PROBLEMAS EN LA SALUD PÚBLICA

Ginecólogos amenazan con renuncia masiva

Médicos de San José alegan “inseguridad” en la maternidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ginecólogos dicen que no cuentan con recursos humanos mínimos en maternidad. Foto: Presidencia

Apartir del próximo jueves 1° de septiembre el Hospital de San José se quedará sin ginecólogos. Los cuatro profesionales que desempeñan tareas en la guardia de la institución entregaron la semana pasada una carta al director en la que anunciaron que abandonarán sus cargos debido a que la maternidad "se ha vuelto sumamente insegura".

"Sabido es que desde hace aproximadamente cuatro años, no contamos con los recursos humanos mínimos para una correcta asistencia, como son: anestesistas de guardia, pediatra de guardia, y por último, en más de una oportunidad también falta guardia de ginecólogo", advirtieron los médicos en el escrito.

Los ginecólogos señalaron que esto genera una situación insegura tanto para las usuarias como para su "su feto y/o recién nacido", y también puede causar "implicancias médico-legales" contra ellos.

La denuncia señala que "como en la maternidad no se le puede brindar el mínimo de seguridad" a las usuarias, lo que se está haciendo desde hace ya tiempo es trasladarlas "cuando ingresan en trabajo de parto a distintas maternidades, las más frecuentes son la AMSJ y el Centro Hospitalario Pereira Rossell.

Estos traslados evidentemente ponen en riesgo la salud del binomio materno-fetal, dado que se puede suscitar, por ejemplo, un sufrimiento fetal agudo durante el traslado. Y ni que hablar de la asistencia del parto en la ambulancia".

Los ginecólogos aclaran que hasta ahora no se han registrado "malos resultados, pero estadísticamente es cuestión de tiempo para que ello suceda".

"Sabemos de las dificultades que existen en cuanto a los recursos humanos en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), pero no queremos seguir trabajando con tanta inseguridad", concluye la polémica carta.

El escrito fue leído ayer por el senador Javier García en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, adonde acudieron las autoridades de ASSE. Y estas reconocieron que es posible que el conflicto no pueda arreglarse antes del próximo jueves.

Cuestionamientos.

Tras leer la denuncia, el diputado nacionalista García preguntó a la presidenta de ASSE, Susana Muñiz, si estaba al tanto de lo que pasaba en San José, y si no consideraba que se trataba de "una situación grave la no existencias de partos en el hospital por la inseguridad que existe".

Muñiz, luego de resaltar que "los resultados del hospital de San José" en el área de maternidad "son buenos", reconoció que "a veces hay dificultades con los recursos humanos", pero dijo que se está trabajando para solucionarlo lo más rápido posible.

"Los señores senadores saben que existe un plan de complementación con relación a las maternidades. Estamos yendo a varias maternidades únicas en distintos lugares del país. Siempre pongo como ejemplo el caso de Treinta y Tres, donde hasta hace poco había tres maternidades y el 24 de diciembre ninguna podía cubrir el pediatra de guardia; por tanto, la idea es trabajar juntos. De todos modos, desde la gerencia general se viene trabajando en el tema de San José", añadió.

Tras ella, el contador de ASSE, Diego Scasso, dijo que "hace unos cuantos días" habían recibido la denuncia y la amenaza de renuncia por parte de los ginecólogos de San José, y que hubo reuniones con la dirección del centro. También advirtió sobre las "dificultades" existentes en la institución.

"A lo largo de estos últimos tiempos la situación en San José ha tenido dificultades de cobertura, relacionados con los puntos que Muñiz ha expresado por falta de disponibilidad de recursos humanos. La medida que se tomó fue hacerle una propuesta al hospital para que trabajara con el equipo de salud, a fin de reasignar algunos de los recursos internos y cargos de alta dedicación que se tenía pensado instalar. Al momento, se espera tener la situación resuelta en el correr del fin de semana, pero ahora no podría confirmarlo. De todos modos se están tomando todos los planes de contingencia para poder enfrentarse a la situación que pudiera surgir", precisó.

Alcance del recorte.

La presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) contó ayer ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda cuáles serán los servicios que se verán resentidos por la postergación de 250 millones que se iba a recibir en 2017 y que supuestamente se otorgará en 2018.

Se va a "postergar para el ejercicio siguiente la adecuación de la estructura de farmacias; reformular el suministro de la medicación oncológica en la región oeste; ampliar los cuidados moderados en el hospital Español; y reformular y fortalecer algunos servicios de los hospitales Pereira Rossell y Maciel y el Centro Asistencial Penitenciario", dijo la jerarca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)