VÍCTOR ROSSI

"El gran asunto es hacer el ferrocarril"

La necesidad de obtener recursos para concretar las obras de infraestructura que se precisan para la instalación de la tercera planta de celulosa es el gran objetivo de la gira presidencial por España.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"A veces en el Estado perdemos de vista que el tiempo es un factor de la ecuación". Foto: A. Colmegna

Dentro de esas obras la construcción de un ferrocarril eficiente permitirá duplicar la capacidad de carga de celulosa y esa tarea está en manos, principalmente, del ministro de Transporte que confía en lograrlo.

—¿Sin el ferrocarril se puede llevar adelante la planta de UPM?

—Sin el ferrocarril se podría llevar adelante igual la planta, pero seguramente serían mucho menores los efectos positivos de esta iniciativa y mucho más costoso para el país el mantenimiento de las condiciones de transporte suficientes que aseguren el éxito del proyecto. La definición de una estrategia incluye en este caso el nodo ferroviario como hecho fundamental para que el conjunto de la ecuación cierre. Pero además es una gran oportunidad para que se desarrolle el país. El ferrocarril nos permitiría duplicar la capacidad de carga que exige la celulosa.

—¿Qué tan cerca está Uruguay de conseguir el ferrocarril?

—Es un gran desafío, no es sencillo, porque en esta materia no hay nadie que tenga experiencia en el Uruguay. Es decir nosotros tenemos no el ferrocarril del siglo pasado, del otro siglo. Tenemos que asumir la responsabilidad de hacerlo y hacerlo en tiempo y no fracasar. Existen condiciones, porque existe en el mundo la gente que tiene el conocimiento para hacerlo y el país tiene la fortaleza para acceder al financiamiento.

—¿Cómo se relaciona esto con la gira que está haciendo el presidente por Europa?

—Lo que hacemos es tomar contacto con empresarios que tienen el conocimiento desde el punto de vista técnico y tienen la experiencia y capacidad de financiamiento, y eso se suma también al trabajo que allá en el Uruguay mismo realizamos donde tenemos una decena de vínculos y contactos que nos permiten reunir toda la información para que en los próximos días tengamos definidas las características técnicas del trazado necesario y a partir de ahí pongamos en marcha los procedimientos.

—¿Se hará una licitación?

—Veremos según el tipo de decisión final. Seguramente el presidente promoverá en el Consejo de Ministros la concreción de éste y algunos otros temas que nos permitan ir seleccionando el camino, no hay mucho que inventar. Se necesitan buenos proyectos, capacidad técnica y experiencia acorde que permita que Uruguay pueda utilizar su crédito, pero de modo que este esfuerzo que es una inversión fuerte no afecte el equilibrio fiscal y por lo tanto el funcionamiento del resto del país. Hay un abanico de instrumentos que van desde la corporación vial, las concesiones privadas, las de obra pública tradicional y los fideicomisos. Hay un abanico de leyes que nos permiten hacer las cosas bien y financiarlas.

—¿En estas reuniones los empresarios han demostrado interés en invertir, por ejemplo, en el ferrocarril?

—Estas reuniones no se centran en este tema, pero sí, a las entrevistas vienen empresas con experiencia y trayectoria a interesarse por el tema.

—Usted dijo que en estas reuniones con empresarios también recibieron un tirón de orejas por lo que se demora en concretar los proyectos.

—Bueno yo aprovecho siempre a recordar que las cosas son importante en sí, pero más importante es en el momento oportuno (…) Nosotros ahora tenemos algunos objetivos y no es lo mismo terminarlo en una agonía en algún momento que terminarlo en momentos de que eso se refleje en el fortalecimiento del país.

—¿Se refiere a la burocracia dentro del Estado?

—El tiempo es importante y a veces en el Estado, pero no solo en el Estado, perdemos de vista que es un factor de la ecuación. Se pregunta cuál es la inversión, pero mucho menos cuándo empieza y cuándo termina. Muchas veces se piensa que siempre se puede dejar para el mes que viene y eso realmente es muy negativo. Independientemente de que si se comprometiera o no el objetivo, lo que sí estaría poniéndolo en riesgo.

—Vázquez dijo que pensaba definir lo de UPM antes de que terminara el año.

—Para mí es tener la máxima presión para llegar a tiempo. Hay algunas cosas que vamos a llegar sin problemas antes de fin de año a definirlas, como los temas de la rutas que son 1.000 kilómetros y el puerto, donde ya hay obras importantes como la construcción de nuevos muelles. El gran asunto es aquello que nunca hicimos y por lo tanto necesitamos hacerlo, el ferrocarril. Estamos buscando el asesoramiento de quienes saben. Tenemos que armar una propuesta que sea buena para el país y que tengamos la capacidad de que funcione.

—¿Esta propuesta para el ferrocarril sale en 2016?

—Bueno, ese es el apremio que tenemos, sería bueno que saliera antes de fin de año. No sé si tendremos todo. El presidente tiene la intención de empujarnos para tomar esa decisión antes de fin de año.

—¿Cómo se adecuarán los accesos a Montevideo una vez instalada UPM?

—Se están trabajando en las diferentes variantes. Desde el principio del período estamos trabajando en una readecuación de transporte de carga en los alrededores del puerto. Teníamos estudios e hicimos algunos llamados a empresas constructoras, pero espero tener definiciones.

—¿Los proyectos de PPP están funcionando bien en cuanto a tiempo?

—Vienen más lentos de lo que yo quiero. Hemos terminado la cero y se terminó de negociar el contrato por más de 20 años. Pero tenemos otros proyectos que estamos a punto de adjudicar como las rutas 9 y 15, y las rutas 12, 54, 55 y el puente sobre el arroyo Las Vacas. Más allá de que estoy furioso, porque no llegamos y es una frustración.

—¿Por qué no se llega?

—Creo que vamos a ir aprendiendo y achicando el tiempo. Vamos mejorando. Esto es un aprendizaje y creo que hay cosas que ajustar.

—¿Hay diferentes visiones sobre esto en el gobierno?

—Hay, y hay diferentes roles y responsabilidades, y no todos de repente tienen el mismo apremio.

—Economía dice que los tiempos son habituales.

—Economía es el principal colaborador que tiene el Ministerio de Transporte en este tema. Creo que la mayor coincidencia es la que ha habido entre Transporte y Economía. Han trabajado tanto o más que nosotros para acelerar el camino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados