LAVALLEJA

Ginecólogo cumple régimen de prisión domiciliaria tras hacer aborto

Ginecólogo dice que ahora vive gracias a “ayuda de la Iglesia”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Enojo: usuarios rechazan un acuerdo complementario. Foto: elheraldo.com.uy

El médico ginecólogo Alejandro Navarro fue procesado con prisión en febrero por el fallecimiento de una mujer de 21 años a la que se le practicó un aborto clandestino.

El médico, de nacionalidad colombiana y que está en prisión domiciliaria en su casa de la localidad de Nico Pérez, en Lavalleja, comentó a El País que lo dejaron "sin un peso" y que vive "gracias a la ayuda de la Iglesia Católica" y negó las acusaciones.

Desde la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) contaron a El País que el médico ya perdió el cargo que tenía por Comisión de Apoyo y que "está en marcha un sumario administrativo por el cual perderá también otro cargo" que tiene como funcionario presupuestado.

Además, el ginecólogo trabajaba en la Cooperativa Médica de Florida (Comef). "No me hicieron ni una llamada, vivo gracias a la ayuda que me dan", enfatizó el doctor.

El ginecólogo fue condenado por ser el "autor penalmente responsable de un delito de aborto con consentimiento de la mujer con resultado de muerte".

El esposo de la víctima, de iniciales D.A.G.O., fue también procesado con prisión "como coautor penalmente responsable de aborto".

El auto de procesamiento, al que accedió El País, advierte que el profesional cobraba 500 dólares por el procedimiento y cuenta además que la víctima, que ya tenía una hija y no quería tener más, vendió una moto por 15.000 dólares para pagarle.

Dice también que la mujer, residente de Maldonado, supo por un conocido qué el podría hacer el aborto, siendo que ya estaba en la semana número 19 de gestación —la ley que despenalizó el aborto en 2012 establece que se puede hacer hasta la semana 12—.

El texto señala que la pareja alquiló un vehículo para viajar a Florida y encontrarse con el ginecólogo. El 21 de enero, el médico la habría atendido en Comef. Allí le colocó una sonda y "le manifestó que el único peligro es una posible infección". Y le dijo que "iba a sentir dolor y contracciones, y que luego expulsaría el feto".

Tras esto la joven fue llevada a la casa de su suegra, donde se mantuvo en reposo, en la ciudad de Minas. La señora contó a la Justicia que el médico fue a la casa y que le practicó el aborto a su nuera con unas tijeras.

La víctima terminó expulsando el feto. Hizo una sepsis con repercusión renal, respiratoria y trastornos de coagulación. Terminó falleciendo el 20 de febrero en Maldonado.

"Todo lo que se dice es mentira. Es verdad que yo fui a esa casa, pero fue para atender a la mujer", se defendió el galeno en la conversación con El País.

Abortos.

En Uruguay se llevan a cabo, en promedio, unos 780 abortos por mes, equivalentes a 26 por día, según cifras a 2015 del Ministerio de Salud Pública (MSP). Esto contando solo los que se realizan dentro de la ley que permite el procedimiento hasta la semana 12.

De enero a septiembre de 2013, los abortos fueron 5.113, en el mismo período de 2014 fueron 6.329 y los datos de 2015 constatan que en los primeros nueve meses las interrupciones voluntarias del embarazo fueron 6.986 (3.499 en los prestadores de salud públicos y 3.487 en los privados).

La ONG Mujer y Salud en Uruguay ha criticado que pese a la ley falta información que lleva a que se generen casos como el de Florida. También advierten que sigue habiendo localidades del país donde no hay ginecólogos o estos se niegan a practicar abortos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados