Alberto Zanelli

"La fuga de pilotos es tremenda: formarlos cuesta US$ 100 mil"

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea tiene 56 años. Asumió en septiembre cuando se retiró Washington Martínez. Son tiempos difíciles para los militares. Hay desaceleración económica y no están en la lista de prioridades en el Presupuesto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alberto Zanelli, comandante en jefe de la FAU. Foto: Archivo El País.

Sus soldados ganan un piso de $ 12.000. A lo largo de su carrera Zanelli ha pilotado varios tipos de aviones, y hoy sigue despegando porque eso lo acerca “al ser interior de la fuerza”. En su despacho en Boiso Lanza destacan un retrato de Tabaré Vázquez con la banda presidencial y una pantalla LED desde donde sigue en tiempo real a los aviones que sobrevuelan el territorio, parte del sur de Brasil y del oeste argentino.

- ¿Cómo es la situación social del personal subalterno, teniendo en cuenta que la mayoría vive en zonas marginadas y con necesidades básicas insatisfechas?

- El personal de la Fuerza Aérea tiene de los menores salarios en el Estado. Es una situación compleja porque es el personal con salarios más bajos, es quien más necesita ser apoyado por el mando. El Servicio de Tutela Social de las Fuerzas Armadas les ofrece bastante cobertura. La Fuerza Aérea tiene otros sistemas de apoyo. El problema a veces es cómo hacer llegar ese apoyo a quien lo necesita.

- ¿El personal tiene doble ocupación? ¿Eso afecta el servicio?

- Nosotros flexibilizamos y permitimos que haya otra actividad remunerada que le permita redondear un salario según sus necesidades. Tratamos de no afectar el servicio. Y el personal responde y cuando hay adhesión a la causa, tiempo en la fuerza, la persona conoce las reglas de juego en la función. Si necesita pasar dos días seguidos trabajando en una aeronave lo hace.

- ¿Qué cantidad de personal vive bajo el límite de pobreza?

- De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística no tenemos personal por debajo de la línea de pobreza. Sí hay personal que por su situación particular a veces cae por debajo de la línea de pobreza.

- Este es el tercer gobierno del Frente Amplio y las Fuerzas Armadas siguen con un nivel salarial bajo. ¿Qué interpretación hace de eso?

- El salario es una preocupación permanente del ministro, también que tengamos los recursos para cumplir la misión. Pero como todos, dependemos de la capacidad del Estado. Todos los días tomo decisiones, a mí me pagan para eso. La mayoría de esas decisiones son para priorizar cosas. Lo que hace el Estado con la Fuerza Aérea lo hago yo dentro de la Fuerza Aérea. Yo sé que no tengo mala intención cuando tomo decisiones. Por eso descarto que el gobierno la tenga. Los que deben tomar decisiones se encuentran con un escenario y tienen que tomar decisiones. Hay situaciones que me preocupan muchísimo. La Fuerza Aérea tiene un material avejentado y lo hacemos durar muchos años, pero las cosas tienen una vida útil. Quienes deben saberlo, lo saben.

- ¿Usted cree que puede haber un componente ideológico en la izquierda a raíz de los años de la dictadura, y que eso explica la postergación salarial?

- No creo en esa tesis, no creo que sea algo ideológico. La misión central nuestra es el cuidado del espacio aéreo, pero ¿cuánto dinero está dispuesto a poner en esto el ciudadano común? Uruguay pone para eso lo que puede. Si yo viese algo de lo que usted dice sería el primero en llamar la atención. Pero no es el caso. La Fuerza Aérea es cara.

- ¿Cómo ve que al Ministerio del Interior se le compren helicópteros o se le den aviones chicos para combatir el delito? Algunos legisladores afirman que es tarea para la Fuerza Aérea que ya tiene ese material.

- Es una decisión política que no voy a comentar. Pero tengo claro que la misión de la Fuerza Aérea no es la seguridad interna ni cumplir tareas policiales. No siento que haya un desplazamiento de la Fuerza Aérea porque no es nuestra misión. Nosotros damos una opinión cuando nos la piden. Nosotros sabemos capacitar un piloto de helicóptero.

- Usted no estaba al frente de la Fuerza Aérea cuando se produjo el robo de municiones y de luminarias para pista en la base de Santa Bernardina en Durazno, pero ¿cómo le cayó?

- Fue un gran dolor saber que nos habían robado. Más siendo una fuerza pequeña. El sentimiento personal es que me duele que un integrante de mi fuerza haya sido capaz de hacer eso. Se transgredió un límite. Quizás nosotros pecamos de soberbia pensando que no nos iba a pasar. Fracasamos en eso, fallaron los controles. Mi ansiedad es para que cuando termine demos vuelta la página, sanear lo que haya que sanear, identificar a los responsables, tomar medidas. Y depurar para que no nos vuelva a pasar.

- ¿Cómo se hace para parar la fuga de pilotos frente a tentadoras ofertas de trabajo de la aviación comercial?

- Es tremendo lo que pasa. Formar un piloto nos cuesta hoy más de US$ 100.000, bastante más. En algunas regiones del mundo se requieren muchos pilotos y el lado más débil es donde peor se paga. El ministerio sabe lo que gana un piloto de la Fuerza Aérea, sabe lo que hace y hoy un piloto se puede comparar con lo que gana un primer oficial de aerolínea, un copiloto que solo se dedica a volar. La estrategia para tratar de retener los pilotos es darles otra cosa, enamorarlos de la profesión diciéndoles lo honrosa que es. Lo convencemos de que esto es la familia de la Fuerza Aérea.

- ¿Sigue la fuga de pilotos?

- Paró un poco porque hemos llegado a un equilibrio. El mercado de Asia ahora está en un momento de depresión, pero puede volver a crecer y allí hay un potencial. Además, cuando se van no tienen que pagarle la formación porque ya se la dimos nosotros. Hubo un pico de demanda y ojalá que se mantenga.

- ¿Van a incorporar aviones caza mediante un fideicomiso que gestiona el gobierno por US$ 500 millones para, además, barcos patrulleros y otros equipamientos militares?

- Lo que necesitamos es tener aviones en condiciones para interceptar cualquier tránsito en el espacio aéreo que viole las normas de aeronavegación y sea por eso un peligro. El narcotráfico deriva de un vuelo peligroso. La realidad hoy es que nuestros aviones están muy limitados para alcanzar la zona de responsabilidad y sacar fotos o visualizar. Hay algunos lugares de la zona donde estamos extremadamente exigidos para llegar. Si escribo una carta a los Reyes pidiendo el avión que necesitamos, no va a alcanzar ningún dinero. Si me dicen que hay tanto dinero, bueno, mis opciones son tales. Necesitamos lo que en la interna llamamos la bala de plata porque es un tiro que va a durar 30 años. Hay que apuntar bien y no cometer errores. Hay que comprar un modelo bueno, puede ser usado.

- ¿Usted recibe a vendedores de aviones o material militar?

- No vienen a mi despacho pidiendo audiencia. Hacen llegar las ofertas, nosotros las elevamos al ministerio, y tenemos el Tocaf que nos dice qué podemos hacer y qué no. En materia de material militar el Tocaf deja abiertas varias posibilidades. Nosotros no manejamos el dinero, intervienen los controles del Estado hasta que se concreta la compra. Yo no le compro directamente aviones a nadie.

- ¿Hay planes para incorporar un avión para el Poder Ejecutivo?

- En cualquiera de nuestros aviones podemos transportar personas, por ejemplo a integrantes del Poder Ejecutivo. La fuerza tuvo una participación en la negociación para la compra de una aeronave que hasta el día de hoy pienso que hubiera sido una gran oportunidad para el país. Era barato el avión, está en excelentes condiciones, pero el Tribunal de Cuentas dijo que no era el procedimiento correcto.

- ¿En qué quedaron las gestiones? ¿Siguen adelante?

- Hemos propuesto al mando superior realizar una licitación pública, abierta e internacional para tratar de dotarnos de una aeronave que cumpla diferentes funciones, entre ellas la de transporte de personas. Si ese pliego es aprobado, se va a llamar a oferentes. Realmente tenemos un déficit y necesitamos llegar a toda el área de jurisdicción lo más rápido posible. Puede servir para trasladar autoridades rápido y en forma segura. Hay lugares en América Latina adonde no es fácil llegar en vuelos comerciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)