Se vende el ex Hotel Nacional que adquirió en remate la naviera griega Tsakos

El gigante dormido de la bahía

Quien pasa por la rambla portuaria Monteverde advertirá que está a la venta el colosal edificio en donde funcionó el ex Hotel Nacional y después facultades de la Universidad de la República como las de Matemáticas y la de Humanidades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El edificio está a la venta y se ubica en la manzana de Cerrito, Cuestas, Piedras y la rambla.

Pero lo cierto es que su propietario, la empresa naviera griega Tsakos no maneja un único plan. Para empezar, no está fijado el precio de la enajenación. Y no quedó descartado otro tipo de negociación con inversores interesados en retomar la idea original del planeado reciclaje que preveía oficinas y espacios dedicados a emprendimientos culturales.

José Luis Pombo, ex embajador uruguayo en Grecia y ahora director del grupo Tsakos en Uruguay, dijo a El País que el anteproyecto de obras había sido aprobado por la Comisión Especial de la Ciudad Vieja y desde entonces se buscó inversores pero sin éxito.

La puesta en venta no descarta sin embargo un emprendimiento conjunto con otros privados. "Tuvimos unos interesados muy entusiastas, de Alemania, pero ellos querían desarrollar otras propiedades cercanas. Desistieron porque se dieron cuenta de que no había mercado para varios emprendimientos. Hace dos años alguien tenía un proyecto muy lindo pero necesitaba más pisos de lo autorizado en esa zona. Ahora el grupo Tsakos está abierto a buscar cualquier solución, por ejemplo una sociedad. Por eso no tiene un precio, porque puede aparecer alguien que nos presente un proyecto que nos dé participación si le entregamos la propiedad", dijo Pombo.

El edificio tiene 11.000 metros cuadrados construidos sobre un terreno cuya área es de 2.438 metros cuadrados, en la manzana de Piedras, Cerrito, Monteverde y Juan Lindolfo Cuestas, corazón del barrio Guruyú. Con las obras de reconversión sería posible llegar a 18.000 metros cuadrados. Pero tal ampliación no parece ser suficiente para que el costo de obras se desquite.

"Si se pudiera incrementar los metros cuadrados se hace más factible. Por ejemplo construyendo una torre en el patio central. Eso lo vi en Europa. Creo que las nuevas autoridades de la Intendencia son flexibles al respecto. Tengo mucha esperanza de que podamos hacer algo conjuntamente. Los vi muy bien dispuestos", indicó Pombo a El País.

Desde el remate.

Entre las curiosidades encadenadas ocurridas después de que Tsakos adquiriera el histórico inmueble por un monto de US$ 3:300.000, en una subasta realizada en noviembre de 2007, el edificio se declaró ruinoso por la Intendencia de Montevideo.

"Eso se dio a cinco meses de comprarlo y hubo que invertir medio millón de dólares en trabajos de consolidación, con perfiles de hierro y vigas de hormigón, respetando toda la estructura. No se agregó un puntal o una columna en donde no correspondía. Fue la primera etapa de una refacción, no fue necesario apuntalar el edificio ni nada de eso. Se lo había estropeado mucho de distintas maneras. A las columnas de mármol les habían dado una cobertura de ballet".

Pombo contó a El País que todos los años es renovada la habilitación municipal y ya no se considera ruinoso.

"Hay gastos continuos de mantenimiento. Pedimos exoneraciones tributarias a la Comisión de Ciudad Vieja. Pero solo las hubo cuando se compró. Pagamos más de treinta mil dólares por año de Contribución Inmobiliaria. Hace poco presentamos un escrito explicando todo lo que se invirtió. Eso está regulado: hay que invertir de acuerdo al aforo del edificio. Lo hicimos, fueron inspectores municipales pero no tuvimos éxito. Es una pena tener que dar treinta mil dólares a efectos fiscales cuando se lospodría usar en el mantenimiento. De todos modos, no vamos a dejar que se venga abajo. Lamentablemente tuvimos hace un tiempo que ponerle maderas a las ventanas porque los vientos terribles de esa parte de la bahía entraban y destrozaban todo adentro", sostuvo José Luis Pombo.

Planes.

En el proyecto original figuraba un museo marítimo en planta baja donado por Panagoitis Tsakos. En los cuatro pisos originales y nuevas construcciones se ubicarían las oficinas, la fundación cultural que funciona en Bulevar Artigas y el consulado de Chipre, puesto que el capitán Tsakos es el cónsul general en Uruguay.

Para Pombo, "como los pisos tienen cinco metros de altura, de cada uno se puede hacer dos sin alterar lo patrimonial".

Tsakos tiene además un convenio vigente con la Intendencia para permutar el terreno que da a Cerrito, sin eliminar la plaza de deportes, y crear allí un Caif, baños y un estacionamiento de tres pisos. A cambio, Tsakos entregaría un inmueble propio que fue la sede de la primera Intendencia de Montevideo, en la calle Treinta y Tres y Piedras. En ese predio funcionó el primer Cabildo.

SABER MÁS

La protección estructural.


El emblemático edificio puesto a la venta, declarado Monumento Histórico en 1996, tiene un grado 3 de protección. Eso significa que debe ser conservado a nivel estructural, mejorando sus condiciones de habitabilidad o uso, manteniendo su configuración, sus elementos significativos y sus características ambientales. En la web de la Comisión Especial Permanente de Ciudad Vieja figura en el inventario del patrimonio arquitectónico y es descripto "de lenguaje clásico afrancesado, originalmente coronado por mansardas que se demolieron en 1912". La gran masa del edificio de cuatro plantas sobre un subsuelo elevado se estructura en torno a un patio central dividido por la caja de escaleras. Se agrega que está "en regular estado de conservación" y "tiene aprobado un proyecto de reciclaje con destino oficinas y cultural". La puerta de entrada se ubica en la calle Cerrito 731, padrón 2433.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados