CONFLICTO EN SALUD PÚBLICA

Gobierno amenaza con esencialidad en ASSE

Sindicato rechazó acuerdo y ocupará seis centros de salud.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Funcionarios de Salud Pública y el gobierno no llegaron a un acuerdo. Foto: F. Ponzetto

Los representantes de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) se retiraron sin acuerdo ayer de una mesa de negociación con la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y decidieron aumentar las medidas en reclamo de aumentos salariales no contemplados en el proyecto de Rendición de Cuentas a consideración del Parlamento. Mientras tanto, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) ya tiene preparado el decreto de esencialidad para los servicios que brinda ASSE en caso que los funcionarios ocupen efectivamente nuevas instalaciones del mayor prestador de salud del país.

Los dirigentes que ocuparán desde hoy el Centro de Salud Ciudad de la Costa en Canelones y mantendrán sus medidas en el Patronato del Psicópata y la sede de la Red de Atención Primaria (RAP) rechazaron una propuesta del propio Pit-Cnt y del Ministerio de Trabajo que pretendía dar 48 horas para la reflexión y revisión de las diferentes posiciones. Durante la semana se pretende ocupar seis centros de salud.

Ayer por más de cinco horas, tuvo lugar la segunda mesa de negociación de la semana entre ASSE y la FFSP luego de que el viernes el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, amenazara con decretar la esencialidad en la asistencia que brinda ASSE. Pasada la medianoche y gracias a la intervención del presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereyra, se destrabó el conflicto y se coordinó una instancia de diálogo para este lunes; de esta manera se dejó en stand by el decreto de esencialidad.

El director de Relaciones Laborales de ASSE, Roberto Rovira dijo ayer que los representantes de la FFSP "se retiraron de la reunión" al rechazar la propuesta para "reexaminar las posiciones".

El jerarca agregó que muchos de los reclamos están comprendidos en el marco del proyecto de Rendición y que en ese tema "no vamos a interferir", dijo. Los funcionarios reclaman que el aumento de 62 millones de pesos contemplado en la Rendición comprende solo a 3.000 funcionarios que están regidos bajo el régimen de nocturnidad y no a la totalidad de los trabajadores de la salud pública. Otro de los reclamos es la simplificación de los renglones en los recibos de sueldo, situación que según consideran los funcionarios los beneficiaría al momento de jubilarse. Rovira indicó tras la negociación que de haber aprobado la propuesta de la central obrera, "se podría haber estudiado el tema de las licencias especiales y la simplificación de los renglones".

Por su parte, el presidente de la Federación, Martín Pereira, dijo que la respuesta de ASSE fue que "no tenía los fondos" y que "no había disposición del organismo en buscar nuevos caminos".

El dirigente indicó que "se trató de una reunión extensa" y que al "no llegar a un acuerdo, vamos a seguir el cronograma de medidas; se ocuparán cuatro nuevos centros", indicó.

Pereira dijo que se solicitó a ASSE una propuesta de una nueva partida fija superior a 3,5% ya dispuesta y "no tuvimos ninguna respuesta", indicó.

Por otro lado, los dirigentes de la FFSP manifestaron su disconformidad y "sorpresa" cuando las autoridades de ASSE presentes en la reunión, entre ellas la presidenta del Directorio del prestador, Susana Muñiz, indicaron que no podían introducir modificaciones al proyecto de Rendición de Cuentas. "Es una vergüenza que el Directorio no converse con la bancada de Diputados", dijo el dirigente.

Pereira sostuvo que el próximo fin de semana se analizarán nuevas medidas en caso que durante la semana no se llegue a una solución; "cuando no hay ganas de solucionar las cosas, pasa esto", dijo.

Pereira agregó que durante toda la negociación, ASSE "tuvo sobre la mesa" el decreto de esencialidad para los servicios de asistencia médica ofrecidos por el prestador de salud.

Ejecutivo espera por grado de afectación.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Ernesto Murro, no descarta decretar la esencialidad en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), situación que dependerá del grado de afectación de los servicios médicos que brinda el mayor prestador de salud del país. Murro dijo a radio Monte Carlo anoche que la esencialidad dependerá de si se ve afectada la asistencia de los usuarios o pacientes. El secretario de Estado indicó que existe un convenio laboral vigente con la Federación de Funcionarios de Salud Pública hasta el 31 de diciembre, el que también estará pendiente de la evolución del conflicto.

El viernes pasado, Murro, recibió la notificación de que los funcionarios de Salud Pública habían desocupado el Hospital de Ojos del Centro Hospitalario Gustavo Saint Bois gracias a los 62 millones de pesos asignados para el pago de salarios y a una mesa de negociación que finalmente no prosperó como se esperaba.

En ese entonces, los funcionarios solo ocupaban la sede central de la RAP y el Patronato del Psicópata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)