Varios clubes de fútbol se identifican con un lugar pero han sufrido mudanzas

La fiesta de todos los barrios

Dirigentes de los clubes chicos del fútbol uruguayo, sus hinchas y cronistas deportivos suelen ponerse a favor de la llamada "fiesta del barrio", de la defensa de las localías cuando los partidos se disputan frente a los grandes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La cancha de Rampla en su nuevo barrio, el Cerro, después de haberse fundado en el Puerto.

La recompensa para quienes apoyan a las instituciones menores es lógica y se relaciona con los últimos afincamientos de canchas y sedes sociales. Pero sucede que desde sus fundaciones muchas instituciones emigraron por voluntad propia o bien obligadas ante la "piqueta fatal del progreso".

Rampla Juniors se fundó el 7 de enero del año 1914 y al conmemorarse su centenario, en un homenaje realizado en el Parlamento, quedó resumido su periplo por los barrios. Nació en la Aduana, vinculado al Puerto de Montevideo. Su nombre se debe justamente a una calle contigua a éste, que hoy se halla dentro de las instalaciones portuarias, hacia el muelle B inaugurado en la primera década del siglo XX. Se la llamaba Rampla aunque también fue conocida como La Marseillaise, designación dada en honor a un buque de guerra francés.

El club de la bahía registró una primera mudanza a la Aguada y en 1919 llegó al Cerro donde se estableció para convertirse ya en 1921 en la institución deportiva más pujante de la zona, cuando existían tres frigoríficos en donde trabajaban miles de personas, la mayoría inmigrantes europeos allí radicados. Desde 1913, la Villa del Cerro estaba incorporada como un barrio más de Montevideo y diez años después Rampla Juniors inauguró el pintoresco Parque Nelson.

River Plate también surgió en la Aduana y copó la Ciudad Vieja. La fundación data de 1932 y solo los antecedentes darían para escribir un libro. Primero, a fines del siglo XIX surgió el equipo Cagancha con jóvenes del Guruyú y Capurro. Después se lo rebautizó London. Al fundarse la "Uruguay Association Football League", el 23 de septiembre de 1900, apareció recién el nombre River Plate, cuadro de canillitas y estivadores que en 1905 cambió la camiseta negra por la roja y blanca a rayas verticales.

River nación en la Aduana pero se radicó en el Prado.
River nación en la Aduana pero se radicó en el Prado.

Esos nuevos colores representaron el homenaje a los muertos en la guerra civil de 1904. River llegó a primera división y sumaba simpatizantes más allá de las barriadas de Guruyú y Capurro. Lo seguía gente de Las Bóvedas, la Dársena y hasta del Barrio Sur.

Sin embargo, a pesar de haber campeonado en 1908, 1910, 1913 y 1914 el club desapareció, originando otros dos, el Capurro y el Olimpia, que llevaron sus colores y terminaron fusionándose para concebir a un nuevo River Plate, que terminaría arraigado en el Prado, en su estadio Saroldi, denominado Olimpia Park en 1926.

Los nombres ingleses predominaban por ser ellos quienes impusieron el juego y también por el deseo de algunos criollos de congraciarse en la Liga.

En 1908, la admiración hacia los británicos impulsó a que un equipo de alumnos de los Padres Capuchinos del barrio Nuevo París se llamara Liverpool, por el más importante puerto carbonero de Inglaterra, desde donde zarpaba la mayoría de los barcos que operaban en Montevideo.

El 15 de febrero de 1915, en la trastienda del almacén de los Chinchurreta, ubicado en el cruce de Agraciada y Pilar Costa, se dispuso formalmente la fundación de Liverpool Fútbol Club. Su sede está desde 1975 en la avenida Agraciada, Paso Molino; su estadio (que antes perteneció a Wanderers) en pleno barrio Belvedere, en la calle Julián Laguna, y su concentración en Lomas de Zamora, desde 1970.

El mencionado Wanderers, pergeñado en el barrio Atahualpa, tuvo su primer campo en un predio en Millán y Vilardebó, allí jugó hasta 1909. Después usó el estadio de Belvedere hasta 1933, cuando se trasladó a un terreno de la avenida Buschental cedido por la Intendencia de Montevideo, en el Prado, en donde construyó el Parque Alfredo Víctor Viera. Fundado el día 15 de agosto de 1902, debe su nombre, según una de las versiones históricas, al Wolverhampton Wanderers, equipo campeón de la Copa de Inglaterra de 1893.

De norte a sur.

Racing, creado el 6 de abril de 1919, y antes llamado Yuyito, y después Guaycurú (por una calle de su primer barrio), es el referente de Sayago pero sus orígenes estuvieron en la zona de San Martín, en el Reducto. Fue en 1940 que consiguió tierras en Sayago (antes pertenecientes a la Facultad de Agronomía) para establecer el Parque Osvaldo Roberto, en donde se mantiene.

El Tanque se fundó el 17 de marzo de 1955 en la intersección de las céntricas calles montevideanas Cerro Largo y Yaguarón, frente a un gran depósito de nafta que le dio nombre. Tiene sede en Montevideo y un estadio en padrón municipal en Carrasco Norte, en la calle Santa Mónica, pero desde 2012 actúa de local en la ciudad de Florida. En 1972 se había fusionado con Sportivo Italiano lo que duró dos años. El 15 de diciembre de 1981 lo hizo con el club de básquetbol y hockey Sisley de la calle Miguelete, en La Comercial, fundado el 16 de abril de 1941.

Un cuadro que debió dejar sus raíces cuando se proyectó la construcción de la avenida José Pedro Varela fue Villa Española. Vio la luz el 18 de agosto de 1940 como un club de boxeo que entre otros campeones formó a Alfredo Evangelista, quien logró títulos de los pesados en España y llegó a combatir con Cassius Clay por el título mundial. En 1950 se generó el área del fútbol con un club llamado Centenario Juniors, que dos años después adoptó también el nombre de Villa Española, barrio poblado principalmente por gallegos.

Hoy tiene su estadio Obdulio Varela (en tributo al capitán del maracanazo que construyó su modesta casa en el barrio Villa Española), en la zona del Parque Guaraní, cerca de Veracierto e Idelfonso García, en donde predominan los simpatizantes de Danubio, por su proximidad con la Curva de Maroñas.

Antes de que se fundara este último club, por Maroñas disputó partidos el Central del barrio Palermo, fundado el 5 de enero de 1905, luego de la fusión del Soriano y el Solís consagrada en una plazoleta frente al cementerio que le dio su nombre al club.

Antes de sentirse locatario en el Parque Fraternidad que se ubicaba entre las actuales calles Garibaldi, Albo y la Avenida 8 de octubre, (y fue conocido desde 1926 como La Buena Estrella, por la fábrica de productos de limpieza del barrio Palermo, en donde luego funcionó la empresa Stauch), Central había comenzado a jugar en las canchas de Punta Carretas, linderas con la ex penitenciaría de la calle Ellauri inaugurada en 1910. También lo hizo en el Parque Rodó, en un terreno próximo a la Facultad de Ingeniería inaugurada en 1945. Y desde el 31 de octubre de 1937 en su propio estadio del Parque Batlle, frente al Centenario.

Central tiene su centro de entrenamiento de juveniles en Piedras Blancas y hace años que vendió su sede de la calle Maldonado 1478.

Un histórico que nació en el corazón de Punta Carretas pero partió un día hacia el Parque Rodó es Defensor. Se fundó el 15 de marzo de 1913 y su nombre provendría de otro equipo formado en 1906 por trabajadores de la fábrica de vidrio de Punta Carretas, llamado "Defensores de la Huelga". El 15 de marzo de 1989 se fusionó con el club de básquetbol Sporting.

Entre varios más que han sumado barrios, aparece Rentistas, fundado el 26 de marzo de 1933. Su sede está en el Cerrito aunque también se identifica con Pérez Castellano y El Porvenir. Y tiene el complejo en el barrio Manga.

Desde el Puerto hasta el cerro de Montevideo

No pocos clubes del fútbol uruguayo han desfilado por distintas zonas de la ciudad entre los tiempos del amateurismo y los de la era profesional. Pero aún dentro de esta última también se han verificado mudanzas de sedes y canchas o creación de complejos de entrenamiento y concentraciones fuera de los parajes de origen. En la foto de esta página se ve el estadio de Rampla Juniors construido frente a la bahía de Montevideo, en el barrio Cerro, si bien el club se fundó cerca del Puerto, en la Ciudad Vieja, al igual que el viejo y el nuevo River Plate.

Vaivenes en un mercado chico.

Los triunfos mundiales de 1924, 28 y 30 entusiasmaron más a los jóvenes que formaban clubes de fútbol por todos los barrios de Montevideo. Pero antes y después de tal fervor no todos obtuvieron su cancha propia o pudieron mantenerse en el barrio o lograron la permanencia sin interrupciones. En Palermo desapareció por ejemplo Mar de Fondo, fundado el 25 de Agosto de 1934, y que pasaó a ocupar una sede en la Unión mientras compite en forma amateur. En el Prado Bella Vista hace esfuerzos por retornar. Otros surgen, como El Torque de Casabó.

Los trico y los peña también han paseado por calles de Montevideo.

Hacia la noche del domingo 14 de mayo de 1899, en una casa céntrica, en la calle Soriano 922, se fundó Nacional, cuando socios y jugadores del Montevideo Football Club (creado en un café próximo al Monumento al Gaucho por estudiantes del nivel preuniversitario) se reunieron con adeptos al Uruguay Athletic Club de la zona de la Unión, que en realidad disputaba sus partidos en canchas de Punta Carretas.

Eligieron los colores de la bandera artiguista para convertirse en el primer equipo criollo de América: camiseta roja, cambiada en 1902 por la tradicional alba.

Hoy Nacional continúa ampliando en el barrio La Blanqueada su estadio, en un predio en donde antaño se planeó hacer un gran parque urbano y por 1900 era ocupado por una cancha del club Deutscher (con entrada por Jaime Cibils) y otra para marinos ingleses que llegaban al puerto (con entrada por 8 de Octubre, espacio en donde hacia 1952 se erigió la sede tricolor).

La empresa teutona de tranvías La Transatlántica terminó por cederle a Nacional tierras linderas a lo que fue la Quinta de la Paraguaya, en donde 87 años antes el prócer Artigas dictó sus famosas Instrucciones, aunque otras fuentes históricas señalan que ella estaba más bien en la actual terminal de ómnibus de Tres Cruces, como lo detalla Andrés Reyes en su libro sobre el club que tiene su concentración Los Céspedes, en el barrio Manga.

Peñarol, que nació en una villa ferrocarrilera, también sufrió mudanzas. El 6 de noviembre inauguró su cancha de Pocitos, por las calles Charrúa y Coronel Alegre, en donde se convirtió el primer gol de los mundiales. Los aurinegros después se asentaron en el barrio Sur, inauguraron el gran palacio Gastón Guelfi en 1955. Allí en septiembre de 2009, se reinauguró el museo del club.

En el barrio Las Acacias, en la calle Pozzolo, tiene el Estadio José Pedro Damiani, con capacidad para 12.000 personas pero no habilitado por la Intentendecia de Montevideo para encuentros profesionales.

Por su parte, la concentración se ubica en el complejo "Washington Cataldi", más conocido como "Los Aromos", situado en el kilómetro 23.300 de Camino Maldonado, Barros Blancos. Y pronto el club inaugurará su estadio FIFA en ruta 102, Canelones.

ARRAIGADOS Y VIAJEROS.

La franja danubiana.

Uno de los equipos que menos traslados sobrellevó por la ciudad es Danubio. Nació como un cuadrito de purretes en la plaza de la Unión y se mantuvo como referente de todos los barrios "Maroñas": la Curva, la Flor, el Hipódromo. El nombre de un río europeo fue sugerido por la madre de los famosos hermanos Lazaroff, que era de origen búlgaro. La fecha de fundación del club es el 1 de marzo de 1932.

El Cerro y el Ave Fénix

Otros clubes con pertenencia inamovible a sus barrios de origen son el Cerro actual (porque hubo otros), que surgió una vez producido el cisma del fútbol local, como afiliado a la Federación Uruguaya de Football en 1922. Lo mismo se da con Fénix, fundado el 7 de julio de 1916, en una esquina de Capurro, como forma de hacer resurgir de sus cenizas al Guaraní disuelto en 1913.

De Miramar a Misiones.

Dos jóvenes que vivían en Pocitos e iban a trabajar caminando hasta la calle Misiones en la Ciudad Vieja decidieron un día que ése era buen nombre para un club. El 26 de Marzo de 1906 lo fundaron. En 1980 estaba en agonía aunque tenía su propia cancha en el Parque Batlle. Eso permitió la fusión con Miramar, fundado el 17 de octubre de 1915. Tal nombre era el de un barrio creado por Piria en 1902, absorbido por Villa Dolores.

Benjamín en el Prado.

El benjamín de la Primera División del fútbol uruguayo no tiene cancha y eligió la de Bella Vista en el Prado para ser local. Integrantes del desaparecido Sacachispas fundaron Villa Teresa en 1941, en Nuevo París. Por esos tiempos existían solares que se encontraban loteados, y por todos lados aparecían las banderas a cuadros rojos y blancos que le dieron los colores a su camiseta. El nombre se debió a una casaquinta que existía en el lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados