La arquitectura es el tema de este año y convocará a miles en todo el país

La fiesta del compás y la regla

El Día del Patrimonio está dedicado temáticamente a la arquitectura, lo cual permitirá redescubrir en todo Uruguay obras de diversa escala, pertenecientes a épocas y estilos también variados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caja Nacional de Obreros en Piedras y Zabala. Obra de 1920. Demolida.

La elección no fue casual. El próximo 27 de noviembre, la Facultad de Arquitectura celebra cien años, desde que se independizara de la antigua Facultad de Matemáticas. Y otro centenario se había cumplido en 2014, el de la Sociedad de Arquitectos de Uruguay.

En materia de más fechas o sucesos vinculados a lo histórico que se tuvieron en cuenta, tampoco es menor que en julio pasado el Paisaje Industrial de Fray Bentos ingresara a la lista de reliquias universales de la Unesco, y que se cumplan en 2015 los veinte años del nombramiento de Colonia del Sacramento en la misma categoría de Patrimonio Mundial, debido a su conformación física y paisajística.

Como señala el director de la Comisión de Patrimonio, el arquitecto Nelson Inda, "la visión patrimonial hasta el siglo pasado se apoyaba en el valor de la pieza singular y única, la arquitectura pura, por sí".

Pero hoy es posible detectar, sea con una mirada profunda o cotidiana, que existen "nuevos valores de dimensión cultural en el legado de las generaciones precedentes".

Considerando ambas concepciones del patrimonio, para empezar por Montevideo, tanto la arquitectura individual, el edificio emblemático, o los barrios icónicos por su pasado industrial o su presente multifuncional, desde Peñarol hasta la Ciudad Vieja, contienen múltiples propuestas al momento de celebrar este fin de semana.

Y esto es así pese a que, sobre todo en el casco histórico, muchas obras de importancia resultaron demolidas para dar paso a construcciones pobres en valores estéticos.

Esas despariciones se dieron desde 1979 y durante años de una dictadura que le quitó la protección o tutela a monumentos históricos o fincas de gran valor testimonial, como se encargó de reiterarlo el arquitecto, ex intendente y actual edil Mariano Arana.

Paradojalmente, esa imposibilidad de apreciar edificios como el de la foto incluida en esta página (Caja Nacional de Obreros y Empleados Civiles, obra de 1920 que estaba en Piedras y Zabala), puede contribuir para revalorar lo que está de pie.

Por su ubicación en la geografía y la historia del Uruguay, la Ciudad Vieja será para muchos el punto de partida de tours colectivos o particulares. Allí se encuentran algunas construcciones de alto interés como el Cabildo, Las Bóvedas de la rambla portuaria, la Casona Mauá (Juan Carlos Gómez 1530), el Café Brasilero (abierto solo el sábado), el Espacio Cultural al Pie de la Muralla (que desde hace años organiza visitas a los restos de las antiguas fortificaciones), el Teatro Solís, la Junta Departamental (25 de Mayo y Juan Carlos Gómez), el Museo de las Migraciones (Bartolomé Mitre y Piedras) o el Museo Casa de Gobierno en la Plaza Independencia (abierto solo el sábado).

Exhibiciones.

A pasos de la Ciudadela, el Palacio Salvo presentará una novedad: una muestra sobre el arquitecto que lo soñó con tal particular figura: el italiano Mario Palanti.

La exposición quedará inaugurada hoy, a las 19:00 horas; presenta a la familia Palanti, conformada por artistas italianos que, a lo largo de 120 años, desplegaron su talento en la pintura, el dibujo, la escenografía, el diseño industrial, la fotografía y la arquitectura. Este evento coincide con la presentación del libro "Los Palanti. Su trayectoria en Italia, Argentina, Uruguay y Brasil".

En toda la ciudad y el interior, las propuestas de los museos es difícil de sintetizar en una nota. No obstante hay recomendaciones ineludibles de sitios que no tienen un acervo conectado con la arquitectura y sin embargo adhieren con agendas especiales.

Por ejemplo el MAPI (25 de Mayo 279), que abrirá el sábado de 10:30 a 18:00 y el domingo de 12:00 a 18:00 y ofrecerá una acción innovadora de museografía transmedia sobre la arquitectura del edificio, de la ciudad de Montevideo y del Uruguay.

También hace una invitación a ser protagonista fotografiando la construcción, Monumento Histórico Nacional erigido por Emilio Reus en 1888.

Podrá verse material específico sobre la singular historia del edificio e interactuar con la aplicación creada para el pabellón de Uruguay en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2014, "La Aldea Feliz", en donde se descubrirá los distintos episodios de la modernización del país.

Una proyección 3D estereoscópica mostrará el futuro de las "ciudades inteligentes".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)