MÁS DEL DOBLE DE LA INFLACIÓN

Fuerte incremento del supergás del 15% en enero

Cosse admite que tarifa residencial de UTE puede disminuir.

Carolina Cosse. Foto: A. Colmegna
Carolina Cosse. Foto: A. Colmegna

Ancap oficializó ayer la suba del precio de los combustibles cuando se conoció que el supergás aumentará 15% a partir de enero, más del doble de la inflación que se verificará cuando cierre 2017.

Un comunicado de la petrolera dice que el gasoil, el kerosene y el fueloil subirán un 4,8%, "valor por debajo de la inflación". Las naftas subirán un 9,8% y el supergás subirá un 15%, "manteniéndose para este último la tarifa actual en los sectores socioeconómicos más vulnerables", aunque no explica qué significa eso.

Pese a ese aumento, Ancap reconoce que "el supergás es un combustible muy subsidiado", y asegura que "se ampliarán y revisarán mecanismos para asegurar que se continúe realizando un subsidio social".

Según la empresa, "la suba (general) se justifica en la evolución de las dos variables macroeconómicas clave que determinan la estructura de costos de Ancap, en línea con lo que sucede en el contexto internacional: el crudo Brent y el tipo de cambio. Estos costos se encarecieron en aproximadamente un 35% respecto a las premisas utilizadas para el último ajuste realizado a mitad de 2017".

Al explicar la fijación de la paramétrica en base a la cual se determina el precio de los combustibles, Ancap sostiene que "en junio de 2018 se corregirá la proyección (de precio) para el año, basándose en los valores reales del primer semestre más los valores esperados para el segundo. Con esa información se determinan los ajustes necesarios para el segundo semestre (que tienen en cuenta el exceso o falta de ingresos correspondientes al primer semestre debido a las desviaciones observadas en los parámetros hasta ese momento). Si se mantienen las proyecciones, el ajuste será del 0%. Los ajustes seguirán realizándose de manera diferencial entre la nafta y el gasoil".

UTE puede bajar.

La ministra de Industria, Carolina Cosse, reconoció que la tarifa residencial de UTE hay espacio para reducirla. "Sinceramente yo quisiera que la tarifa de combustibles fuera más baja, y entiendo que la tarifa residencial eléctrica está retrasada con respecto a lo que podría ser. Esa es una primera cosa que siento que tengo que decir", dijo. No obstante, subrayó que en los casos de Antel y OSE las tarifas ajustaron según la evolución de la inflación, mientras que en UTE lo hicieron por debajo. "Ajustar por debajo de la inflación es bajar. Aún sí, reconozco que la tarifa residencial de UTE debe bajar", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º