LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Feo olor

El drama por el que atraviesa Venezuela ha venido a mostrar a los uruguayos, más allá de cualquier duda, la verdadera esencia del gobierno que nos gobierna y de buena parte de la dirigencia política que lo sustenta, así como de la falta de talante democrático de la cúpula del movimiento sindical.

¿Deberíamos los uruguayos preocuparnos tanto de Venezuela cuando tenemos, en casa, tantos problemas sin resolver? Seguramente no. Pero, ¿hay algo que nos permita comprender tanto a quienes nos gobiernan como a la forma en que reaccionan ante una dictadura que persigue y encarcela opositores, que disuelve un Parlamento democráticamente electo y que tortura sin piedad a quienes se atreven a manifestar en su contra?

¿Por qué a nuestro gobierno, al Frente Amplio y al movimiento sindical le cuesta tanto condenar enérgicamente el totalitarismo que impera en Venezuela? ¿Por qué Uruguay, como Estado, fue el último del Mercosur en admitir lo que el mundo entero ya había aceptado? ¿Y por qué, cuando finalmente lo aceptó, salió rápidamente a aclarar que había condenado la dictadura venezolana por temor a las represalias comerciales que los socios del Mercosur pudieran tomar contra Uruguay? ¿Cuándo dejamos de actuar por convicciones y principios, y empezamos a reaccionar por miedo?

¿Y qué es lo que nos une tanto a la revolución bolivariana? ¿La ideología? ¿Las convicciones? ¿De verdad cree el presidente y el Frente Amplio que en Venezuela gobierna el socialismo? ¿Ese es el socialismo que quieren para Uruguay? ¿Quiénes quieren eso? ¿Todos? ¿Sólo los comunistas, los mujiquistas, la 711 de Sendic, Constanza Moreira y algunos grupos menores? Y en todo caso, ¿son ellos los que mandan dentro del Frente Amplio? ¿Y el resto? ¿Por qué no alza la voz? ¿Ya no condenan la represión, la tortura y el terrorismo de Estado?

¿O es que, más que la ideología, pesan los favores recibidos? ¿Pesan tanto como para defender lo indefendible y renunciar a los principios? ¿Vale lo suficiente como para que el gobierno, el Frente Amplio y el Pit-Cnt sostengan de manera vergonzante a un régimen que ha destrozado las instituciones y hambreado a un pueblo al que reprime de manera cruel?

¿O es que hay más deudas y agradecimientos que desconocemos, y con los que el chavismo ha comprado apoyos y silencios? ¿De qué se trata? ¿A quiénes ha beneficiado? ¿Qué negocios se han realizado al amparo de la "afinidad ideológica"? ¿Cuántos petrodólares puso el chavismo para comprar conciencias de luchadores por la libertad que hoy miran convenientemente para otro lado?

La Justicia, ¿va a actuar de una vez en la denuncia que la oposición presentó por los oscuros negocios con Venezuela? ¿Lo va a hacer? ¿Habrá magistrados en el Uruguay que se animarán a llegar hasta el hueso? ¿O vamos a seguir como hasta ahora, sospechando de muchos y repitiendo rumores, sin que los que deben buscar la verdad hagan su trabajo?

Fiscales y jueces, ¿van a hacer lo que deben hacer? ¿O habrá que esperar a que caiga la dictadura de Maduro para que, desde Venezuela, nos digan qué es lo que ha explicado tanta complacencia y tolerancia con un régimen tan abyecto?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)