LA RELACIÓN DEL OFICIALISMO CON LOS OTROS PARTIDOS

Gobierno y oposición pactan tregua debido a fuerte tensión

Luego de Semana Santa votan las venias que se frenaron en el Senado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sendic, en el centro de los problemas por su falso título y la gestión y el déficit de Ancap. Foto: Archivo.

Bajar la pelota al piso es la consigna. Por eso el Frente Amplio y los partidos en la oposición acordaron una tregua hasta abril a fin de frenar la "escalada" de enfrentamientos en el Parlamento y no estar "a los tiros todo el tiempo", dijeron a El País fuentes de ambas partes. Esta tregua implica que la oposición suavizará el tono de sus críticas al gobierno, aunque mantiene firme su decisión de ir a la Justicia por el caso Ancap y promover dos nuevas comisiones investigadoras: una sobre el fallido proyecto de la regasificadora y otra por los negocios con Venezuela durante el gobierno de José Mujica. El Frente Amplio, por su parte, votará las venias para Diego Labat en Ancap y Álvaro Viviano en el ex Sirpa, además de no retirar a los directores de la oposición que están en organismos públicos, posibilidad que Vázquez llegó a manejar.

En la bancada oficialista hay "malestar" con las continuas críticas de la oposición, especialmente las del martes 8 como respuesta a la declaración del Plenario del Frente Amplio del sábado 5, que acusó a los medios de comunicación y a los demás partidos políticos de "debilitar" las instituciones democráticas. El presidente Váz-quez tomó distancia del tono usado en la declaración del Plenario frenteamplista: no la consideró "oportuna ni ajustada", según informó Búsqueda esta semana.

En las últimas horas, un funcionario allegado al presidente confió a periodistas que "la situación está al límite". Aunque reconoció que "no pedimos que nos aplaudan en todo", exteriorizó la molestia que hay en el gobierno. Y aclaró que la del Plenario "no es una declaración del gobierno, sino de la fuerza política".

El senador colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) declaró ayer: "No estoy atado a los cargos. Estoy atado al funcionamiento democrático de un país". En el año 2012, Bordaberry retiró a todos los representantes de Vamos Uruguay en los organismos públicos, molesto porque el entonces presidente Mujica los acusó de estar "atornillados" a los cargos.

Vázquez no quería que el Frente Amplio entrara en una discusión en el Senado sobre la declaración del Plenario del sábado 5. El resultado de la votación de la moción del senador Bordaberry, en la sesión del martes 8, pidiendo habilitar la discusión, fue negativo. Pero la batalla se libró de todos modos de manera oblicua por vía de la fundamentación del voto. Los senadores de la oposición fueron tan a fondo en sus críticas al vicepresidente Raúl Sendic y al Frente Amplio como hacía años que no se escuchaba en el Senado. Y desde el oficialismo "entraron" en el juego los senadores Marcos Otheguy, Rafael Michelini y Yerú Pardiñas.

Un día después, el miércoles 9, Alianza Nacional, el sector que lidera el senador Jorge Larrañaga, anunció a primera hora de la tarde su intención de reeditar el debate en el plenario de Diputados por parte del representante aliancista por Paysandú, Nicolás Olivera. Pero esto quedó sin efecto.

En abril sucederán muchas cosas en el Parlamento. Se votarán las venias que faltan para los directores de Ancap y para los del organismo que sustituye al Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa); en ambos casos hay blancos involucrados. Se presentarán dos pedidos de comisiones investigadoras por parte del Partido Nacional, una sobre los negocios con Venezuela y otra sobre la regasificadora. Esto "no tiene nada que ver" con el "proceso pacificador", dijeron a El País fuentes del Partido Nacional.

Los blancos, como principal fuerza de la oposición, están en plan "bajo perfil" y se llamaron a silencio. No hay declaraciones públicas y han puesto en modo pausa algunas denuncias que tenían pensado presentar en la Cámara Diputados. Varios de sus principales senadores viajaron al exterior y estarán ausentes hasta el mes próximo.

La semana pasada hubo al menos una reunión para analizar el clima de guerra mientras transcurría la sesión del Senado del miércoles 9. De esa reunión participaron los senadores frenteamplistas Otheguy, Ernesto Agazzi y Rafael Michelini, y los blancos Javier García, Álvaro Delgado y Luis Alberto Heber. "¿Cómo salimos de esto?", "no podemos estar todo el tiempo a los tiros", fueron frases que retumbaron en la sala. De ambos lados se reconoció que el clima estaba "tenso". Los blancos se quejaron de que el Frente Amplio "salió a hablar de conspiración".

Entonces, el resultado del encuentro fue el de mejorar el clima de relacionamiento político y mantener el diálogo pero sin dejar de "dar la pelea sobre lo que hay que dar".

Los blancos ya acompañaron en el Senado un pedido de venias para ministros de Tribunales de Apelaciones que promovió el Poder Ejecutivo.

La gota que desbordó el vaso y llevó la tensión entre las partes al extremo se produjo en el Senado el martes 8, cuando Sendic, imperturbable, no respondió a uno solo de los discursos de la oposición, que fue particularmente dura con él por el episodio de su título de licenciado en Genética Humana.

Los senadores de la oposición fueron descargando gruesos calificativos sobre Sendic como consecuencia de que la bancada oficialista se negó a discutir la declaración del Plenario del Frente Amplio del sábado 5, donde la coalición se quejó de una "campaña" de los demás partidos y los medios de comunicación para "debilitar" la institucionalidad del país.

La sesión fue extremadamente tensa y los rostros adustos de todos los senadores así lo reflejaban. Los senadores de la oposición hicieron una larga serie de cuestionamientos a Sendic, a quien acusaron de ser "mentiroso" sobre su licenciatura en Genética Humana en Cuba, por lo cual no podía "mirar a los ojos a los uruguayos"; de no tener "coraje" para reconocerlo, de falta de "dignidad", y al Frente Amplio de ser "cobardes" por la acusación a la oposición sin "pruebas".

Todo había comenzado con un planteo del senador Bordaberry, quien en la sesión le pidió a la bancada del oficialismo que mostrara pruebas de que la oposición y los medios están supuestamente combinados en el despliegue de una campaña para debilitar la institucionalidad, tal como sostuvo la declaración del Plenario del Frente Amplio.

"Lo de Sendic es un error", declaró José Bayardi.

Uno de los candidatos a la presidencia del Frente Amplio es el exministro y exlegislador José Bayardi. Ayer, en una entrevista con El País TV sostuvo que el episodio del vicepresidente Raúl Sendic y su supuesto título de licenciado fue "un error" del vicepresidente pero que eso a su vez "no cuestiona la institucionalidad". "Que se denuncie eso no desestabiliza la democracia pero pasar la raya y que se hable de la familia no corresponde", dijo Bayardi. El episodio de Sendic así como la declaración del Plenario del FA dieron pie al enfrentamiento

La nueva Ancap y el tenso debate por las venias.

La historia del Parlamento recordará la sesión del 8 de marzo de este año en el Senado como una de las más duras. Ese día, con la declaración del Plenario Nacional del Frente Amplio acusando a la oposición de estar embarcada una campaña para desestabilizar las instituciones democráticas sobre la mesa de los legisladores, las venias para los directores de Ancap estaban en el orden del día.

Pero los asuntos de trámite dejaron paso al debate. Al día siguiente, con los ánimos más que caldeados, el Senado votó las venias para tres de los cinco directores de Ancap. Según la oposición, el Frente Amplio incumplió el acuerdo para que todas las venias se votaran juntos. De todos modos, por unanimidad se aprobaron las venias para Marta Jara como presidenta de Ancap, Juan Carlos Herrera, vice, y Laura Saldanha como directora, y se pospusieron las de Ignacio Berti (el cuarto delegado del gobierno) y Diego Labat (representante del Partido Nacional), a pedido del Frente Amplio.

La posición del oficialismo de postergar estas dos venias se respaldó en que la oposición había cuestionado la situación de Berti, quien no podría integrarse a Ancap porque actualmente es director de Pluna Ente. Blancos y colorados pusieron de manifiesto que se estaba incumpliendo un acuerdo político que era votar el miércoles 9 todas las venias para directores de Ancap y las del directorio del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente, para Gabriela Fulco, Álvaro Viviano (representante del Partido Nacional) y Eduardo Katz.

La consideración más amplia fue sobre la propuesta para nombrar a Jara. El senador colorado Pedro Bordaberry señaló algunas objeciones a la designación de la actual presidenta del ente. Luego, el nacionalista Álvaro Delgado sostuvo que la ingeniera Jara "genera dudas por su gestión en Gas Sayago y el proyecto de la regasificadora". Pero igualmente hoy está en funciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados