nin novoa

Gobierno apela a la "persuasión" para que refugiados firmen acuerdo

El canciller explicó que el gobierno hizo la gestión de ayudarlos a redactar una carta con sus reclamos para que sea entregada a la Embajada de Estados Unidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El exvicepresidente deja el Senado y eso reactiva caso judicial iniciado en 2008. Foto: D. Borrelli

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, dijo hoy en la conferencia de prensa posterior al consejo de ministros realizado en la Torre Ejecutiva, que desde Cancillería trabajan junto a el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (SEDHU) para que los exprisioneros de Guantánamo refugiados en Uruguay escriban una carta a la embajada estadounidense con sus reclamos.

Cuatro de los seis liberados pasaron la noche del viernes y continuaban ayer frente a la embajada de Estados Unidos para reclamar que ese país o el gobierno uruguayo accedan a brindarles a cada uno a una vivienda, más dinero y facilidades para reunirse con sus familias.

Nin Novoa dijo que ha dado "instrucciones precisas" para realizar esta carta en nombre de los exprisioneros y señaló que "con toda seguridad esta tarde se entregue a la embajada".

El ministro hizo referencia al acuerdo que los refugiados, hasta el momento, se han negado a firmar alegando que habían entendido en su reunión con Nin Novoa que era por un plazo de tres años y no por uno como dice el documento. "Seguimos atentamente el tema. Tienen que firmar el convenio que tiene vigencia hasta febrero de 2016 y que básicamente les pide que aprendan español para que puedan tener una inserción laboral y que cuiden su salud", señaló el canciller que insistió en que nunca manejó el plazo de tres años.

Aseguró que el gobierno uruguayo, una vez que se acerque el vencimiento del plazo del convenio (que sería en febrero de 2016), “está dispuesto a seguir ayudando” con “por ejemplo, viviendas”. Pero el problema es que “los propios prisioneros todavía no han definido, mediante la Cruz Roja Internacional, que es quien se va a hacer cargo de los traslados desde el exterior hasta aquí, qué cantidad de familiares quieren traer". Este dato, explicó el canciller, es necesario para establecer la eventual vivienda que recibirían. 

"En función de ese número nosotros buscaremos las viviendas adecuadas para ellos, estamos trabajando firmemente en eso", señaló. 

Consultado acerca de qué podría pasar con los refugiados y cuál sería la actitud del gobierno uruguayo si se mantienen firmes en no firmar el acuerdo, Nin señaló que se apela a "la persuasión para que firmen (porque) si no no pueden tener el ingreso que Acnur a través de SEDHU les presta".

Y añadió: "Por eso nombramos un punto focal (Christian Mirza) que entiende su situación mejor que varios otros, mejor que nosotros. Hay que ponerse en la situación de estas personas".

Comunicado de la Cancillería.

Esta tarde el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que describe cómo fue el proceso de llegada al país de los seis exprisioneros de Guantánamo. 

Los seis exreclusos fueron alojados en una casa del PIT-CNT y recibieron "durante las siguientes semanas la atención, colaboración y apoyo de varias instituciones y personas que voluntariamente se acercaron".

La Cancillería agrega que "sin perjuicio de lo anterior, dadas las características de este grupo, especialmente por su largo período de detención, las condiciones de padecimiento sufridas, así como el no conocimiento del idioma español, el Ministerio de Relaciones Exteriores entendió pertinente institucionalizar el proceso de adaptación e inserción en la sociedad uruguaya, de forma de asegurar el goce efectivo de todos los derechos inherentes a la persona humana reconocidos a todos los habitantes de la República".

Para eso, el Ministerio suscribió un convenio con el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Sedhu), organización no gubernamental y agencia implementadora del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Uruguay.

El mencionado convenio establece el compromiso de Sedhu de contribuir a resolver aspectos de documentación, alojamiento, alimentación, salud, apoyo psicosocial, capacitación laboral y otras prestaciones sociales de este tipo y eventualmente sus familiares, "para lo cual el Ministerio de Relaciones Exteriores proporciona los recursos económicos presupuestados por SEDHU por el período de ejecución anual del convenio".

En el marco del mencionado convenio, Sedhu ha solicitado a cada una de las seis personas provenientes de Guantánamo, la firma de un documento a través del cual "los interesados se comprometen a estudiar idioma español, realizarse chequeos periódicos de salud y capacitarse laboralmente, entre otros".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados