Exsubsecretario pidió otras autoridades para cambiar ADN de la educación

Filgueira quiso que sacaran a Netto y Vázquez se negó

Cuando el presidente Tabaré Vázquez le pidió a Fernando Filgueira que fuera el subsecretario de Educación, le prometió que la ministra María Julia Muñoz iba a asumir la conducción política del ministerio mientras que él se haría cargo de articular el "cambio de ADN" en la enseñanza, el cual había diseñado junto a, entre otros expertos, el exdirector de Educación, Juan Pedro Mir. Así lo confirmaron a El País fuentes cercanas a Filgueira y dirigentes del Frente Amplio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Muñoz y Netto cierran filas y mitigan la crisis política con inauguraciones. Foto: A. Colmegna.

Con esta directiva, en enero pasado, Filgueira eligió a tres candidatos para ocupar el cargo de presidente del Codicen. También sugirió los profesionales para los puestos de directores de los consejos de Primaria y Secundaria. Todos eran afines a la reforma que en su cabeza proyectaba Filgueira. Le entregó la nómina a Muñoz, quien a su vez se la dio a Vázquez. Pero tras asumir la Presidencia, el pasado primero de marzo, el mandatario le dijo a la ministra que no iba a haber cambios en la conducción del Codicen. Wilson Netto, miembro del Movimiento de Participación Popular (MPP), se iba a mantener en el cargo.

Además, se le dio a Netto la libertad de elegir a quienes se encargarían de Primaria y Secundaria, donde hubo modificaciones mínimas. En el primero, el presidente Héctor Florit pasó a ser el número dos, y la que era la número dos, Irupé Buzzetti, pasó a ser la presidenta. En Secundaria se mantuvo Celsa Puente, se cesó a Ema Zaffaroni y el segundo cargo fue ocupado por Javier Landoni, que había sido el número dos del Codicen.

La decisión de Vázquez surgió de una negociación con el expresidente José Mujica, quien le dijo que lo único que pediría en el nuevo gobierno sería la permanencia de Netto al frente del Codicen. El mandatario se lleva bien con Netto, así que no le pareció mala la idea.

Por Filgueira, la situación fue asumida como una derrota que condicionaría sus siete meses al frente de la subsecretaría de Educación. Cada cambio que promovió chocó con la voluntad de Netto. Filgueira pedía más control a los profesores y la posibilidad de llevar adelante un sistema de formación continua de docentes. Pedía elecciones de horas docentes cada dos años y un marco curricular común de los 3 a los 17 años. Planteaba fortalecer los centros educativos dotándolos de mayor autonomía, y estuvo en contra de que se levantara el Plan ProMejora, impulsado por el Partido Nacional y resistido desde el comienzo por el Codicen y los sindicatos.

Hace más de un mes, Filgueira trasmitió a su entorno su voluntad de renunciar al cargo, pero la ministra lo retuvo o Mir lo convenció para que "aguantara" un poco más.

La semana pasada, El País publicó las afirmaciones de Mir en un plenario del Frente Líber Seregni y Vázquez le exigió la renuncia. Mir admitió que "el gobierno de la educación" (léase Codicen) no permitía un "cambio de ADN". La situación le sirvió a Filgueira para dar el anunciado paso al costado.

¿Quién manda?

"Filgueira intentó nombrar a los consejos de la educación y tuvo problemas con la ministra incluso antes de asumir. Él decía que la autoridad de la educación era él y provocó un cortocircuito", aseguró ayer a El País Gabriel Mazzarovich, integrante del Ejecutivo del Partido Comunista. Esta misma versión fue dada al aire en el programa radial En Perspectiva. Luego, el dirigente comunista dijo que integrantes de Asamblea Uruguay le manifestaron su enojo.

Mazzarovich señaló que esto no puede ser leído como una pelea entre Asamblea Uruguay y el Movimiento de Participación Popular (MPP). "Hay ideas bien distintas dentro del Frente en materia educativa. Mir y Filgueira estaban muy pegados a la Nueva Agenda Progresista (NAP), que está bien, pero ése no es el programa del Frente Amplio".

"Haciendo más de analista político que de comunista, porque en el partido no lo hemos discutido, creo que la salida de Filgueira tiene que ver con tensiones que se dieron desde el principio con Muñoz. Esto tenía que ver con las ideas para reformar la educación y problemas de personalidad, porque hubo un choque importante que no fue solo con la ministra, sino que también con el presidente de la República por las designaciones inconsultas que trató de hacer", señaló.

Además, dijo que es un "problema" afirmar, como lo hizo Mir, que "muchas veces" se siente más representado "por gente que no es de izquierda, que por compañeros de izquierda". "Si un integrante del gobierno dice eso se coloca en una situación muy difícil de sostener", agregó.

Desde el entorno de Filgueira, en tanto, se precisó a El País que "la relación (de este) con Muñoz quedó tensa desde que no lo dejaron elegir, como le habían prometido, a las autoridades de la educación". Y advirtió que "el pedido de Mujica a Vázquez es lo que hace que no toquen a Netto".

Los hechos, de alguna manera, también confirman esta versión. La nueva directora de la educación, Rosa Inés Ángelo, es cercana Netto. Los sindicatos no la conocen. Los expertos y la oposición, tampoco. Hasta el lunes ocupaba el cargo de directora de la División de Planeamiento Educativo del Consejo de Formación en Educación (CFE).

Por otra parte, fuentes del Codicen dijeron a El País que en los pasillos del organismo corre el rumor de que la subsecretaría será ofrecida a Miguel Brechner, encargado del Plan Ceibal. No obstante, en el Ministerio de Educación también suenan otros candidatos, todos sin sector político definido.

"Había diferencias en las estrategias"

El presidente del Codicen, Wilson Netto, se mostró sonriente. Sus compañeros dicen que no para. Que generó una agenda de trabajo intensa para los próximos días. Ayer, en San José, recorrió una UTU, visitó un predio en el que se pretenden construir un CAIF, una escuela y un liceo, y luego inauguró una escuela de tiempo completo. Después partió rumbo a varias instituciones en Maldonado. Lo acompañó la ministra María Julia Muñoz. Dieron un mensaje de unidad. Incluso se expresaron de la misma manera sobre las salidas del subsecretario, Fernando Filgueira, y el director general de Educación, Juan Pedro Mir. Netto dijo que el Codicen no cree "en protagonismos de orden personal", que "la reforma se hará más allá de los actores", al tiempo que reconoció que, con estas autoridades, "había diferencias en las estrategias" que se querían llevar adelante para cambiar el mentado "ADN" de la educación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)