COMISARIO ESPECIALISTA EN DELITOS RURALES

Frenan robo de ganado en amplia zona de Paysandú

Productores sufrieron grandes pérdidas desde el año 2012.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Antes le decían "Sheriff de Tranqueras" al comisario Gómez, ahora está en Paysandú. Foto: archivo El País

Un cabo de la Policía y un peón de estancia fueron procesados en Paysandú en el comienzo de una importante investigación sobre robo de ganado.

Cuando en marzo pasado asumió el actual jefe de Policía de Paysandú, Luis Mendoza, llovían las denuncias por robo de ganado (abigeato) en una amplia zona de la ruta 26.

Vacunos, lanares y yeguarizos desaparecían sin dejar rastro aparente en parajes como Tambores, Puntas del Queguay y Puntas de Paysandú.

La abogada Mercedes Suárez de Lima y su familia, propietarios de tierras y ganado en la zona, venían denunciando el faltante de animales desde el año 2012. La familia estima que las pérdidas hasta ese momento superaban los US$ 170.000. Sin embargo, hasta ese momento la Policía no dio una respuesta a los reclamos y se seguían perdiendo animales.

"Desde que asumimos el cargo nos fijamos una estrategia contra el abigeato en el eje de las rutas 26 y 90 y el llamado Camino de Los Charrúas, zonas muy golpeadas por el delito. Había denuncias que venían desde el año 2012", narró el jefe.

Mendoza había estado a cargo del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y tuvo que salir a buscar el apoyo de especialistas en materia de lucha contra el abigeato. Contactó al comisario Gesner Gómez, conocido como el "sheriff de Tranqueras" por su estilo rígido y estricto en la aplicación de las normas. El oficial, proveniente de Rivera, llegó a Paysandú para hacerse cargo de la Dirección de Investigación de la Zona II que ocupa el interior del departamento e incluye la Brigada Especial para la Prevención y Represión del Abigeato (Bepra).

Policía.

Con las primeras investigaciones llegaron los resultados. Una reunión con vecinos en Tambores le sirvió al jefe Mendoza para entender que detrás de estos delitos había por lo menos un policía. Tras las investigaciones de la Bepra, un cabo que hacía varios años se desempeñaba en la seccional de la zona, fue procesado por reiterados delitos de faena clandestina. Se trata de un tipo de delito que por sus características está vinculado directamente al abigeato, explicó Mendoza.

Mientras tanto, se vienen desarrollando operativos sorpresivos en la campaña. En uno de esos controles se capturó a un peón de una estancia de la zona que robaba lanares faenados a su patrón.

El método implementado por el comisario Gómez viene dando buenos resultados. "Ya no tenemos denuncias por abigeato en esas zonas del departamento", dijo Mendoza.

Rastreadores como los indios.

Apenas seis personas integran la Bepra de la Zona II de Paysandú. Todos son "gente de a caballo". Una vez que surge una denuncia evalúan el predio donde ocurrió el ilícito. Como si fueran los "rastreadores" gauchos o indígenas, buscan huellas que permitan esclarecer el hecho. Con esos datos inician la investigación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)