El director de Educación dijo que “no están dadas las condiciones políticas”

El gobierno admitió que no cambiará el ADN de la educación

El director nacional de Educación, Juan Pedro Mir, afirmó que no se podrá cumplir la promesa de "cambiar el ADN" de la educación, (en alusión a una profunda reforma) que el presidente Tabaré Vázquez hizo durante la campaña electoral.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mir dijo que para cambiar la enseñanza se debe trabajar con los docentes. Foto: D. Borrelli

"No hay nada más de izquierda que articular una transformación educativa real, estamos muy lejos… Sin entrar en detalles, más que cambio de ADN, y lo digo bajito, si las cosas siguen así vamos a hacer una transfusión. No creo que hagamos un cambio de ADN porque no están dadas las condiciones políticas en el gobierno de la educación", admitió Mir en el Plenario del Frente Líber Seregni realizado el pasado sábado 17, según el audio al que accedió El País.

Después de hablar sobre su concepción acerca de dónde debe ir la izquierda, Mir pidió extenderse "un minutito más" para referirse a la educación. "Para eso me pagan el sueldo", bromeó. Su intervención comenzó con el relato de las preocupaciones que expresaron algunos alumnos en la reciente realización de la Expo Educa en la Intendencia de Montevideo. "Los chiquilines piden no aburrirse en clase, que los profesores no falten, que el liceo se parezca a su casa. Es muy significativo", señaló el jerarca.

Mir dijo que se debe escuchar la voz de 2.500 maestros que reunidos en asamblea y "enardecidos" cuestionaron la esencialidad de la educación. "Hay dos opciones: me enojo y digo acá está el eje del mal, los profesores y maestros; o vuelvo a la historia de reconstruir el rol que tienen los docentes", acotó.

El director de Educación reconoció que "es muy difícil estar hoy en la primera línea de fuego" y opinó que al igual que los policías o médicos, los docentes "están sufriendo el síndrome del quemado". "No podemos ir en contra del movimiento social, tenemos que trabajar con los maestros y reconstruir el tejido con los trabajadores de la educación, afirmó en su discurso.

La murga.

Después de una breve presentación, Mir comenzó su intervención diciendo que se viven "tiempos complejos" y lo asoció a declaraciones que había escuchado en la radio del diputado Darío Pérez (Liga Federal) quien se rebeló al no votar tres artículos del Presupuesto.

Luego contestó la pregunta "¿Hacia dónde vamos como izquierda?, la cual era la consigna del encuentro en el que el principal orador fue el ministro de Economía, Danilo Astori. "Vengo de una familia de izquierda, padre anarquista y madre comunista y no tengo vuelta, tengo ADN de izquierda desde la cuna", así comenzó Mir su intervención en el Plenario.

En la misma línea agregó: "Lo digo bajito para que no me peguen. Muchas veces me siento más representado por gente que no es de izquierda, que por mis compañeros de izquierda".

"¿Qué es ser de izquierda?", preguntó Mir, al tiempo que contó que se afilió al sindicato de maestros el mismo día que se recibió. "Cuando veo al Pit-Cnt defender a Joselo López, entiendo la lógica del Pit, pero se me viene abajo toda la estantería. (...) Pusimos a Joselo López, pachequista, expachequista, de Flores, en la cúspide del Pit-Cnt. Creo que nos debemos un debate de qué es la izquierda, porque hay un peligro, muy fachista que es pensar que las palabras per se explican. Tenemos que ir a la discusión política", afirmó.

Mir llamó a "aportar" desde el astorismo a la concepción de izquierda y enumeró los puntos en que no hay que ceder. En esa lista están: la defensa de los derechos humanos, la verdad y justicia, la descentralización, la defensa del medio ambiente y aclaró que el tema "no se resuelve con andar en bicicleta en la calle Rivera".

A su vez, pidió darle oportunidades a los más jóvenes. "Son los grandes ausentes del debate político y de la presencia. Los de 20 o 25. Yo ya no soy joven, tengo palos en el lomo", enfatizó. "Todo esto es central en ese mundo que queremos hacer. Con los Darío Pérez, con los Joselo López y toda la murga. Además, lo más triste es que no podemos no convivir con ellos, porque tenemos que articular con ellos. Entonces, esa realidad está presente arriba de la mesa", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados