la mujer. Lo trasladaron en un patrullero hasta el centro de Salud del Cerro, donde permaneció un tiempo, hasta que fue trasladado al Hospital Maciel. Allí la placa que le mostraron a su madre y a su hermana —enfermera— mostraba que la bala había entrado directamente por la sien.

"Nos informaron que no había nada que hacer y que podía fallecer en cualquier momento. Murió a la una de la mañana del 26 de octubre de 2014", contó con voz de tristeza su madre.

"Ese mismo día tuve que ir a votar como una ciudadana más, pero con un profundo dolor en el alma", expresó Josefa.

Iván trabajaba como soldador y tenía 7 hijos, uno de ellos: una niña discapacitada.

Según cuenta su madre, la única ayuda para los niños provino del INAU. No recibieron ninguna pensión por parte del Estado. "Yo lo que quiero es que se haga justicia y que no vuelva

a ocurrir lo mismo que le pasó a mi hijo". Desde ese momento, la Policía nunca logró dar con los responsables de la muerte del soldador de 38 años.

Casos que se repiten.

Silvia Berdún aún hoy no entiende lo que pasó. Antes de salir de su casa con sus amigos, su hijo Damián, de 21 años, le dijo que volvía en un rato para ver todos juntos el partido que jugaba Uruguay contra Argentina por las Eliminatorias. Era el martes 15 de octubre del año 2013.

"A las 8:30, como mi hijo no venía, decidí salir a la puerta de casa y vi una moto que estaba parada en frente y había una persona que no sabía quién era. Me acerqué y le pregunté su nombre. Antes de contestarme me dijo si yo era la madre de Damián, a lo que le respondí que sí. Ahí me contó que Damián estaba tirado en la plaza", narró su madre con tristeza.

Enseguida llegaron dos vecinas que acompañaron a Silvia hasta la plaza. "Cuando llegamos Damián se estaba muriendo, y no me dejaron acercarme", narró la madre. Según cuenta, lo que llegó a sus oídos fue que la bala no era para Damián, sino para otra persona parecida físicamente.

"Nunca se supo bien lo que pasó. Todos saben quién fue pero se callan, nadie quiere decir nada", opinó Silvia.

Campaña.

Desde ayer, todos los municipios de Montevideo podrán ver algunos de los rostros de los familiares de las víctimas de la delincuencia. Los retratos de los padres y hermanos de los fallecidos —entre ellos el de Josefa y Silvia— fueron colocados sobre la vía pública y estarán hasta el 4 de diciembre.

Bajo el lema "¡Basta!" la campaña tiene como finalidad "invitar a la reflexión sobre las consecuencias que tiene la delincuencia".

Cada cartel además de mostrar la imagen del familiar, tiene una breve descripción sobre quién fue la víctima, qué edad tenía, cuándo fue asesinado y en qué circunstancias.

Además de las madres de Damián e Iván, está la imagen de Graciela Barrera, cuyo hijo Alejandro, de 30 años, fue asesinado el 14 de enero de 2009. También está el rostro de Mónica García, hermana de Rodrigo, un joven de 23 que trabajaba como guardia de seguridad; Graciela Ferreyra y Daniel Amaro, padres de Gustavo, un taxista de 29 años que fue asesinado por un menor de edad para robarle la recaudación en noviembre de 2010, también están retratados. La imagen de Marta López, María Luisa Martínez y Gaby Soca, todas madres de víctimas aparecen en otros imágenes.

Los carteles podrán verse en la Ruta 1 km. 13.600; en Fernández Crespo y Galicia; en Garibaldi y Emilio Raña; en Luis A. de Herrera y Rivera; en Batlle y Ordóñez y Emilio Raña; en Rambla Tomás Berreta y Barradas; en 8 de Octubre y Béjar; y César Mayo Gutiérrez y Abrevaderos.

Finalidad.

"El objetivo con la campaña es invitar a la gente y a la sociedad a que reflexione, porque nadie está exento de ser una víctima, a cualquiera le puede pasar lo que nos pasó a nosotros. Las víctimas siempre fueron las grandes olvidadas y ésta es una forma de que las recuerden", explicó Graciela Barrera, directora de Asfavide. Asimismo sostuvo que la intención de la iniciativa es sensibilizar a la población de que la violencia no conduce a nada.

"No es fácil poner el rostro de uno, con la tristeza que conlleva todo, habiendo perdido un pedacito de nuestro ser. Sin embargo sacamos fuerza de donde sea para intentar que la sociedad se dé cuenta de que hay que buscar una cultura de paz", sostuvo Barrera.

La iniciativa fue uno de los 11 proyectos seleccionados para formar parte del Primer Festival de Intervenciones Urbanas 2016, organizado por la Intendencia de Montevideo. La comuna busca "propiciar la reflexión a través del arte, la arquitectura y el diseño".

Trabajar para las familias de las víctimas.

La Asociación de familiares y víctimas de la delincuencia (Asfavide) surgió en el año 2012. Fue creada por tres familias que se unieron, luego de haber vivido la misma situación: sus hijos fueron asesinados a manos de la delincuencia. La asociación se sustenta a partir de fondos solidarios y trabaja en el apoyo y la contención de las víctimas de la inseguridad. Otro de sus objetivos es elaborar proyectos o programas tendientes a la rehabilitación de las víctimas y sus familiares y concientizar a la población sobre la situación que viven esas familias.

EL TRIBUTO FAMILIAR EN IMÁGENES.

Alejandro - Murió el 14 de enero de 2009.

Su madre, Graciela Barrera será una de las retratadas. Trabajaba como repartidor de pollos y tenía 30. Fue asesinado en una rapiña.

Gustavo - Murió el 7 de noviembre de 2010.

Sus padres, Graciela Ferreyra y Daniel Amaro, están retratados. Tenía 29 años y era taxista. Fue asesinado en una rapiña.

Iván - Murió el 26 de octubre de 2014.

Su madre Josefa Romano estará en un cartel. La víctima tenía 38 años y era soldador. Fue asesinado cuando volvía de trabajar.

Marcelo - Murió el 27 de noviembre de 2014.

Marta López, hermana de Marcelo, aparece en una foto. El joven de 29 años era clasificador. Lo mataron para robarle su moto.

Damián - Murió el 15 de octubre de 2013.

La gigantografía tendrá el rostro de su madre, Silvia. Él tenía 21 años, trabajaba en una pizzería y fue asesinado en una plaza.

Rodrigo - Murió el 31 de enero de 2015.

Estará retratada su hermana, Mónica García. Rodrigo fue asesinado en el cumpleaños de su sobrino. Trabajaba como guardia de seguridad. Tenía 23 años.

Álvaro - Murió el 22 de enero de 2013.

Tenía 20 años. Fue asesinado por dos delincuentes para robarle la moto. Trabajaba como mandadero. Su madre Gaby Soca, estará retratada.

Maximiliano - Murió el 22 de julio de 2010.

La madre Luisa Martínez estará en la muestra. Tenía 27 años, era peluquero y trabajaba en una pizzería. Fue asesinado cuando entregaba un pedido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados