FOGONES EN LA CALLE Y CENA EN LA SEDE DEL BROU

Gastronomía solidaria con el Maciel

Cuarta edición de “La Noche del Maciel”, con chefs de primera línea en favor del hospital.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El evento gastronómico servirá para colaborar con nuevos equipos para el Hospital Maciel. Foto: F. Flores

El miércoles 23 de noviembre, la emblemática sede del Banco República en Ciudad Vieja se transformará en un enorme restaurante por una causa solidaria. Siete jóvenes chefs estarán a cargo de "La Noche del Maciel", un evento benéfico para el antiguo hospital fundado en 1781.

Cincuenta mesas se instalarán en el enorme hall del banco, mientras siete equipos de cocineros trabajarán en instalaciones montadas al aire libre, sobre la calle Cerrito. Los organizadores hablan de los "cinco fuegos" por la cantidad de fogones que irradiarán luz y calor.

El objetivo es adquirir un equipo destinado a estudiar la función respiratoria y enfermedades pulmonares. En el Maciel hay un laboratorio de estudios respiratorios que trabaja para todos los pacientes que se atienden en Salud Pública.

El moderno instrumento —un espirómetro de última generación— permitirá mejorar la evaluación, diagnóstico y tratamiento de los pacientes de menores recursos. "Con este aparato pasamos a ser uno de los centros mejor equipados", explicó el director del hospital, Álvaro Villar.

Tiene un costo total cercano a los US$ 86.000, pero el equipo puede ser adquirido en partes separadas.

Fogones.

A partir de la hora 20:00 se encenderán los fogones y habrá música en vivo. Sobre las 21:00 se largará la cena a cargo de la chef Lucía Soria y otros seis expertos gastronómicos. Los postres estarán a cargo de integrantes del restaurante La Huella.

Además, se contará con la participación del colectivo "Mesa Brava", dirigido por Gustavo Zerbino, que se dedica a organizar eventos gastronómicos en lugares insólitos.

Si bien no habrá un escenario, los músicos se desplazarán entre las mesas. Ya confirmaron su participación Hugo Fattoruso, Spuntone & Mendaro (ex La Trampa y Hereford) y el dúo Larbanois Carrero. Anuncian que habrá una sorpresa para el final de la noche.

Cada entrada tiene un costo de US$ 100. A esto hay que agregar que ya hay aportes de empresas que permitirán cubrir parte del costo de la cena. El vino fue aportado por la familia Deicas y la carne por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y distintos establecimientos agropecuarios.

Macromercado, Mercado Modelo y Disco donaron el resto de los ingredientes de la comida. De esa manera se logró reducir el costo de la cena y así incrementar los fondos que irán al hospital, explicó Villar.

"Los chefs que participan integran la movida juvenil gastronómica de la Ciudad Vieja, barrio donde está el Maciel, que se ha convertido en el sector de vanguardia de la ciudad en materia cultural y gastronómica", afirmó el director.

Ese día la calle Cerrito permanecerá cerrada y habrá un servicio especial de seguridad para los estacionamientos.

El Ministerio de Turismo declaró el evento de interés turístico por lo que se ofrecerá la cena a los cruceristas que lleguen en esas horas al Puerto de Montevideo.

"Turismo está promoviendo la gastronomía uruguaya con los chefs jóvenes. Hay restaurantes uruguayos que figuran muy arriba en los rankings internacionales", indicó Villar.

Cuarta.

Esta será la cuarta edición de la Noche del Maciel, en la primera participaron los chefs Narda Lepes y Hugo Soca en el Hotel del Prado; la segunda fue con la actuación de Jorge Drexler en el Sodre, y la tercera consistió en un concierto de No Te Va Gustar en el Teatro Solis.

Plato principal de alto nivel.

Los comensales que participen en "La Noche del Maciel" serán recibidos con bocadillos preparados sobre parrillas y planchas de hierro. En la cena que tendrá como escenario el hall del Banco República se servirá una entrada y un plato principal que consiste en braseado de "nuez de quijada", un corte de carne vacuna de elevada categoría gastronómica.

LOS SIETE CHEFS SOLIDARIOS.

La cocina joven de la Ciudad Vieja.

Lucía Soria.

Coordinará el equipo de siete chefs que trabajarán en la noche. Dirige el restaurante Jacinto de la Ciudad Vieja. En la producción del evento también participan los grupos Mesa Brava y Achiquen en el sonido y la música. Todos representan la "movida gastronómica joven" que se viene concentrando en la parte más antigua de la ciudad.

Alejandro Morales y Florencia Courreges.

Son dos chefs del parador La Huella de José Ignacio. Hace un año abrieron la cafetería-restaurante de la librería Escaramuza.

Laura Rosano.

Tiene una chacra orgánica que se llama Ibira Pitá, especializada en la producción de frutos nativos.

Martín Lavecchia.

Es especialista en cocina mediterránea, maneja el restaurante SOC, en la esquina de Treinta y Tres y Cerrito.

Federico Amándola.

Chef del restaurante Al Forno. Experto en una carta al horno de barro, con varios años trabajando en el Este y en Montevideo.

Santiago Garat.

Tiene un food truck denominado The Rolling Beat, pionero en la modalidad de cocina gourmet callejera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados