LA SITUACIÓN EN LAS FUERZAS ARMADAS

Otro golpe para la Fuerza Aérea: el "Pucará" dejará de volar

Los escuadrones “Ataque” y “Caza” están en problemas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aviones de combate fueron comprados a Argentina pero ya no hay repuestos. Foto: archivo

Con los aviones A - 37 B "Dragonfly" en tierra a la espera del resultado de la investigación del accidente de Durazno donde una aeronave de ese tipo cayera a tierra en estos días, matando a dos oficiales, más la próxima desafectación del único IA – 58 "Pucará", la Fuerza Aérea verá mermar aún más su capacidad operativa en la Brigada Aérea II de Durazno.

Los varios aviones "Pucará" comprados a Argentina años atrás formaban parte del Escuadrón Aéreo N° 1 (Ataque), mientras que los "Dragonfly" conforman el Escuadrón Aéreo N° 2 (Caza).

El ministro de Defensa, Jorge Menéndez, informó la semana pasada a la comisión de su área en el Senado que de los seis "Dragonfly" que quedan después de la destrucción del que protagonizó el accidente fatal, hay cuatro en condiciones de volar.

"Si hoy no están en orden de vuelo se debe a que así lo determinó el propio comando, con la anuencia del Ministerio de Defensa Nacional, hasta tanto se realice un profundo y minucioso análisis de su capacidad operativa, lo que estará a cargo de los oficiales de vuelo formados en nuestro país y en el extranjero", dijo el ministro ante los senadores en su comparecencia del jueves 18.

Con respecto al "Pucará", en la Fuerza Aérea se confirmó a El País que hay solamente uno en condiciones de volar. El ministro de Defensa apuntó en la misma ocasión que "se ha discontinuado su construcción, porque las empresas fabricantes no trabajan en este momento en la misma línea operativa". Y que por esa razón "tenemos muchas dificultades en cuanto a su recomposición", hablando del Escuadrón de Ataque.

Fisiología.

En tanto ayer, el comandante del Escuadrón de Helicópteros de la FAU Alejandro Trujillo, explicó aspectos de lo que puede llegar a experimentar un piloto durante un vuelo, y especialmente cuando se ha perdido el control de la aeronave.

En una entrevista con El País TV, Trujillo indicó que "en determinadas condiciones las fuerzas gravitacionales pueden ser tan grandes que no les permitan a los pilotos mover los brazos, o incluso quedar inconscientes en la caída. Cuando uno toma fuerza G positiva la sangre se le va a los pies, y a eso lo llamamos visión negra. Cuando se toma fuerza G negativa la sangre le va a la cabeza y eso es lo que se conoce como visión roja".

"Eso es inherente a la fisiología del piloto, no se controla. Si la aeronave está fuera de control y les sucedió eso pueden perder la conciencia", sostuvo.

Los factores de la investigación.

El comandante del Escuadrón de Helicópteros 5 de la Fuerza Aérea, Alejandro Trujillo, informó que la comisión que investiga los accidentes ocurridos en estos días se maneja en varias áreas. Algunas de ellas son el análisis del factor material, el factor medio ambiente, el factor humano y el factor operacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)