LA POLICÍA ENVÍO A SUS MEJORES HOMBRES A INVESTIGAR EL CASO

A fojas cero en crimen de Lola

Hace exactamente una semana, el sábado 27, Lola Chomnalez llegó a Valizas. Había viajado varias horas desde Buenos Aires en ómnibus, sola y con calor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ayer surgieron nuevos datos sobre los últimos momentos de la joven asesinada.

Tres y media de la tarde la recibió su madrina. Desde un balcón del rancho alquilado, Lola se tomó unos minutos para apreciar la naturaleza del balneario. Entonces abrió los brazos en cruz, cerró los ojos y respiró la paz.

Esa imagen real de la adolescente argentina (recordada por una vecina, Alicia Molina) hoy duele porque horas más tarde Lola murió. Fue en unas dunas similares a las que seguramente contempló, por motivos que todavía son un misterio, y de la peor manera: con dolor y violencia.

El perito forense Rúben Castro dijo ayer a El País que el cuello de la chica fue atravesado por un corte de lado a lado, lo cual revela que primero el asesino intentó degollarla. No lo logró porque lo hizo con un cuchillo de poco filo, quizás de cocina. “La herida apenas afectó la piel y la yugular externa, lo cual no le podía causar la muerte”, agregó el especialista. Si el asesino la hubiera liberado en ese momento, Lola podría haber frenado la hemorragia apretando la zona con su mano hasta conseguir ayuda.

El forense también constató que la joven argentina tenía un puntazo en el brazo derecho, cerca del hombro, y un traumatismo de cráneo supuestamente provocado por un puñetazo, que no le causó pérdida de conocimiento.

Castro confirmó que la causa del fallecimiento fue la asfixia con arena. Tanta arena aspiró Lola que al hacerle la autopsia le encontraron no solo tapadas la boca y la nariz, sino también la vía aérea inferior y los bronquios. “Debió ser una muerte muy dolorosa”, lamentó.

En tanto, los exámenes con hisopos demostraron que antes de morir no tuvo relaciones sexuales ni violentas ni consentidas, ya que los mismos descartaron la presencia de espermatozoides en sus genitales. Además, el cuerpo de la joven tenía el short y el bikini intactos.

A dos orillas.

La investigación por el homicidio de Lola se estancó ayer viernes, a eso de las 3.30 de la madrugada, cuando la jueza Marcela López Moroy dispuso la liberación de la madrina de la menor, una mujer de iniciales C.F. (amiga de la madre de Lola) y de su marido, de iniciales H.T. Ambos estuvieron detenidos e incomunicados durante un día y medio y fueron liberados por falta de pruebas. El 1° de enero pasaron por el juzgado de Rocha unas 10 personas, pero todas quedaron libres.

Ante ese panorama, en el Ministerio del Interior se realizó una reunión urgente ayer de mañana. Participaron el ministro interino, Jorge Vázquez, y el director nacional de Policía, Julio Guarteche, entre otros jerarcas. Tras varias horas de discusión, se decidió empezar a investigar de nuevo: volver a recorrer cada rincón, volver a repasar cada elemento de duda.

Para eso se designó a un equipo especial de la Unidad de Análisis e Información de Delitos, de la Policía de Montevideo, que ya está en Valizas y que a partir de hoy hará un segundo relevamiento de pruebas en busca de indicios que hayan pasado desapercibidos. Según supo El País, a primera hora se dirigirán al rancho. Después intentarán reconstruir el supuesto recorrido realizado por Lola en la playa hasta el lugar donde apareció el cuerpo, una zona de matorrales y dunas bajas situada a cuatro kilómetros de Valizas. Al lugar se accede por caminitos entre la vegetación frondosa. La policía solicita a cualquier persona que tenga información se comunique con el 08002121.

Hasta ayer, el peso de la investigación había recaído sobre la Jefatura de Policía de Rocha, la jueza López Moroy y la fiscal Soledad Barriola. Todavía quedan pericias pendientes, entre ellas, la realización de una autopsia psicológica (con la que busca reconstruir la personalidad de la menor). Ayer la jueza recibió el análisis del celular de la joven y del flujo de llamadas del teléfono de H.T. También falta conocer si bajo las uñas de la joven se lograron obtener datos (restos de piel o cabellos de un tercero) para cotejar el ADN con los interrogados, a los que se le tomaron muestras de saliva.

Según fuentes del Ministerio del Interior, en la reunión se tuvo en cuenta la gran repercusión mediática que el caso tuvo en Argentina (ver nota vinculada).

El homicidio de Lola no solo impactó en los medios, sino también en el gobierno argentino. Ayer por la tarde la Cancillería de ese país emitió un comunicado en el que “lamenta profundamente” el fallecimiento de la adolescente y de otros turistas argentinos muertos en Brasil, y luego pide Justicia.

“En el caso de la joven Chomnalez, los Consulados de Maldonado y Montevideo continúan cooperando con las autoridades judiciales y policiales del hermano país. La Argentina confía en que las autoridades uruguayas esclarecerán el hecho aberrante a la mayor brevedad posible”, se advierte.

En la reunión que se hizo en el Ministerio del Interior se evaluó con preocupación que la imagen de Uruguay como país seguro para turistas puede haber quedado debilitada a días del comienzo de la temporada veraniega.

Horas después, en rueda de prensa, Jorge Vázquez manifestó: “Las playas del Uruguay son de lo más seguro de América y el mundo. Que haya sucedido un hecho tan lamentable como este no quiere decir que se transforme en un lugar inseguro para el turismo. De hecho, los turistas en Uruguay recalcan que es el lugar más seguro para hacer turismo. Encuestas sobre cruceristas que han transitado por acá y se los ha entrevistado en Buenos Aires dicen que su transición por Uruguay ha sido buena, y nadie alude a la inseguridad”. Por su parte, la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, dijo a El País que está en permanente comunicación con las autoridades de Interior para seguir de cerca los avances en la investigación.

Kechichian se mostró apenada por el crimen de la joven argentina y dijo que acompaña en el dolor a su familia. Sin embargo, explicó que no hará declaraciones o analizará públicamente el impacto que este caso puede tener en el turismo hasta que el crimen haya sido aclarado.

El equipo de la Unidad de Análisis e Información de Delitos está integrado por una decena de oficiales policiales que se han destacado en tareas investigativas y gozan de la confianza de Guarteche. Algunos de estos policías trabajaron bajo sus órdenes cuando era titular de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, entre 2000 y 2010.

La reconstrucción

Aquel sábado, después de salir al balcón, Lola fue a la playa con su madrina, el esposo de ella (H.T.), el hijo de éste (de 14 años) y una niña pequeña hija de la pareja. Después todos cenaron, y Lola fue con H.T. al centro de Valizas a presenciar un toque de tambores, algo habitual en el balneario. En ese mismo lugar también estuvo el hijo del marido de su madrina, que se retiró un rato antes.

Por algunas declaraciones contradictorias, H.T. es hasta el momento el principal sospechoso del homicidio. Sin embargo, el hombre, de unos 40 años, quedó emplazado por la jueza, que no solicitó el cierre de fronteras. De hecho, H.T. viajará a Argentina en las próximas horas. Si se vuelve a requerir su presencia en el juzgado, se deberá tramitar la extradición, que es mucho más complejo y puede tardar meses en resolverse.

Según confiaron a El País fuentes del caso, el hombre dijo ante la Justicia que luego de ver a los tamborileros, pasada la medianoche del sábado regresó a la vivienda con la adolescente. Declaró que Lola se acostó apenas llegó y que se levantó el domingo a la hora 10. Según las declaraciones de la madrina de Lola, de su esposo y del hijo de éste, la adolescente almorzó el domingo a la hora 13 y sobre las 14 pidió permiso para ir a caminar por la playa.

Esto no coincide con la estimación de la hora de la muerte realizada por el forense. Castro indicó que el deceso de la joven se produjo entre la noche del sábado 27 y la mañana del domingo 28.

“Si bien es cierto que el fenómeno de putrefacción existe, en el caso de ella estaba cubierta de arena en un sector donde le daba el sol. Hizo mucho calor y la arena funcionó como un horno y aceleró los procesos”, aclaró Castro en declaraciones a Radio Belgrano.

“Los únicos que dicen haber visto con vida a Lola el domingo son las personas de su entorno”, destacó en ese sentido una fuente cercana a la investigación. Por eso es que el informe definitivo de la autopsia realizada al cuerpo de Lola, que la jueza López Moroy espera recibir en las próximas horas, deberá determinar con mayor precisión el momento de la muerte. Entre los testimonios de la madrina de la joven y su esposo se detectaron algunas “inconsistencias”, aunque no parecen ser sustanciales. Principalmente están vinculadas al horario de los acontecimientos, dijo ayer a El País Raúl Oxandabarat, vocero de la Suprema Corte de Justicia.

El 1° de enero, el padre de Lola, Diego Chomnalez, evidenció ante el canal argentino Televisión Nacional (TN) sus dudas respecto a H.T. “Desde hace un tiempo, no”, contestó cuando le preguntaron si confiaba en él. Chomnalez aseguró que su familia está “buscando la verdad para hacer justicia” y advirtió que no pone “las manos en el fuego por nadie”.

En tanto, el forense consideró que la prueba de ADN puede resultar determinante, ya que podría haber material genético en las uñas de Lola. En principio, H.T. no tiene de qué preocuparse por esas pruebas, ya que se le practicó una pericia forense y no presenta ni un mínimo rasguño en su cuerpo. De hecho, ninguno de los que declararon en el juzgado presenta signos de violencia. En la zona donde apareció el cadáver hay acacias, que tienen ramas cortas, con lo cual es probable que el asesino esté lastimado.

Otras dudas.

La investigación también apunta a esclarecer cómo ubicó el lugar el artesano de la zona que el martes encontró el cuerpo de Lola junto con su hijo de 14 años, siendo que antes había sido rastrillado por la Policía y no se había detectado nada.

El hombre declaró que ubicaron el cadáver tras seguir huellas en la arena, versión que para los investigadores “no cierra” porque horas antes llovió y eso debió borrarlas. Su explicación, al menos, “no es racional”, indicó el informante.

A su vez, el perito forense contó a TN que en el lugar donde estaba enterrada Lola solo se veía “el borde de su short”, y manifestó dudas acerca del hallazgo.

“No había otros elementos que indicaran si allí había un cuerpo. Si a mí no me dicen que ahí había un cuerpo, no lo hubiera visto. Eso me llamó la atención porque el pedazo de short se confundía con el entorno”, advirtió Castro. “Lo encuentra un menor de 14 años, hijo de un residente del lugar. Le indica al padre, el padre va al lugar, e inmediatamente avisa a Prefectura. Lo que sabemos es que van directamente al lugar. Llama la atención porque si no nos hubiesen dicho que allí había un cuerpo, no lo habríamos encontrado jamás”, agregó.

La madrina declaró que tras horas de ausencia de Lola, primero pensó que podría haberse escapado a Punta del Este. Luego, junto a su marido, recorrieron a pie la playa de Aguas Dulces y fueron en auto preguntando por el balneario. Finalmente, el domingo de noche hicieron la denuncia en la prefectura de Valizas. Desde entonces, se realizó una intensa búsqueda. El rastrillaje se efectuó durante dos días por aire, mar y tierra.

“Este es de los casos más complejos que me ha tocado. No hay un móvil claro. Sin ningún tipo de dudas es una muerte aberrante”, sentenció el forense.

Por su parte, Jorge Vázquez envió un mensaje de tranquilidad. “Se sigue trabajando. Hoy (por ayer) mandamos dos equipos de Policía Científica al lugar, a volver a revisar la escena del hecho y todos los elementos que tuvieron que ver con este acontecimiento. Hay elementos de ADN para cotejar y otros elementos técnicos que se están analizando”.

De todas formas, lamentó que no se haya podido filmar las declaraciones y permitir la participación de un experto en semiología. Según el jerarca, “habría aportado nuevos elementos a la justicia y habría dado muchas más garantías para aclarar el hecho”. “Las personas sometidas a interrogatorio se negaron”, explicó.

Hasta ayer, todo era incertidumbre y desazón. Hoy, el crimen que conmueve a dos países vuelve a fojas cero.

(Producción: Pablo Meléndrez, Gabriela Cortizas, Eduardo González)

LA MADRINA Y SU ESPOSO SE VUELVEN A BUENOS AIRES


La madrina de Lola Luna Chomnalez, de iniciales C.F., y su esposo de iniciales H.T., regresarán a Buenos Aires durante el fin de semana. El hombre vino a Uruguay a pasar a las vacaciones con su hijo de 14 años, fruto de una relación anterior. El permiso que el joven tiene para estar fuera de Argentina vence mañana, domingo 4. La pareja permaneció detenida durante más de 16 horas pero en la madrugada de ayer viernes la jueza de Rocha Marcela López Moroy los liberó por falta de pruebas.

Pocos avances

Policía Científica envió ayer a la jueza los resultados de varias pericias y un adelanto de otros informes dispuestos por la jueza penal de Rocha, Marcela López Moroy, entre ellas, el análisis del celular de Lola Luna Chomnalez y el del esposo de su madrina y también las pruebas efectuadas en el automóvil de la pareja.

El saliente director de Policía Científica, Williams García, que asumió como nuevo responsable de la Dirección General de Información e Inteligencia en reemplazo de Enrique Colman, dijo que "lamentablemente" los avances "no son sustantivos" pero remarcó que la dependencia policial especializada "va encaminando cada una de las investigaciones".

"Los avances se van dando de acuerdo a la propia investigación", afirmó ayer García a Canal 4, en ocasión del acto protocolar de asunción de su sucesor al frente de Policía Científica, el inspector mayor Gustavo Fernández.

Por otra parte, más allá de cuál sea el avance de la investigación del homicidio de la adolescente argentina, el caso cambiará de jueza el próximo 13 de enero. Ocurre que la instrucción de la causa le corresponde a la sede penal de 2° turno de Rocha, a cargo de la magistrada Silvia Urioste, quien debido al receso de la Feria Judicial Mayor que se inició el pasado 25 de diciembre se encuentra de licencia. La jueza Urioste volverá a trabajar el próximo martes 13, y por ese motivo en esa fecha el expediente que investiga el homicidio de Lola pasará a la sede judicial que le corresponde por competencia.

El cambio de jueza tendrá lugar en función de la planilla de turnos establecida por la Suprema Corte de Justicia para la Feria Judicial Menor y no guarda relación alguna con que en ese momento no se hayan logrado avances en la indagatoria o no haya sido posible ubicar a los responsables, explicó a El País el vocero del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat.

LA VISIÓN DE LA JUSTICIA Y DE LOS ABOGADOS


Oxandabarat: "caso “estancado”


El vocero del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat, dijo ayer que la investigación por el homicidio de Lola Luna Chomnalez se encuentra “estancado” y por eso la jueza Marcela López Moroy pretende “ampliar” el alcance de la indagatoria para aclarar el caso.

Barrera: “Existe plena confianza”


El abogado Jorge Barrera, representante de la familia de la adolescente fallecida, dijo ayer que sus clientes tienen “plena confianza en la Justicia uruguaya”. “Somos optimistas en que se dará respuesta al dolor que está viviendo la familia”, sostuvo Barrera.

Bordes: “Nada  los incrimina”


El abogado Gustavo Bordes, defensor de la madrina de Lola y de su esposo, dijo que “están libres porque no hay indicios ni nada que los incrimine, no hay pruebas”. Si bien siguen siendo indagados “se pueden ir del país porque no hay pruebas incriminatorias”

TRES PUNTOS CLAVES DE LA INVESTIGACIÓN


Grupo especial al mando del caso


Desde hoy, un equipo policial especial enviado desde Montevideo asumirá el mando de la investigación policial del caso Lola. Hasta ahora venía interviniendo personal policial de la Jefatura de Policía de Rocha y de la seccional ubicada en Valizas.

Inspeccionan hoy rancho de Valizas


A primera hora de hoy sábado, está previsto que los investigadores de la unidad policial especial que ayer fueron enviados a Rocha por el caso Lola inspeccionen el rancho de Valizas donde se hospedó la adolescente junto con su madrina y el marido de ésta.

Revisan la zona del hallazgo


Los efectivos policiales que ayer se trasladaron a Rocha también concurrirán hoy al lugar donde el martes 30 fue hallado el cuerpo de Lola. Se trata de una zona de matorrales y dunas bajas situada a cuatro kilómetros de Valizas y a unos dos de Aguas Dulces.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)