INSEGURIDAD EN LOS LÍMITES DE URUGUAY

Frontera a merced de los comandos

Población de Aceguá denuncia falta de policías para protegerse de asaltantes brasileños.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Subcomisaría de Aceguá cuenta con escasos efectivos para enfrentar robos. Foto: N. Araújo

El lunes es el día más peligroso de la semana en Aceguá. Es el día en que los comercios preparan el traslado de valores con la recaudación de todo el fin de semana; y es el día que los comandos brasileños eligen para asaltarlos.

Este último lunes, diez asaltantes brasileños prácticamente coparon la localidad fronteriza, asaltaron a varios cambistas de la zona comercial y a transeúntes, y se alzaron con sumas de 700.000 pesos, 20.000 reales y un cheque de 1.900 dólares, según confirmó a El País el jefe de Policía de Cerro Largo, José Adán Olivera.

El pasado 10 de abril (también era lunes), otro grupo de brasileños fuertemente armados realizó un atraco en plena Ruta 8, a dos kilómetros del centro, y se apoderó de una remesa de US$ 100.000 que transportaba un cambista que tiene su comercio en Aceguá.

El alcalde del Municipio de Aceguá, Milton Ruben Almeida, nació en la zona y dijo que "nunca antes había estado tan violento todo".

"No podemos hacer frente a estos delincuentes profesionales con dos policías que tiene la subcomisaría uruguaya, quienes hasta hace poco no tenían ni siquiera un vehículo para patrullar", dijo.

Aceguá tiene 511 habitantes. Brasil está al otro lado de una avenida. La distancia con la ciudad brasileña de Bagé es de 60 kilómetros, la misma que lo separa de Melo.

"Los delincuentes brasileños están a 20 metros de nosotros y si acá los efectivos nuestros hacen frente a los asaltantes, puede producirse una masacre", dijo Almeida, quien el pasado mes de abril se enfrentó al jefe de Policía de Cerro Largo en una discusión mediática pi- diendo más presencia policial.

Las víctimas.

"Hay que hacer algo, y pronto", dijo ayer Yakinson Ariel Ferreira, comerciante que fue víctima de cuatro copamientos, con el de este lunes, por parte de delincuentes brasileños. "Hay que poner cámaras y mejorar la cantidad de efectivos. Acá están pasando muchas cosas y somos muy vulnerables en esta frontera".

El lunes llegaron diez hombres en distintos vehículos cruzando la frontera, y se detuvieron en la calle comercial, frente a los cambios.

"Tomaron a ocho personas de rehenes, los obligaron a acostarse contra el suelo para revisarlos y evitar que reaccionaran mientras robaban los cambios", dijo el propietario de un restaurante que logró grabar un video del momentos en que huían por la avenida internacional con destino al norte.

Philip Jordan, de 68 años, confirmó que uno de los asaltantes lo tomó como rehén. Jordan dijo que "los hombres utilizaban armas largas y automáticas, tenían pinta de ser policías, hablaban portugués, eran violentos y con mucho músculo; me pegaban con el caño del fusil y me pedían plata. Yo les dije que era pobre, solo tenía $ 200. Me ordenaron que no gritara", explicó Jordan.

En su huida hacia Brasil, los asaltantes de Aceguá abandonaron dos maletines con documentos en la carretera RS 655, a decenas de kilómetros de Acegua. La Policía Rodoviaria Federal (PRF) realizó diferentes búsquedas y, según reportó el Journal Minuano de Bagé, había más delincuentes de retén en una localidad brasileña cercana a Aceguá. Esos hombres arrojaron "miguelitos" sobre la carretera (para pinchar neumáticos) y evitar ser perseguidos.

Antecedentes.

El lunes 10 de abril, delincuentes transfronterizos asaltaron en la carretera al cambista Ramón Saavedra, quien llevaba US$ 100.000 en un Hyundai, con un único custodia como acompañante. Fue cercado en la Ruta 8, a la salida de Aceguá, por un Chevrolet matriculado en el vecino país. La maniobra derivó en el vuelco de uno de los vehículos.

Otro automovilista que circulaba detrás se detuvo para prestar ayuda, creyendo que se trataba de un accidente vial, pero fue reducido por los delincuentes que le provocaron algunas lesiones.

Luego del atraco y el vuelco, fugaron dejando en el lugar el vehículo utilizado para el asalto, llevándose el botín y abandonando a las víctimas a su suerte.

Según los testigos, escaparon en otro coche que los esperaba en el lugar cortando el tránsito por la ruta.

En el año 2015, según la Policía de Cerro Largo, el mismo Saavedra fue objeto de otro asalto cuando salía de su casa con dinero de una remesa.

Reglas para remesas.

Las autoridades policiales, en varias oportunidades, han recordado que el traslado de valores se debe ajustar al decreto que regula las remesas, y el servicio de custodia que se presta debe estar acorde con la cantidad de dinero, señalaron.

"Los comandos brasileños vienen con el trabajo planificado. Hay tareas previas de inteligencia y cuando concretan un asalto, no vienen a perder", explicaron las fuentes, que pidieron no ser identificadas.

Agregaron que "por la manera de actuar, no se puede descartar que haya ex policías brasileños involucrados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)