EN BUSCA DEL OSO GIGANTE

Gobierno y UPM miden al máximo cada movimiento

Empresa emitió ayer un comunicado para “enfriar” los mercados bursátiles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Delegados de la empresa cuando presentaron el proyecto de la nueva planta. Foto. F. Ponzetto

Se miden todas las palabras. Incluso cada salida pública se estudia hasta el último detalle. Es que aún faltan muchos puntos para lograr confirmar la instalación de la segunda planta de celulosa de la empresa UPM. Uruguay no estaba preparado para la llegada de una inversión de este tipo. Las carencias en infraestructura son el gran obstáculo. Pero para el presidente de la República, Tabaré Vázquez, el tema es primordial, y ordenó a sus ministros que trabajen "muy a fondo" para terminar de "atar el negocio".

En las últimas horas dos comunicados de la empresa UPM —uno de su filial en Finlandia, y otro de la representación en Uruguay— generaron dudas sobre la continuidad del proyecto. Sin embargo desde el Poder Ejecutivo aclararon que nada ha cambiado en el proceso de trabajo, y las autoridades uruguayas continúan la tarea "muy intensamente" —según puntualizó uno de los jerarcas consultados ayer por El País— para cumplir con los requisitos de UPM para confirmar su segundo emprendimiento.

"Tabaré (Vázquez) quiere que salga o salga el proyecto. Y va a salir adelante porque se está trabajando muy intensamente en esto. Es un proyecto clave. Para Uruguay no hay un cambio en el cronograma de trabajo, ni tampoco hemos recibido otras notificaciones de parte de la empresa que se haya perdido el interés. El interés de UPM está firme, y el de Uruguay también", dijo ayer de tarde a El País un alto jerarca del Poder Ejecutivo que trabaja con el mandatario cada detalle del proyecto.

A las 11:10 horas de Finlandia (6 de la madrugada de Uruguay) la empresa UPM emitió un comunicado con el objetivo de tranquilizar el mercado bursátil. "UPM comenta especulaciones de mercado sobre una supuesta inversión en planta de celulosa en Uruguay", se titula el texto.

Las acciones de la empresa finlandesa mantenían una racha en alza, alentadas por las noticias que recibían desde Montevideo. Los inversores observaban que el gobierno uruguayo daba por confirmada la instalación de una megaplan- ta de celulosa en el centro del país sudamericano. A su vez, el jefe de Estado uruguayo tenía confirmado un viaje a Finlan-dia para los primeros días de febrero.

Por eso se vieron en la obligación de tranquilizar las expectativas del mercado. "UPM declara que no está involucrada en negociaciones sobre una inversión en planta de celulosa con el gobierno uruguayo", expresó el comunicado. A pesar de eso, en el texto la empresa sí explica que se mantiene el interés de definir proyectos a largo plazo: "Como se anunció anteriormente, la compañía está considerando perspectivas y prerrequisitos para el desarrollo a largo plazo en Uruguay".

En el final del comunicado oficial, el vicepresidente de UPM Pirkko Harrela reafirma que la empresa sigue discutiendo con el gobierno uruguayo y con un "espíritu positivo". Pero para mostrar los avances en las negociaciones fue cauteloso en elegir las palabras precisas y evitar generar expectativas no fundadas. Por eso habla de "una potencial planta de celulosa" que para confirmarse va a necesitar "varios requerimientos", en especial vinculados al "desarrollo de infraestructura".

A pesar de eso, la información generó mucha preocupación en la Torre Ejecutiva, dijo a El País un asesor del manda-tario. Jerarcas del gobierno que trabajan en el tema no estaban al tanto de la movida que haría la casa matriz de UPM en Helsinki.

Por eso pidieron explicaciones a la filial en Uruguay. "No entendimos cómo si el lunes próximo va a haber una reunión muy importante, hoy nos desayunamos con este comunicado", dijo la fuente de Presidencia a El País, que prefirió no hacer declaraciones oficiales porque habían acordado con los representantes de UPM en Uruguay que se "precisaría" la información.

Fueron varias llamadas telefónicas, unos cuantos intercambios de mensajes por WhatsApp, y varios correos electrónicos para "pulir" el texto que se enviaría a los medios de comunicación. A las 11:10 de Montevideo la empresa envió a los medios un correo electrónico con la posición de UPM.

No fue un nuevo comunicado. Se trato de un correo electrónico de la agencia encargada de la comunicación de la empresa finlandesa. Tampoco se publicó en la página Web de UPM Uruguay. Solo se difundió por correo electrónico. El objetivo fue enviar un mensaje tranquilizador y aclarar que las negociaciones entre Uruguay y UPM se mantienen con el mismo impulso desde que fueron anunciadas por el presidente Vázquez en julio de 2016.

Tampoco hubo una aclaración por los medios oficiales de Presidencia de la República. Lo acordado entre el gobierno y UPM Uruguay fue que se limitarían a la "precisión" enviada a los medios. Por eso el texto elaborado por la agencia de comunicación de UPM fue divulgado por asesores de Presidencia vía WhatsApp a un grupo de periodistas.

A las 14:20 de Montevideo el texto fue difundido por asesores de Presidencia bajo el título "Comunicado de UPM Uruguay difundido hoy a los medios de comunicación nacionales".

Para la empresa no fue un nuevo comunicado. Sí una aclaración. Allí apuntaron que "nada ha cambiado" y continúan avanzando en las negociaciones por infraestructura. El texto volvió a repetir el concepto de "espíritu positivo" en las conversaciones.

Voceros de la finlandesa en Uruguay explicaron a El País que la empresa se vio en la "necesidad de responder" ante la "especulación de los mercados financieros internacionales". La fuente apuntó que se buscó "clarificar la posición por la sobreespeculación en las acciones". El comunicado "no altera nada el desarrollo de las negociaciones, se sigue con el cronograma", agregó el vocero.

La estrategia de UPM logró su resultado. Con el comunicado consiguieron frenar el alza de la cotización de sus acciones e incluso bajaron. Al mismo tiempo el gobierno pidió que se aclare el comunicado y también consiguió el objetivo: la instalación de la planta aún no está confirmada, pero ambas partes mantienen un firme interés en concretar la megainversión.

Anuncios, comunicados y mercados calientes.

Las expectativas por una segunda planta de UPM en Uruguay alentaron a los inversores internacionales a comprar acciones de la empresa finlandesa. Los "papeles" se cotizaron ante los anuncios de los gobernantes uruguayos dando por hecha la instalación de la megaplanta. Por eso UPM decidió salir a enfriar los mercados con un comunicado que generó mucho nerviosismo en el ambiente político y empresarial uruguayo. Sin embargo horas después desde Uruguay se aclaró: "Nada ha cambiado".

Finlandeses y ministros en reunión clave por papelera.

El lunes 30 será un día clave. Las principales figuras del Poder Ejecutivo que trabajan en la instalación de la segunda planta de UPM se reunirán con una delegación de finlandeses enviados de la casa matriz de UPM a Montevideo. Dos fuentes de gobierno dijeron a El País que hay muchas expectativas en la reunión para lograr avances "significativos" en las negociaciones. El principal tema está en los requerimientos en infraestructura que ha solicitado la empresa.

En la reunión con la delegación finlandesa participarán el ministro de Economía, Danilo Astori, el ministro de Transporte, Víctor Rossi, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, la ministra de Vivienda y Medio Ambiente, Eneida De León, y asesores del presidente Tabaré Vázquez.

Los integrantes del gabinete ministerial vienen preparando la reunión desde hace varios días, y llegarán al encuentro con los avances que han definido en materia ferroviaria, portuaria y las exigencias fiscales que ha solicitado UPM. La empresa pretende funcionar bajo régimen de zona franca, pero a su vez espera otros incentivos fiscales no estipulados en la ley de promoción de inversiones. El fin de semana previo a esta reunión el presidente Vázquez se reunirá durante dos días —a puertas cerradas— con todo el gabinete. El encuentro será en la Estancia Presidencial Anchorena, en Colonia, y el objetivo será definir la estrategia política para el 2017. Los dos principales temas serán: la instalación de la segunda planta de UPM en Paso de los Toros, y los lineamientos generales para estructurar la Rendición de Cuentas.

Vázquez se reunió ayer con los intendentes de Durazno, Carmelo Vidalín, y de Florida, Carlos Enciso, para informar de los trabajos que vienen haciendo para confirmar la nueva planta de UPM y adelantó que conformarán una comisión con todas las intendencias involucradas en el proyecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados