INSEGURIDAD

El Frente comparte el mensaje de Sturla

El cardenal y arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, aprovechó la celebración de la misa crismal del jueves 24 para expresar su preocupación por el "pico" delictivo que vivió Uruguay en los últimos días.

Al recordar los fallecimientos del sanducero David Fremd, de dos taxistas y un hincha de fútbol, admitió que la sociedad "está fragmentada". Desde el oficialismo coinciden con el diagnóstico.

El diputado Gonzalo Civila (Partido Socialista) señaló a El País que "la preocupación por la violencia y la pérdida de vidas es compartida por todos los referentes sociales y políticos. Todos tenemos que ocuparnos de esa situación".

El legislador indicó que el trabajo policial preventivo, disuasivo y represivo debe ir acompañado de la preocupación "por una sociedad muy violenta en las diferentes esferas". "La vida parece tener cada vez menos valor y eso nos tiene que convocar a una reflexión sobre los problemas de desintegración social", reflexionó.

Para Civila la respuesta policial "no resuelve por sí sola la violencia". Para él se requiere "un gran consenso social de organizaciones, partidos e iglesias sobre cómo encarar los temas desde una perspectiva de derechos humanos".

Por su parte, el diputado Luis Puig (PVP) dijo a El País que "comparte plenamente el diagnóstico de que la violencia está asociada a una sociedad fragmentada. Nosotros lo venimos planteando hace mucho, la fractura social que se produce en el país desde mediados de los 90 genera los problemas de convivencia". Según Puig, las alternativas para enfrentar esa situación "no van exclusivamente de la mano de la represión".

Puig opinó que lo que se ve en los estadios de fútbol "es un síntoma de un estado de desintegración de la sociedad" y llamó a "encarar una tarea de solidaridad entre la sociedad y evitar el enfrentamiento de pobres contra pobres".

En tanto, el diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) consideró "legítima" la preocupación de la Iglesia por los hechos de violencia. "El tema de la seguridad es un problema real que aflige a muchos y yo que no soy católico me parece una buena cosa que monseñor Sturla se pronuncie sobre estos temas", afirmó. Asimismo indicó que el pronunciamiento "es válido para la sociedad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados