Derechos humanos

Gobierno admite errores en el procedimiento de refugio de sirios

El secretario de Derechos Humanos de Presidencia dijo que la "experiencia de convivencia en el hogar San José no fue buena, creo que ahí cometimos algunos errores". El segundo grupo de sirios llegará al final de año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Javier Miranda, secretario de Derechos Humanos de la Presidencia. Foto: Archivo de El País

El secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda, reconoció que el gobierno cometió errores en el proceso de refugio de las familias sirias (42 personas) que llegaron a Uruguay en octubre del año pasado. Aseguró que es por eso que la llegada del segundo grupo, que estaba prevista para febrero, recién se hará a fines de 2015. 

"La experiencia de convivencia en el Hogar San José no fue buena, creo que ahí cometimos algunos errores y lo asumo porque ahí hay buena parte de responsabilidad porque se nos advirtió desde el Estado sueco, que no era la mejor opción que era mejor radicarlos directamente en lo que va a ser su lugar de estadía o su lugar de vivienda", admitió Miranda en entrevista con el programa En Perspectiva de radio Oriental. 

El jerarca agregó que traerlos a vivir todos juntos en un lugar "no fue una buena opción porque genera problemas de convivencia".

La llegada del segundo grupo se aplazó porque el gobierno pretende que, cuando lleguen a Uruguay, cada familia sea hospedada directamente en las viviendas que se les asignen y eso demanda mayor coordinación.

Para la llegada del segundo grupo de refugiados se "va a volver a entrevistar a las familias. Vamos a intentar bajar el nivel de expectativa".  

Miranda agregó que también han "tenido un problema serio de interpretación. Necesitamos más intérpretes".

Realidad de los que ya viven en Uruguay.

La semana pasada la edila frenteamplista de Maldonado, Beatriz Jaurena, realizó un pedido de informes a las autoridades para conocer detalles sobre la situación de una familia de refugiados sirios que vive en Piriápolis y que está conformada por la pareja, un hijo varón y tres niñas en edad escolar.

Jaurena supo que varios vecinos denunciaron que el único que iba a la escuela era el hijo varón y no las niñas, que se quedaban todo el día en la casa.

En relación a este tema, Miranda indicó que "el jefe de familia pensó que se le iba a facilitar el transporte para que los niños fueran a la escuela y eso no era así. La escuela más cercana no era la más adecuada. En Uruguay la educación es obligatoria, entonces convencimos a la persona que tenía los recursos para trasladar a los niños y que podía llevarlos a la escuela".

El secretario de Derechos Humanos de Presidencia indicó que "hay solo una familia (de las que llegaron en 2014) que no tiene trabajo. Reciben una partida qie dura un año y la otra dos años".

Las familias reciben $ 70.000 (14 integrantes) o $ 35.000 mensuales de parte del gobierno, según el número de integrantes de la familia. "El cálculo está hecho por la Facultad de Economía", indicó Miranda, quien agregó que aunque consigan trabajo se les seguirá dando la partida durante los dos años, que en el primer año es una y en el segundo es más baja.  

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)