INN Content para Sarubbi

Frigorífico Sarubbi: una planta modelo para toda la región

Sarubbi inaugura su nueva planta industrial, la más moderna de toda la región y la única de Uruguay habilitada para la exportación de embutidos.

El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.
El diseño de la nueva planta industrial permite óptimos flujos de producción.

Este miércoles Frigorífico Sarubbi inauguró su nueva planta industrial, la Planta de Producción de Chacinados, la más moderna de la región y la única en el Uruguay que cumple con las normas de calidad más exigentes, convirtiéndola así en la única habilitada para la exportación de embutidos en nuestro país. La inauguración coincide con la celebración de los noventa años de la empresa.

Frigorífico Sarubbi es una empresa fundada en Uruguay en 1925. Desde sus orígenes ha sido dirigida en forma directa por cuatro generaciones de la familia Sarubbi. Lo que se inició como una pequeña fábrica hoy es una gran empresa que cuenta con una planta frigorífica y esta nueva planta de procesamiento de productos chacinados, empleando entre ambas a 500 personas.

La nueva planta industrial está ubicada en Cno. Coronel Raíz, en el barrio Peñarol, una zona de importante crecimiento industrial, y cuenta con un predio de 10 hectáreas y una construcción de 10.000 metros cuadrados. Se trata de una planta única en el país, gracias a su tecnología de última generación traída principalmente de Europa, que permite mejorar los procesos y ser más eficientes en los mismos.

Cuenta con un diseño que hace que los flujos de producción sean óptimos, logrando estándares de calidad muy importantes. Aquí se producen las líneas de frankfruters, jamones, salames, mortadelas y lomos de la marca, y el diseño de la planta permite que cada uno de estos alimentos se produzca en línea, sin cruzamiento de productos ni de personal. Es la única fábrica del país que cuenta con un sistema Haccp, un proceso sistemático preventivo para garantizar la inocuidad alimentaria, certificado por el MGAP.

Esta característica Haccp la habilita para la exportación de sus productos. Así, la empresa se encuentra avanzando con varios proyectos para exportar a varios países de la región como ser Brasil, Argentina, Paraguay, Perú, Colombia, Bolivia, Chile y Caribe.

Un poco de historia

La historia de Sarubbi comienza con el fundador, Juan Sarubbi Labanca, quien abrió una pequeña fábrica de productos porcinos en la calle Municipio (hoy Martín C. Martínez) esquina Gral. Pagola en el año 1925. Casi tres décadas más tarde ingresaría a la empresa su hijo, Juan Sarubbi Rampoldi. Una de sus primeras medidas fue trasladar la fábrica de porcinos a la calle Hocquart, lo que permitió ampliar significativamente la capacidad de producción de la planta y afianzarse en el mercado.

El próximo gran paso vendría en 1970, cuando se recicló totalmente la planta de Hocquart y Sarubbi inauguró la primera planta frigorífica propia, ubicada en Montevideo, en Cno. de las Tropas y La Boyada (ex Frigorífico del Plata). En estos años ingresarían Silvana y Christian Sarubbi, dando inicio a la tercera generación familiar.

En la década del 80, debido al plan para construir los accesos a Montevideo, la empresa tuvo que entregar su planta frigorífica al estado, y adquirió un predio en Camino Coronel Raíz. con miras al traslado. Después de varios años de planificación y construcción, la nueva planta se inauguró el 16 de mayo de 1984. A lo largo de las décadas, la planta continuaría creciendo, adicionando cámaras de frío, desosado y modernizándose a partir de diversas obras de ampliación.

En 1994 la empresa amplía su modelo de negocios y empieza a exportar carne bovina, una actividad que continúa hasta el día de hoy, con operaciones con Estados Unidos, Rusia, China, varios países de América Latina, Europa y África.

En 2004 se cerraría una etapa. Tras 60 años de labor, fallece Juan Sarubbi Rampoldi, el impulsor fundamental de la empresa. En contrapartida, unos años más tarde ingresaría Juan Sarubbi, completando la cuarta generación familiar.

El crecimiento de la producción llevó a la necesidad de mudar la fábrica de porcinos de la calle Hocquart a una nueva planta, por lo que en 2009 comenzó el proyecto de planificación de la Nueva Planta de Chacinados de la empresa.

Después de tres años de construcción, esta semana Sarubbi inauguró la Nueva Planta de Chacindados en Camino Coronel Raíz, junto a la Planta Frigorífica, convirtiéndose en la planta más moderna de la región, y marcando una nueva etapa en la historia de la empresa.

Nuevos productos, recetas italianas

Como un homenaje a los orígenes de la empresa, este año lanza al mercado una línea de productos de altísima calidad que denomina “Recetas Italianas”. Aquellas recetas familiares que comenzaron la historia de Sarubbi hace 90 años fueron perfeccionadas al máximo y comenzaron a producirse con los altísimos estándares de calidad que permite la nueva planta.

Mejora en la línea de productos tradicionales

La inauguración de la Nueva Planta también significa una enorme mejora en la calidad de todos los productos de la empresa. A partir de ahora, cualquier producto Sarubbi cuenta con la mejor tecnología detrás, algo que beneficia a todos los productos Sarubbi. A su vez, todos sus productos son libre de Gluten.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)