TRAGEDIA AÉREA

Fuerza Aérea no va a suspender las maniobras de entrenamiento

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Alberto Zanelli, dijo queya está trabajando la comisión investigadora de accidentes de aviación para conocer los motivos por que el helicóptero se estrelló ayer en el aeropuerto de Carrasco. Dijo que las aeronaves están en condiciones de volar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Alberto Zanelli. Foto: El País.

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Alberto Zanelli, dijo esta mañana en rueda de prensa que "ya está trabajando la comisión investigadora de accidentes de aviación" para saber qué motivó la caída del helicóptero ayer en el Aeropuerto de Carrasco.

Horas después del accidente, los dos pilotos que iban a bordo y que habían sido internados en el Hospital Militar, fallecieron: el capitán Fernando Martín De Rebolledo (33) y el alférez Gonzalo Correa (24).

Zanelli informó que "el capitán poseía una experiencia de vuelo de 1.300 horas de vuelo en helicóptero y el alférez 260 horas totales". "El capitán fue uno de los tripulantes que me llevó el viernes a Durazno", recordó Zanelli, haciendo referencia a las tareas realizadas tras el accidente del viernes en ese departamento, donde también murieron los dos ocupantes de la aeronave.

Recién dentro de 48 horas, según confirmó Zanelli, se espera el informe preliminar del accidente y "en un plazo de 30 días tienen que entregar la investigación y tienen la posibilidad de pedir 20 días más"

Zanelli informó también que el helicóptero que se estrelló fue fabricado en 1967 y arribó a Uruguay en el año 1998 procedente de Estados Unidos. Hasta ese año había pertenecido al Ejército estadounidense y fue reacondicionado: "Llegó casi nueva", dijo.

Horas antes del accidente de ayer martes, "previo a su vuelo se había realizado la inspección y estaba en condiciones de operar", agregó Zanelli.

"Estamos pasando por un momento muy particular, no es la primera vez que esto sucede y la Fuerza Aérea va a salir adelante", sostuvo el jerarca. Y agregó: "No descartarnos ninguna hipótesis ni ningún esfuerzo para llegar a las conclusiones. Si es necesario hacer cambios, corregir cosas, rever políticas, el comando de la Fuerza Aérea está más que dispuesto a esto".

Zanelli dijo que no se van a suspender las maniobras de entrenamiento y no se va a paralizar la flota de helicópteros porque "si las aeronaves no estuvieran en condiciones los aviones no serían indicados a cumplir una misión y los pilotos no volarían".

Además, sostuvo que en el caso del avión en Durazno “no tenemos registros de voz”, como sí los hay en el caso del helicóptero: “Eso nos dice hoy exactamente qué era lo que estaban haciendo en el momento en que perdieron el control de la aeronave”. Y dijo que según los datos obtenidos hasta el momento los pilotos se encontraba realizando una simulación de una falla hidráulica.

Sobre lo sucedido ayer en Carrasco "no se descarta ninguna hipótesis pero por respeto a ellos, que aún no han sido enterrados, hasta que no tengamos la certeza de lo que sucedió no vamos a apuntar a que sucedió esto o lo otro", dijo.

El presidente Tabaré Vázquez envió en una carta sus condolencias a todo el personal de la Fuerza Aérea Uruguaya y a los familiares de los pilotos que murieron.

Si no puede ver el documento haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)