Tras denuncia de Trobo, la base investigó y confirmó falta de municiones

Fuerza Aérea va a la Justicia penal por el robo de balas

El comando de la Base Aérea número II, con asiento en Santa Bernardina, Durazno, radicó ante la policía duraznense una denuncia por la desaparición de miles de proyectiles de su arsenal en esa unidad militar, caso que fuera denunciado en el Parlamento por el diputado nacionalista Jaime Trobo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La estación aérea está conmovida por la ausencia de miles de municiones para aviones.

La denuncia fue radicada el domingo en la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Durazno, luego de que ese mismo día El País informara del faltante de unas 20.000 municiones y de la inexistencia de sensores y controles electrónicos sobre el arsenal militar, de acuerdo a un pedido de informes que envió al ministerio de Defensa Nacional el legislador blanco.

El subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, oriundo de Durazno, confirmó que el robo de municiones en la base militar "es real", y que se ordenó una investigación interna "para ver en profundidad las medidas de seguridad y las eventuales responsabilidades que pudieran existir".

Dijo que el faltante es "un poco menor" a lo señalado por Trobo, pero "es una cantidad muy importante, que ronda las 18.000 municiones; es una cantidad de consideración".

Menéndez dijo que tras la denuncia de Trobo se dispuso una investigación que confirmó el robo. "Nos encontramos con este hecho que obviamente desconocíamos", dijo.

Medios locales informaron, citando "fuentes altamente confiables", que el comando de la unidad, a cuyo frente se encuentra el coronel aviador Daniel Méndez, ordenó una investigación dentro del establecimiento "a los efectos de realizar el recuento de la munición en existencia", y que luego del cual se detectó "un faltante de munición calibre 7.62 mm".

Asimismo, informaron que un alto oficial mantuvo una extensa reunión en Montevideo con el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, informándole de los pasos que se vienen dando en tal sentido. La justicia civil en el ámbito penal y la militar también están trabajando en otra línea de investigación.

Controles.

Según el diputado del Partido Nacional, en la Base de Santa Bernardina no estarían funcionando las cámaras de seguridad, los sensores de movimiento, ni las cercas eléctricas de la base aérea. Trobo dijo haber recibido la información de "primera mano".

La Administración Central dispone de 45 días para responder a los pedidos de informes de los legisladores, aunque en muchos casos los plazos empleados son muy superiores.

"¿Qué tipo de procedimientos de registro de armamento y municiones se llevan en las distintas unidades de la Fuerza Aérea?", preguntó Trobo en su pedido de informe.

Además, "con qué regularidad se realizan controles de stock, de armamento y municiones", y "si se realizan auditorías a los mencionados controles, a cargo de quién y qué procedimientos se realizan en caso de revelarse inconsistencias".

En otra pregunta, Trobo inquirió "si se realizaron inventarios y controles en los polvorines o depósitos" de la Base Aérea de Santa Bernardina en los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015. También preguntó "qué seguridades y sistemas de control, electrónicos, cámaras, etc., hay en la base, y qué tipo y cantidad de personal está a cargo de los mismos".

Consultó si los sistemas de control de seguridad se han mantenido en funcionamiento y de haberse dañado o interrumpido su funcionamiento, preguntó qué medidas se tomaron. Pidió "establecer las circunstancias y fechas en las que alguna de estas situaciones se verificaron".

"¿Qué controles de stock y verificación de existencias de municiones y armas se realizaron entre los meses de noviembre de 2014 y febrero de 2015, en todos los depósitos o polvorines de la citada unidad militar", es otra de las preguntas.

A mediados de 2007 se descubrió el robo de armas de guerra en la Fuerza Aérea, delito por el cual hubo varios militares y civiles procesados, incluso un recluso del Complejo Carcelario de Santiago Vázquez.

Aeropuerto para vuelos civiles y militares.

El aeropuerto internacional de Santa Bernardina se encuentra en el noreste de la ciudad de Durazno. Es un aeropuerto de uso civil y militar al mismo tiempo, ya que además de haber vuelos comerciales, en este aeropuerto está la base aérea Tte. 2° "Mario W. Parallada" de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU). Además de uso para la FAU, el aeropuerto sirve de estación aérea de alternativa a la base militar aérea número 1, apostada en Ciudad de la Costa, departamento de Canelones, cuando las condiciones climáticas no permiten su uso.

Quiénes usan la munición robada.

La Brigada Aérea II de Santa Bernardina consta de tres escuadrones de vuelo y una escuadrilla. Esta usa aeronaves de enlace Cessna U-206 y Beechcraft UB-58 sin municiones. Por su parte, el Escuadrón Aéreo 1 (Ataque) opera aviones IA-58 Pucará, que posee una capacidad de armamento de 1.500 kilos de bombas y cohetes, cuatro ametralladoras calibre 7.62 mm. y 2 cañones de 20 mm. El Escuadrón Aéreo 2 (Caza) posee aeronaves Cessna A-37 B, que también tienen una capacidad para llevar 1.800 kilos de bombas y cohetes, un cañón fijo en su nariz calibre 7.62 milímetros. Finalmente, se encuentra el Escuadrón de Vuelo Avanzado, que es de doble propósito, ya que es una unidad de entrenamiento pero también de combate y tiene asignado el avión Pilatus PC-7 Turbo Trainer, que puede llevar dos bombas MK 81 de 250 libras, dos ametralladoras MAG calibre 7.62 milímetros y dos tubos de 7 cohetes LAU calibre 2.75.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)