CONFLICTIVIDAD SINDICAL

Se frustró salida al conflicto en los supermercados y habrá más paros

Fuecys maneja utilizar “artillería pesada” si para el próximo martes no recibe una oferta del sector empresarial que colme sus expectativas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sindicato dice que no permitirá el ingreso de clientes ni mercaderías. Foto: M. Bonjour

Si bien se retomaron las conversaciones salariales en el sector de los supermercados, se está lejos de un acuerdo y el sindicato del comercio (Fuecys) maneja utilizar “artillería pesada” si para el próximo martes no recibe una oferta del sector empresarial que colme sus expectativas.

La situación sorprendió a la Asociación de Supermercados que había negociado hasta última hora del miércoles en la propia sede del Pit-Cnt con varios dirigentes de la central. Daniel Menéndez, directivo de la gremial, aseguró a El País que se había llegado a un acuerdo que tenía el aval del propio director de Trabajo Juan Castillo.

Sin embargo, esta mañana volvió a haber una reunión de negociación luego de casi un mes de diálogo cortado pero los representantes de Fuecys dijeron que el preacuerdo era insuficiente.

Además, en el fin de semana Fuecys afectará con movilizaciones el funcionamiento de quince locales pertenecientes a las cadenas más grandes en las que entiende que se verificaron casos de castigo a trabajadores que adhirieron a las medidas de protesta más recientes, dijo a El País el secretario de Organización del sindicato, Carlos Baiz.

Según el sindicalista, hubo casos en que se cambió el horario y el día libre a los trabajadores. Menéndez señaló que no conocía el detalle de la situación en cada empresa pero consideró sí que “los piquetes son totalmente ilegales”

El sindicato reclama un salario mínimo nominal de $20.000 retroactivo al pasado 30 de junio para el personal de los supermercados. Las empresas ofrecieron ayer esa cantidad pero recién para el ajuste que tendría vigencia a partir del 1 de julio de 2018 y solamente para la categoría de auxiliar de ventas calificado y no para la de auxiliar simple, que es la categoría de ingreso a los supermercados para la que actualmente el salario nominal es de $15.078 por 8 horas de trabajo.

Fuecys también reclama un pago extra de $300 mensuales por año de antigüedad al que hasta el momento no han accedido las empresas.

La propuesta de las empresas es considerar al sector de los supermercados como en situación “intermedia” y un ajuste salarial de 3,5% el 1 de enero próximo, otro de 3,75% en junio de 2017 y otro por el mismo porcentaje el 1 de enero de 2018. A estos porcentajes se agregaría un 2,5% para los salarios considerados “sumergidos”. Menéndez dijo que los supermercados no quieren eliminar las partidas por presentismo porque, si no existieran, se incrementaría el ausentismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados