“No me pegues que tengo lentes”, pedía un delincuente

Fisicoculturista redujo a golpes a dos ladrones en Punta del Este

Dos motochorros fueron detenidos en la mañana del domingo poco después de asaltar a una mujer que caminaba por la rambla de Punta del Este. Los asaltantes fueron interceptados por un corpulento profesor de educación física que, a esa misma hora, corría por el lugar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rambla: uno de los lugares donde ocurren arrebatos de carteras. Foto: R. Figueredo

"A los veinte minutos veo a una señora de unos 55 o 60 años con una visera de frente a mí, caminando en mi dirección a buen ritmo", contó a sus amigos el entrenador Víctor Filgueira.

Mientras ambos acortaban distancia, una pareja de motochorros apareció por la espalda de la mujer con el objetivo de arrebatarle la cartera.

"Todo fue en un segundo. Apareció una moto de atrás con dos cretinos sucios que le cincharon la riñonera y la tiraron", contó el entrenador.

Los dos delincuentes escaparon hacia donde se encontraba Filgueira, quien ya los había puesto en su mira. El entrenador los alcanzó y los tiró al piso. "Los tiré y les pegué tanto pero tanto que estos sucios quedaron los dos sentados rodeados de gente", añadió.

"No me pegues".

"Esperando a la Policía les agarré la moto a patadas. Y uno de ellos cuando me pega con su casco en la espalda y yo me doy vuelta. ¿Saben qué me dice?: ¡No me pegues tanto. Tengo lentes!. No les saqué fotos porque no llevo celular", dijo Filgueras. "Sucio hijo de p… si los necesitás vení a buscarlos", le respondió.

La actitud de Filgueira fue saludada por sus amigos, quienes manifestaron su solidaridad por diversos medios.

En la refriega con los motochorros, el entrenador y exjugador de rugby sufrió algunos cortes. "¡Quería agradecer a todos los que me han preguntado por mi salud por el episodio de ayer. Gracias, estoy bien, tengo dos pequeños cortes en la ceja y al costado, producto del golpe que me dieron con el casco. Y lo mismo la espalda", agradeció el profesor a sus amigos que se preocuparon por las heridas que recibió en el enfrentamiento callejero.

Filgueira se desempeña como entrenador en un gimnasio de la parada 5. Y su acción fue destacada tanto por sus alumnos como por sus amigos en las redes sociales.

Los arrebatos cometidos por los motochorros constituyen una de las formas de delito más importante en todo el departamento de Maldonado. Los arrebatos se suceden hora tras horas. Las víctimas, en su mayor parte, son mujeres que caminan con carteras tanto por ramblas, como calles o avenidas de todo el departamento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)