EL FA Y LA POLÍTICA EXTERIOR DEL GOBIERNO

La gestión del canciller está bajo la lupa del FA

Advierten que la política exterior se aparte del programa

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodolfo Nin Novoa fue citado por la bancada de diputados del FA. Foto: EFE

El canciller Rodolfo Nin Novoa está otra vez en la mira del Frente Amplio, donde hay preocupación por el rumbo que está tomando la política exterior. La flexibilización del Mercosur, la búsqueda de acuerdos de libre comercio y la posible participación de Uruguay en el Acuerdo Trans-Pacífico (TPP), son temas que no les gusta a algunos sectores.

La bancada del Frente Amplio de Diputados evaluó como "necesario" que se recabe información sobre el camino de algunas decisiones de gobierno en materia de política exterior, como la flexibilización de la llamada decisión 32/2000, adoptada hace 15 años por el Mercosur y según la cual todo acuerdo comercial del bloque debe ser negociado en forma conjunta por sus miembros.

La flexibilización del Mercosur y la actualización de acuerdos con los países que forman parte de la Alianza del Pacífico (como Chile, Perú y México) preocupan a sectores de izquierda. "Queremos conocer si estas modificaciones están acordes con la normativa del Mercosur o no y si se están haciendo agregados de materias contenidas en el TISA que en su momento las rechazamos como el tema de las compras gubernamentales o la propiedad intelectual", explicó a El País el diputado socialista Roberto Chiazzaro.

Además se pretende saber si el acercamiento de Argentina con Estados Unidos, en la reciente visita del presidente Barack Obama a Buenos Aires, representa "un peligro para la vigencia del Mercosur". "Lo más importante que queremos saber es si hemos hecho un estudio por parte de Relaciones Exterior sobre qué se gana y qué se pierde con esta apertura comercial y qué vamos a hacer con los sectores que pierden", acotó.

Chiazzaro comentó que "preocupa" el hecho de que muchas decisiones y modificaciones de la política exterior "no están de acuerdo con el programa de gobierno del Frente y por eso está bueno sentarse a hablar".

"Si hay un estudio que me diga que abrir toda la economía, irnos del Mercosur solos implica que vamos a ganar, vamoarriba, pero quiero saber si ese estudio existe, porque entiendo que si se flexibiliza el Mercosur es más lo que tenemos para perder que lo que tenemos para ganar", subrayó.

En la misma línea, el diputado Jorge Meroni (MPP) señaló que hay "preocupación" por el acercamiento de Uruguay al TPP. "No estamos de acuerdo con ir a este tipo de alianzas que no están contenidas en el programa del Frente que habla siempre de priorizar lo regional", reprochó.

Meroni adelantó que el Frente Amplio tiene reparos a acuerdos comerciales que están a estudio en la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados. Además expresó su inquietud porque una ley que habilita a dar preferencia a empresas nacionales por sobre las extranjeras, no se estaría cumpliendo. Y dijo que el acuerdo comercial que Uruguay negocia por separado con Chile, para poder exportar productos a través de ese país, también genera incertidumbre.

Pero no solo eso molesta al Frente Amplio, sino algunas declaraciones que realizó el canciller anunciando una carta a Venezuela para que reconozca la deuda con el sector lácteo.

El diputado Meroni dijo que en las comparecencias de los ministros Danilo Astori (Economía) y Tabaré Aguerre (Ganadería) quedó establecido que los negocios con Venezuela eran con el sector privado y no con el Estado.

"Después vimos una declaración del canciller en el sentido contrario y eso lo queremos hablar con él también. El acuerdo de Estado a Estado era para saldar una deuda de Ancap, pero no fue el Estado uruguayo el garante de que si Venezuela no pagaba tenía que pagar Uruguay", insistió Meroni.

Unasur: fracasó la gestión de Uruguay.

Uruguay no ha tenido suerte en acordar una declaración de la Unasur en apoyo a la presidenta brasileña Dilma Rousseff. Tabaré Vázquez, en su condición de presidente pro témpore de la Unasur, promovió una declaración en apoyo a Rousseff que hizo circular entre los países del bloque. Paraguay fue el primero en pronunciarse en contra. "No intervenimos en los asuntos internos de los países", dijo el vicecanciller paraguayo Óscar Cabello. "Paraguay no cree conveniente que se saque ningún tipo de pronunciamiento", agregó.

Argentina también le puso paños fríos a la declaración de apoyo. La canciller argentina, Susana Malcorra, pidió que la crisis en Brasil se resuelva dentro de un marco de respeto a las instituciones .

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados