LA CORRUPCIÓN EN EL FÚTBOL

Figueredo insiste en que Bauzá cobró soborno

El expresidente de la AUF negó la acusación; “me extraña que siga”, sostuvo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eugenio Figueredo dice que recibió giros millonarios a través de bancos. Foto: AFP

El exvicepresidente de la FIFA, Eugenio Figueredo, volvió a declarar el miércoles 15 y prendió "el ventilador": acusó a las anteriores autoridades del fútbol uruguayo de cobrar sobornos pagos por la empresa Full Play por los derechos de televisación de los torneos de la Conmebol.

Según fuentes del caso, Figueredo fue interrogado por la fiscal especializada en Crimen Organizado, María Camiño, sobre detalles del acuerdo que firmó con su antecesor en el cargo, Juan Gómez.

Ante la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana de los Santos, y la abogada de Figueredo, Karen Pintos, Camiño preguntó al exfuncionario de la FIFA si ratificaba las acusaciones que había realizado contra el expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá, en su declaración del 24 de diciembre del año pasado. "Ratifico lo que dije en su momento que le entregué físicamente al doctor Bauzá la suma de 400.000 dólares, en dos entregas, pero el monto eran 400.000, reales. Producto de los sobornos que también se habían repartido a otros presidentes", dijo Figueredo. Consultado sobre si Bauzá se negó a cobrar ese dinero, Figueredo respondió: "No señora. Él lo aceptó. Eso fue a mediados de junio de 2013".

Figueredo relató que ese dinero llegó a Uruguay por medio de una casa cambiaria.

Según el exjerarca de la FIFA, Bauzá fue a su casa y recibió el dinero. "Bauzá sabía que venía ese dinero. Lo sabía como todos los presidentes (de asociaciones de fútbol de América Latina)", dijo Figueredo, relataron fuentes del caso.

Figueredo sostuvo que Bauzá llegó solo a su casa. "Yo se lo entregué en efectivo. Bauzá me dijo que pensaba invertirlo en una casa en Punta del Diablo. Esa fue la conversación con Bauzá. Quiero agregar que le traje muchas veces los sueldos que él percibía mensualmente y esto lo tengo registrado", advirtió Figueredo en el juzgado.

Consultado sobre si la Conmebol depositaba los sueldos que recibía Bauzá, Figueredo respondió que la AUF "no tenía nada que ver acá. O los cobraba él en Paraguay o se los traía yo".

La jueza De los Santos insistió sobre el supuesto dinero cobrado por Bauzá de Full Play y preguntó con qué diferencias de días éste cobró los dos pagos de US$ 200.000. "No lo recuerdo. Pero habrá sido en un par de meses a lo sumo. Una fue en junio de 2013, la otra no recuerdo si fue antes o después", dijo Figueredo.

Consultado sobre si Bauzá tuvo alguna participación personal con el entramado de negocios liderados por Full Play, Figueredo respondió en forma tajante: "Ninguna. No se hacían reuniones. Era todo personalmente. Los sponsors eran muy hábiles y ellos hablaron con unos y con otros. Hablaron con Bauzá y yo no intervine en ese momento. Y él me dijo que no quería que se supiera y aceptó mi intermediación".

Preguntado Bauzá sobre las acusaciones realizadas por Figueredo en la sede penal, respondió ayer a El País: "Por supuesto que niego totalmente esas imputaciones. Me extraña que eso siga. Pensé que el caso estaba cerrado".

En su larga declaración, Figueredo se refirió a estudios contables y jurídicos a través de los cuales pagaba los impuestos de sus propiedades. También declaró sobre los negocios inmobiliarios que mantuvo con el empresario de la construcción, Daniel Weiss.

La jueza De los Santos le concedió a Figueredo un plazo de 10 días para que presente un detalle de las sumas de dinero que entregó a Weiss por cualquier concepto. También se le dio un plazo de cinco días para que entregue la lista de acciones de las sociedades anónimas de su propiedad (Gilson Oversea, Remstar, Jalisco, Bruniter, Corfield, Haley Equities, Sumetar) y los compromisos de compraventa de cuatro unidades del Hotel Hyatt de Montevideo.

Figueredo expresó que compró sociedades panameñas al estudio de Juan Pedro Damiani y que cada vez que trabajaron lo hicieron de forma honoraria. El estudio Damiani ya fue citado por la Justicia para informar sobre esas sociedades.

Figueredo incluyó en su declaración a varias casas cambiarias y bancos de plaza que manejaban cifras millonarias depositadas por sponsors de la Conmebol.

"Figueredo era alguien público".

En diciembre de 2015, el exvicepresidente de la FIFA, Eugenio Figueredo, fue procesado por la jueza Adriana de los Santos y el entonces fiscal Juan Gómez por un delito continuado de estafa en reiteración real. En su declaración, Figueredo acusó al estudio Weiss de canalizar su dinero en inversiones inmobiliarias. En ese momento, El País consultó al respecto a Ricardo Weiss, cofundador del estudio Weiss Sztryk Weiss, quien dijo: "Hace 45 años que trabajamos y tenemos una trayectoria limpia, no somos cómplices de nada. Trabajamos con total honestidad y no colaboramos con cosas que no son las adecuadas. Nos vamos a defender porque actuamos con absoluta buena fe sin estar al margen de la ley. Eugenio Figueredo es una persona pública, que está vinculada hace más de 20 años cuando teníamos Atijas Weiss, y no es una persona que apareció como paracaidista".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados