Recortan los gastos de publicidad de empresas públicas de carácter monopólico

Futuro gobierno se ajusta cinturón

Austeridad es lo que le pidió el presidente electo Tabaré Vázquez a sus futuros ministros. El pedido no es nuevo y, como un ritual, los últimos cuatro gobiernos han planteado idéntica aspiración antes de asumir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez junto a los representantes del Partido Nacional. Foto: F. Flores

En el caso de Vázquez, en cambio, ya inició con una medida concreta: prohibir la publicidad de las empresas públicas monopólicas y la "regulación severa" del resto de la propaganda. El presidente electo trasmitió ayer su intención a los representantes de la oposición en las diferentes reuniones que mantuvo en el hotel Four Points.

"Las empresas públicas que son monopólicas, o las áreas de negocios de las empresas públicas que son monopólicas, no deben hacer gastos de publicidad", anunció también ayer el vicepresidente electo Raúl Sendic. Algo, que según dijo, ya había sido conversado con Vázquez durante el transcurso de la campaña electoral.

El propio Sendic fue muy cuestionado por la oposición durante su gestión en Ancap por la persistente publicidad del ente y el espacio central que ocupaba en los medios masivos de comunicación.

No obstante, en las áreas donde las empresas públicas tengan competencia con privados sí se podrá realizar publicidad. Es el caso de lubricantes de Ancap, la telefonía móvil de Antel o de los servicios que brinda el correo uruguayo, comentó Sendic.

El tema de la publicidad de empresas monopólicas estuvo sobre la mesa en la pasada campaña electoral, cuando fue un tema de discusión en la presentación de los cuatro presidenciables (Vázquez, Luis Lacalle Pou, Pedro Bordaberry y Pablo Mieres) en la Expo Prado.

En ese marco, Mieres propuso la prohibición de la publicidad de aquellas empresas públicas que funcionan en régimen de monopolio y extender de uno a cinco años la inhabilitación para que los directores de las empresas públicas puedan ser candidatos a cargos electivos.

Viajes y autos.

A los recortes de publicidad, se suman otras medidas orientadas al cuidado del gasto público. Por ejemplo, el presidente electo solicitó "orden" a la hora de realizar viajes al exterior para que los pasajes se compren con suficiente anticipación y eso permita bajar el gasto de las misiones oficiales, informó el jueves 15 el semanario Búsqueda.

Para el próximo período, el presidente electo pretende que se haga un manejo austero de todos los gastos de los funcionarios de gobierno. "Permanentemente Vázquez hace referencia a la austeridad, empezando por su propia actitud, su propia conducta. La austeridad es la obligación que tienen los funcionarios públicos a nivel del Consejo de Ministros", dijo a El País el futuro ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi.

En la misma línea, Rossi sostuvo que la obligación es ser "cuidadosos" con bienes que son propiedad del Estado "y están para trabajar". "La idea es que hagamos usos de esos bienes para trabajar y lograr resultados; y no meramente pensando en comodidad", indicó

"Por ejemplo eso de que los autos vayan a buscar a jerarcas a sus casas no está bien. Los autos oficiales no son para eso. Cualquier trabajador de este país, cuando tiene que ir a trabajar se toma el ómnibus, va en bicicleta o va caminando; pero no tiene un auto oficial que lo vaya a buscar. Yo hace mucho que no hablo esto con Vázquez, pero no tengo dudas que es su sentir y es lo que vamos a tratar de aplicar en el Ministerio de Transporte", remarcó Rossi.

Por otra parte, además de ofrecer una veintena de cargos en entes a la oposición, Vázquez dijo ayer a los representantes de los partidos políticos que "quizás el 2016, sea el año de la reforma constitucional". A nivel del Frente Amplio, este asunto se comenzará a discutir en un Plenario que se realizará en febrero. La presidencia de la coalición sugirió en un borrador de plan político que sea en el 2016 que se defina si se emprende o no el camino de una reforma constitucional, como reclaman algunos sectores como el Movimiento de Participación Popular (MPP) y los comunistas.

Consultado por una reforma electoral, Vázquez contestó a Mieres que es un tema que "no está en la agenda de gobierno", aunque sí adelantó que está a favor del voto cruzado en las elecciones nacionales y departamentales. En campaña, el presidente electo se había mostrado partidario de eliminar el balotaje cuando la diferencia entre un candidato y otro era superior a los 10 puntos.

Diálogo social.

Tal como prometió en la campaña, Vázquez invitará a partidos políticos y organizaciones sociales a participar de "un gran diálogo social" para discutir el modelo de desarrollo de país a futuro.

El diálogo social abre una discusión sobre temas económicos, políticos y sociales.

En plena transición, Vázquez pidió a sus ministros que comenzaran a preparar los contenidos de esa convocatoria al diálogo socializara abordar este tema se reunirá el gabinete social integrado por Ernesto Murro (Trabajo), Eduardo Bonomi (Interior), Álvaro García (Oficina de Planeamiento y Presupuesto) y Marina Arismendi (Desarrollo Social).

Según dijo, entre los asuntos que se discutirán estarán la convivencia y la seguridad, la educación, la salud, la vivienda, la infraestructura, la protección social, la innovación, la producción y medio ambiente, el trabajo y el empleo decente.

Enviará proyectos de ley a oposición


"Quiero tener un contacto directo con los partidos", les dijo ayer el presidente electo Tabaré Vázquez a los representantes de la oposición que se reunieron con él en el hotel Four Points, donde hasta ahora funcionó su comando de campaña.

De este modo, Vázquez dio señales a la oposición buscando mejorar la relación con los partidos, ya que durante su primera administración (2005-2010) —por diferencias de criterio en la integración del Banco República— se vio frustrada la integración de los partidos con representación parlamentaria en los entes.

Esta vez, además de ofrecerles 24 cargos en entes y organismos descentralizados, Vázquez se comprometió a hacer llegar a las bancadas opositoras los proyectos de ley, antes de que sean enviados por la vía formal al Parlamento. Esta era una de las principales quejas de los legisladores opositores que criticaban la limitación de tiempo que tenían para analizar las iniciativas.

La idea de Vázquez es que los partidos de oposición puedan conocer de primera mano las iniciativas antes de que ingresen al Parlamento, estudiarlas y realizar aportes si estiman conveniente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)