el “nuevo ADN” de la educación habla de “incluir, democratizar y flexibilizar”

Gobierno fija como meta estudio obligatorio entre los 3 y 17 años

Las autoridades de la educación en pleno salieron ayer a explicar en qué consiste el cambio de ADN que se pretende para un sistema educativo muy en el tapete en estos días, con el que se apunta a mejorar las condiciones de egreso en Primaria, universalizarlo en la educación media básica y duplicarlo en cuarto, quinto y sexto año de liceo.

Durante dos horas la ministra de Educación, María Julia Muñoz, el presidente del Codicen, Wilson Netto, y los directores de los consejos hablaron una y otra vez en la sede del IMPO de adecuar los liceos a las necesidades de los estudiantes, de incluir, de democratizar y de flexibilizar. La meta global, para lograr durante este gobierno, es que todos los niños y jóvenes de entre 3 y 17 años estén vinculados a alguna propuesta educativa

El año próximo en los primeros quince días de curso de los liceos estatales habrá una "Iniciación a la vida liceal", durante la cual se pondrá fuerte énfasis en la enseñanza de la lengua, las matemáticas, el razonamiento lógico y la recreación, anunció la directora general del Consejo de Educación Secundaria, Celsa Puente. La jerarca reconoció que hay una dificultad para retener a los estudiantes. "Nos vamos a animar a mover una estructura tan rígida como es un liceo. No se puede esperar a que se vayan. Es el liceo el que tiene que adaptarse a las necesidades del joven" y no al revés, sostuvo.

Se dará la opción de que algunos grupos utilicen el plan de estudios 2006, otros el de 2009 y otros el de 2013, se procurará extender el tiempo pedagógico, se incrementará la cantidad de liceos de tiempo completo y de tiempo extendido y se ampliará el tiempo de presencia en los centros de "adultos referentes". Se reforzará también el trabajo con el Plan Ceibal. "Se va a ir haciendo de a poco, el que piense que esto es fácil, se equivoca", advirtió Puente.

Por su parte, Irupé Buzzetti, directora del Consejo de Educación Inicial y Primaria, adelantó que se pondrá mucho énfasis en mejorar los niveles de lectura y escritura para lo cual a partir de marzo se distribuirán nuevos "Cuadernos de Lectura y Escritura" para los niños de primero, segundo y tercero. A partir de julio se entregarán a los de cuarto, quinto y sexto. Para el primer grupo la idea es enfatizar la lectura, la escritura y el cálculo. Para el segundo grupo se hará hincapié en el concepto de "leer para aprender". En materia de lectura, reconoció que "la realidad nos cacheteó" y admitió que "no, no vamos bien".

Se pondrá todavía mayor énfasis en la enseñanza de inglés por videoconferencia con profesores remotos (ya existen 3.500 grupos). Como concepto general, se procurará "no etiquetar" a los niños y procurar "intervenir lo antes posible" cuando se detecten problemas de aprendizaje.

Muñoz hizo una introducción de carácter general en la que destacó el rol fundamental de los docentes. Tenía en sus manos el programa del Frente Amplio que, según el subsecretario, Fernando Filgueira, guiará la estrategia educativa.

ADN alternativo.

Expertos en educación consultados por El País señalaron que para cambiar el ADN de la educación son necesarias reformas en los planes de estudio, un nuevo sistema de elección de horas en Secundaria, la transformación de la carrera docente y una mayor autonomía de los centros.

El exconsejero del Codicen y referente del Partido Nacional en materia educativa, Daniel Corbo, dijo a El País que en el caso de Primaria "es necesario reforzar aprendizajes" por medio de la medición de "niveles de logros" de los estudiantes. A su entender, debería haber una reorganización de la enseñanza en Primaria en tres ciclos, de dos años cada uno, para dar una mayor "flexibilidad de tiempo" al alumnado.

En Secundaria, Corbo opinó que debe impulsarse una reforma del plan curricular, dado que el que data de 2006 ha provocado "un aumento de los fracasos de los alumnos" por el alto número de asignaturas que contiene y la "visión fragmentaria del aprendizaje" que genera.

"Necesariamente se tendría que bajar el número de asignaturas, porque es muy elevado. Y hay que incorporar un espacio de orientación de los adolescentes que permita ayudarlos en la construcción de un proyecto de vida", sostuvo Corbo.

Además, propuso la trans-formación del liceo en una "comunidad estable", por ser hoy "un ámbito que no genera vínculos". Para eso, señaló co-mo necesaria la realización de una elección de horas docentes cada tres años y no cada año. Esto implica cambiar el método de trabajo de los docentes de "un mero asignaturismo" a un "profesor cargo".

Por su parte, el representante de la oposición en el Instituto de Evaluación Educativa, Robert Silva (Partido Colorado), dijo a El País que lo principal es hacer un "cambio radical" en la formación de maestros y profesores. Para 2016, agregó, debería ponerse en práctica un nuevo sistema de elección de horas donde al menos el 25% de los docentes elijan "paquetes horarios" por más de un año. Reclamó unificar Primaria, Secundaria y UTU en una currícula única que pueda ser aplicada a partir de 2017. Pidió fortalecer las tutorías a estudiantes de educación media. Y planteó como prioridad llegar al menos a 200 días de clase anuales.

El referente en educación del Partido Independiente, Javier Lasida, opinó que una reforma del ADN de la educación debería contener una política de mayor autonomía de los centros educativos y la eliminación de los consejos desconcentrados (Primaria y Secundaria). "Se debería ir hacia una conducción política con órganos unipersonales y no colegiados. Esto es eliminar los Consejos como órganos de gobierno y supone una reforma constitucional, pero en algún momento hay que encararlo porque supone un cambio del ADN educativo", explicó.

Propuso ampliar el programa ProMejora, que otorga mayor autonomía a los centros educativos. Lasida señaló como "indispensable" la implementación del llamado "profesor cargo" mediante la participación de los centros educativos en la elección de los docentes. Planteó otorgarle carácter universitario a la formación docente.

Sugirió instrumentar una reforma curricular "centrada en los aprendizajes y no en los contenidos", que ponga como centro al alumno. "En todo el mundo, los programas no son listados enciclopédicos, sino un conjunto de aprendizajes que digan lo que el estudiante tenga que lograr", señaló.

Otra prioridad debería ser mejorar la articulación de la educación con el pago de las asignaciones familiares. "Eso implica que los docentes puedan prender luces amarillas cuando los estudiantes dejan de asistir", explicó.

SABER MÁS

El cambio del ADN


HABRÁ MÁS INGLÉS EN PRIMARIA

La directora general del Consejo de Educación Primaria, Irupé Buzzetti, dijo que en Uruguay "la gran mayoría de la población habla solamente su lengua materna" y que eso no es así en los países desarrollados. Por ese motivo, se enfatizará fuertemente la enseñanza del inglés aunque reconoció que "recursos humanos no sobran".

Se trabajará con el concepto de "especificación de logros", se profundizará en la inserción de tecnología en las escuelas potenciando a los "maestros Ceibal" y se dará un mayor rol a los 252 inspectores.

Se procurará, como ya ocurre en dos casos en el Interior, que las escuelas para niños con discapacidad funcionen más integradas con las restantes.

APUNTAR AL "DISFRUTE" DEL LICEO.

En Secundaria se quiere reforzar el trabajo con el Plan Ceibal, ofrecer más "aulas virtuales" y laboratorios tecnológicos, apuntar más al potencial de los estudiantes que a sus déficit y enfatizar las actividades lúdicas y deportivas para que en los liceos haya "disfrute y alegría", dijo la directora general del Consejo de Secundaria, Celsa Puente.

El subsecretario Fernando Filgueira agregó que la educación debe ser "un motor potente de combate a la desigualdad", por lo que se quitará relevancia a la repetición en Secundaria porque "no fue pensada para la democratización". Filgueira reconoció que si bien hace años que la Educación Media es obligatoria, no se avanzó sustancialmente en sus niveles de egreso.

CAMBIAR LA FORMACIÓN DOCENTE.

La presidenta del Consejo de Formación Docente, Ana Lopater, reconoció que generó "desazón" que no se aprobase la creación de una Universidad de la Educación y dijo que se pretende modificar la currícula mediante un proceso de consultas que terminará en 2020. "La educación es para todos y eso debe reflejarse en la formación de los docentes", señaló.

La directora del Consejo de Educación Técnico Profesional, Nilsa Pérez, comentó que la UTU es "compleja y diversa y se debe pensar en la profesionalización de los docentes y en que lo que se ofrece esté a la altura del país productivo". "Tenemos que estar con el mundo del trabajo, no sabemos bien cómo, pero vamos a estar", aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados