Sergio Mier

El Frente Amplio está "lleno de soberbia"

El marcador final: Montevideo 4- Interior 0. Como si fuera un partido de fútbol, de esos que están "cocinados" desde el principio, el diputado Sergio Mier vivió el Plenario del Frente Amplio de ayer.

Lo siguió a la distancia, encerrado en su oficina de Treinta y Tres. Allí, en pleno centro de la capital departamental, recibió las quejas —y el apoyo— de los lugareños, casi como una forma de hacer pasar el tiempo. Poco antes de las 14 horas sonó el teléfono. Era el diputado Darío Pérez, otro de los "rebeldes", quien se encargó de darle la noticia: faltaron poco más de 15 votos para que Mier sea aceptado como candidato a la presidencia del Frente Amplio. Como hacen varios de los jugadores después de los partidos, sus primeras declaraciones fueron en plural: "Sabíamos que esto iba a suceder, era previsible". Pero la tristeza le hizo dejar todo casete: "En este país tan centralista y tan defensor del status quo, ¿quién iba a respaldar a un canario como yo?". La goleada cuatro a cero de Montevideo, lo entristeció. Su sector, la Liga Federal, un "icono" de la izquierda en el interior, "no recibió un solo cargo" en los gobiernos del Frente Amplio en estos 11. Aclara que no está pidiendo un puesto, sino dejar en claro que "hay un poder establecido, lleno de soberbia y que justifica lo injustificable". Mier no quiere hablar en caliente, por eso mide sus palabras y celebra que los "cuatro candidatos que disputarán la elección de mayo son muy buenos". Pero él seguirá jugando su partido. "Después de (la semana) de Turismo empezaré a recorrer todo el país y les plantearé a los frenteamplistas de a pie cuál es mi visión". Aún no sabe si hará campaña por alguno de los ahora candidatos o si votará en blanco "como demostración de disconformidad… eso lo resolverá el sector en unos días".

Eso sí: Mier no se quita la camiseta. No está en sus planes, ni en los integrantes de su sector, abandonar el Frente Amplio. Tampoco le pesa la resolución de Tribunal de Conducta sobre el desacato de él, Darío Pérez y Víctor Semproni a tres artículos de la ley de Presupuesto. Seguirá jugando como "un rebelde".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados