PROPUESTAS ANTE LA INSEGURIDAD

El Frente se opone a endurecer penas

Ante iniciativas de Larrañaga, en el oficialismo dicen que ese camino no da resultados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Larrañaga en el Senado. Foto: Francisco Flores

En el oficialismo y en el Partido Independiente no hay ambiente para estudiar soluciones a la inseguridad pública que pasen principalmente por el endurecimiento de las penas. El senador nacionalista Jorge Larrañaga propuso la semana pasada una serie de medidas entre las que están la aplicación de penas de prisión para quienes utilicen su hogar como "boca" de venta de drogas, el endurecimiento del tratamiento penal de los delitos gravísimos cometidos por menores y la elevación de dos a tres años de la pena mínima por tráfico y venta de cocaína, entre otras.

La senadora oficialista Mónica Xavier dijo a El País que las ideas de Larrañaga "no son una propuesta nueva" y que "está más que comprobado en el mundo" que el endurecimiento de las penas no trae como resultado la reducción de delitos. Para la legisladora, se debe trabajar en la prevención, la cultura del empleo, la tecnificación de la policía y en particular sobre las "razones profundas" de los delitos en particular de los "deleznables" vinculados a las drogas. Xavier destacó que la instalación de cámaras en algunos barrios abatió el delito aunque reconoció que en algunos casos los delincuentes se trasladaron a otras zonas. La senadora socialista cree que se debe trabajar en los valores y transmitir un mensaje contra el enriquecimiento rápido y fácil cuya búsqueda está detrás del delito. De todas formas, dijo que "siempre" ha habido disposición en el oficialismo para escuchar a la oposición y que "no va a ser distinto esta vez".

El diputado de Asamblea Uruguay, José Carlos Mahía, también es escéptico. Si bien se mostró dispuesto a analizar las ideas de Larrañaga consideró que en los últimos 20 años el endurecimiento de las penas "no generó mejoras en la seguridad pública". "Hay que trabajar sobre la gestión en seguridad, más que en los marcos legales. Tenemos que ser autocríticos todos y no legislar para la tribuna. El aumento de los delitos y de la violencia no se debe a temas legales sino de valores. Hay que atacar las causas. No se pueden generar expectativas que después no se cumplen", consideró.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, reconoció que las propuestas de Larrañaga tienen la virtud de ser muy concretas pero advirtió que "necesitamos antes de que nada acuerdos políticos que tienen que ser con el gobierno" y se preguntó si la propuesta obedece a "un afán de aprobación" de las medidas o al interés "en sacar banderas" porque está claro que sin el visto bueno del oficialismo no tendrán andamiento. El Partido Independiente planteará en los próximos días la necesidad de un acuerdo político que le parece más útil porque "estamos en una crisis porque si bien la policía ha mejorado profesionalmente, seguimos muy lejos" de lo que se necesita. Mieres dijo que si bien no tiene una posición formada en torno a las propuestas para endurecer las penas para los menores y para el tráfico de drogas, opinó, en términos generales que el endurecimiento de las penas "no es el principal objetivo" porque por sí solo "no va a funcionar". De todas formas, Mieres entiende que hacen falta señales "muy firmes" y por ejemplo establecer la suspensión de los partidos de fútbol cuando las hinchadas comienzan con cánticos insultantes.

"Tenemos que explorar, buscar alternativas y diálogo. El gobierno no está teniendo iniciativas y estamos en un momento difícil del relacionamiento pero tenemos la obligación de mirar más lejos porque la gente pide soluciones. Necesitamos un acuerdo político y lo vamos a buscar", señaló.

Contra el narcotráfico.

El senador blanco Jorge Larrañaga quiere que todo delito vinculado al tráfico de drogas sea penado con prisión y eliminar la posibilidad de excarcelación prevista por la normativa vigente en algunos casos. También impulsa una pena mínima de cuatro años para el tráfico y venta de pasta base. Paralelamente, quiere ampliar el régimen de "legítima defensa" en el ámbito rural.

REVISAR PENAS DE MENORES.

Colorados se muestran más afines.

En el Partido Colorado hay un ambiente más afín a algunas de las iniciativas de Larrañaga. El senador colorado José Amorín dijo que le parece "razonable" la idea de Larrañaga de endurecer las penas contra los delitos "gravísimos" cometidos por menores porque es "absurdo" que queden libres "al poquísimo tiempo". "Esto hay que atacarlo por varios lados porque es un fenómeno multicausal y uno de los lados es el de las penas. Hay que atender el tema de la educación, de la reeducación, definir cómo serán las cárceles, los lugares para los menores, hay que atender todos los eslabones de la cadena. Las penas son solamente una parte. Es uno de los temas más complejos que va a tener que tratar la sociedad", sostuvo Amorín

Por su lado, el senador Pedro Bordaberry, señaló a El País que "espero que se empiece a trabajar en los temas en los que no se puede esperar más, las normas sobre seguridad ciudadana son prioritarias. "Hasta (Eduardo) Bonomi (ministro del Interior) está de acuerdo en legislar para limitar salidas transitorias y libertades anticipadas de reincidentes. Hay un proyecto en el Parlamento y no lo tratan", señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error